MIAMI.- La mujer china que a finales de marzo intentó ingresar al club Mar-a-Lago de Palm Beach, propiedad del presidente Donald Trump, con varios dispositivos electrónicos, afirma que pagó a un hombre de negocios chino por asistir a un evento con la hermana del mandatario, dijo este lunes su abogado.

Las autoridades estadounidenses le revocaron este lunes la visa de turista a Yujing Zhang, de 32 años, que está arrestada desde el 30 de marzo y además el juez ante el que compareció en West Palm Beach (sur de Florida) decidió que siga encarcelada por ahora.

Te puede interesar

Yujing Zhang compareció hoy ante el juez William Matthewman, que debe determinar si le concede o no la libertad bajo fianza, pero este postergó su decisión hasta una audiencia fijada para el 15 de abril, informó el canal local de la cadena CBS.

La mujer está acusada de hacer declaraciones falsas a las autoridades federales y de entrar sin permiso a un área restringida.

De acuerdo con medios de Palm Beach, su defensor de oficio, Robert Adler, dijo hoy ante la corte que Yujing Zhang alega que le pagó a un empresario chino llamado Charles Li la suma de 20.000 dólares por asistir a un evento llamado "Safari Night" en el que supuestamente Elizabeth Trump-Grau, la hermana del presidente, iba a ser homenajeada.

Sin embargo, el fiscal Rolando García señaló que es una mentirosa patológica que "mintió a todo el que se encontró a su paso".

La gala "Safari Night" fue cancelada por sus organizadores, la ONG Young Adventurers, precisamente porque una empresaria china relacionada con un local donde estalló un escándalo de prostitución había hecho creer que era ella quien la manejaba, dice el diario digital My Palm Beach Post.

Yujing Zhang llegó a Estados Unidos el 28 de marzo pasado en un vuelo desde Shanghai hasta Newark y el 30 de marzo fue el día en que protagonizó el incidente en Mar-a-Lago que llevó a su detención.

Los fiscales dijeron en la audiencia de hoy que en la habitación de hotel de la detenida los investigadores hallaron múltiples dispositivos electrónicos, además de varias tarjetas de crédito a su nombre y unos 7.500 dólares en efectivo y otra suma en la divisa china.

Entre lo hallado había un artefacto capaz de detectar cámaras ocultas, otro teléfono celular -tenía cuatro consigo cuando estuvo en Mar-a-Lago-, nueve memorias USB y cinco tarjetas SIM.

En su visita al club privado de Trump, que estaba ese día allí, llevaba un laptop, un disco duro externo, cuatro celulares, una memoria USB infectada con "malware" (programa maligno) y dos pasaportes chinos.

Los fiscales dijeron hoy que cuando un agente trató de decodificar el malware que contenía la USB incautada a la mujer debió abortar la operación para evitar que "corrompiera" más el dispositivo.

Respecto a lo ocurrido en Mar-a-Lago, según se dijo en el tribunal, cuando Yujing Zhang llegó le dijo a un agente especial de seguridad que quería visitar la piscina en el club de playa.

El agente consultó con un encargado de la administración del club y como su nombre coincidía con el de un socio, se le permitió el ingreso en la creencia de que era su hija, por lo que un carrito de golf la llevó a la zona principal de recepción, según CBS.

Allí dijo que iba a asistir a una reunión de una asociación chino-estadounidense y luego que iba a un evento de amistad de las Naciones Unidas, pero no había nada parecido programado para ese día en Mar-a-Lago, el club que Trump define como la "Casa Blanca de invierno".

Después dijo que un amigo chino al que identificó como "Charles" la había encomendado hablar con los miembros de la familia del presidente Trump sobre las relaciones económicas entre China y los Estados Unidos.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la catedral de Notre Dame podrá ser recuperada en cinco años, tal como dijo el presidente de Francia?

Las Más Leídas