MIAMI.- La pequeña municipalidad Village of Bal Harbour, situada al norte de Miami, acaba de presentar una declaración definitoria sobre el término antisemitismo, que es única en el país por su naturaleza.

“Somos los primeros en conformar una ordenanza acorde a la definición de antisemitismo que emitió el Departamento de Estado hace siete años”, señaló el alcalde Gabriel Groisman tras la adopción del documento que fue aprobado por el cuerpo legislativo municipal.

De esta manera, la proclamación del pequeño municipio floridano de unos 3.100 habitantes, pero muy conocido internacionalmente por sus exquisitas tiendas de ropa y confort urbano, acoge la definición oficial de crímenes de odio contra los judíos “para facilitar las labores de protección e investigación del cuerpo policíaco y exhortar a otras localidades y el estado de la Florida a establecer una declaración similar.

Entre los ejemplos de antisemitismo resaltan las llamadas a realizar atentados contra judíos por su condición religiosa, realizar actos de vandalismo contra edificaciones que representen su culto y negar la existencia histórica del holocausto que sufrieron durante la Segunda Guerra Mundial.

“Esta ordenanza protege a nuestros residentes, al darles a nuestros oficiales de la Policía una definición clara de los que significan los actos de antisemitismo, lo que ayuda a su vez a determinar la intención de las personas que participan en actividades ilegales, como asalto o vandalismo”, precisó el alcalde. La medida tiene lugar tras el aumento de actos de odio contra los judíos en la Florida, como el caso reciente de un hombre que vociferó acusaciones y amenazas contra los judíos, enfrente de una sinagoga en la barriada de Surfside, el día de Acción de Gracias. La medida de la municipalidad Village of Bal Harbour fue apoyada por la representación de la asociación Zionist Organization of America en la Florida, que promueve las relaciones entre los Estados Unidos e Israel.

“Lo mejor de esto que puede servir para crear ordenanzas similares en otras municipalidades del país y adoptar así un rol proactivo”, declaró Sharona Whisler, directora ejecutiva de la representación de la organización en la Florida.

De hecho, el antisemitismo está definido por la ley federal como crimen de odio y sanciona al imputado con severas penas que van desde multas hasta 10 años de prisión.

Si el hecho incluye secuestro o muerte, el individuo podría ser condenado a cadena perpetua e incluso pena de muerte.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas