MIAMI.- Hannah Roemhild, una mujer de Connecticut que enfrenta cargos estatales y federales por entrar ilegalmente al área de seguridad de Mar-a-Lago, propiedad del presidente Donald Trump en Palm Beach, logró llegar al área de recogida de pasajeros del aeropuerto de West Palm Beach y recoger a su madre, antes de conducir a un hotel cercano donde fue detenida.

Según confirmaron las autoridades este martes, la mujer protagonizó una persecución y provocó un tiroteo del viernes el 31 de enero en las inmediaciones de Mar-a-Lago y, de alguna manera, pudo conducir hasta el Aeropuerto Internacional de Palm Beach (PBIA) para recoger a su madre.

Te puede interesar

Cómo y cuándo la madre de Hannah Roemhild terminó en su Jeep rentado, es un misterio.

Resulta que las autoridades encontraron a la madre de la fugitiva en el asiento delantero cuando un agente de la Patrulla de Carreteras de Florida (FHP, por sus siglas en inglés) abordó a Roemhild en el hotel Studio 6 West Palm Beach cerca del PBIA tras su huida bajo las balas.

Todo esto sucedió alrededor de las 12:15 p.m., solo 45 minutos después de que comenzara la persecución, dijo este martes la FHP.

Las autoridades no han podido explicar cuánto tiempo estuvo la madre de la conductora en el aeropuerto.

Tampoco han dicho cómo un vehículo acribillado a balazos y con la ventanilla del lado del conductor totalmente abollada no llamó la atención en el área de recogida del terminal aéreo.

Roemhild enfrenta cargos estatales de asalto con arma mortal a un agente de la ley y por huir y resistirse a un oficial.

Según The Palm Beach Post, Roemhild está detenida en la cárcel del condado de Palm Beach y se espera que también enfrente cargos federales.

También este martes la Oficina del Sheriff del Condado Palm Beach, PBSO por sus siglas en inglés, proporcionó los nombres completos de los agentes involucrados en el incidente del viernes 31 de enero en la propiedad del presidente Trump en Palm Beach.

Ellos son el teniente John Paul "JP" Harvey, de 44 años, y el agente Christopher Farron, de 52 años, ambos en servicio desde 2006. Los dos dispararon contra Roemhild cuando ella les atacó, sostuvo PBSO.

Las autoridades dijeron que Harvey y Farron están de licencia administrativa con sueldo, una medida rutinaria después de incidentes en los que los oficiales disparan sus armas.

Por su parte, los otros dos agentes presentes en la barricada de Mar-a-Lago fueron el detective Robert Rohman, de 35 años, y el oficial de la patrulla de caminos, José Carreiro, de 43, ambos contratados en 2005. Los dos están en servicio regular, según sostuvo PBSO.

PBSO se ha mostrado cauto antes de elogiar o disciplinar a los cuatro agentes.

El abogado de Roemhild sostuvo que la soprano de ópera, de 30 años, de Connecticut, tiene un historial de problemas de salud mental e informó que su defendida había dejado de tomar sus medicamentos el viernes por la mañana, cuando un oficial de la Patrulla de Carreteras de Florida la vio bailar sobre el capó del auto de alquiler.

Los informes dicen que ella se metió dentro del vehículo y salió huyendo, perseguida por el oficial hacia los dos puntos de control de seguridad, cerca de Mar-a-Lago, ubicados unas 2 millas y media al sur de la propiedad del Presidente.

Cuando la soprano traspasó el área de seguridad, los oficiales Harvey y Farron y un agente del Servicio Secreto de EEUU dispararon contra su vehículo. Pero nadie resultó herido.

Ni PBSO, ni el Servicio Secreto han desvelado quién era el agente federal presente en el tiroteo. PBSO citó una exención de registros públicos para oficiales encubiertos.

Roemhild supuestamente habría disparado desde el puente Southern Boulevard y fue rastreada hasta el hotel Studio 6.

Roemhild estaba en la ciudad solo por vacaciones, dijo PBSO. Sin embargo, la soprano había publicado en su página de Instagram una actuación en algún lugar del condado de Palm Beach el 28 de enero.

El caso de Roemhild ha sido trasladado a un tribunal de salud mental. Una audiencia está programada para el viernes 7 de febrero.

En la mayoría de los tiroteos donde participan agentes del PBSO son investigados por el Departamento de Policía de Florida. Pero en este caso será investigado por la propia oficina, ya que nadie resultó herido.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opina sobre las costosas licencias operacionales ilegales que fueron otorgadas en la ciudad de Hialeah?

Buscaban suplantar la ausencia temporal de los permisos suspendidos por el Condado Miami-Dade
Constituyen una ilegalidad que debe ser investigada hasta las últimas consecuencias
ver resultados

Las Más Leídas