En los primeros días del mes de julio la ciudad de Miami, el National Trust for Historic Preservation (Fondo Nacional de Preservación)  la empresa Heineken y el sitio web Indiegogo, lanzarán una campaña que tiene una misión común: financiar la restauración del Marine Stadium, esa joya arquitectónica incrustada en Virgina Key.

Te puede interesar

Se trata de una modalidad llamada “crowdfunding”, que usa la tecnología para lograr que la comunidad participe, a través de donaciones en efectivo, en un proyecto específico. En este caso se trata de lanzarle un salvavidas al Marine Stadium.  Por medio del web site Indiegogo y de la publicidad, relaciones públicas y mercadeo de Heineken, se busca incentivar la participación de la comunidad para que, con cualquier aporte, pueda arrancar este proyecto.

En una primera etapa, según lo contó Raúl Esquer, gerente de marca de Heineken, en conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS, se busca recoger 100.000 dólares que costaría remover las sillas del estadio. “Esa es  la meta inicial. De ahí podemos ver la respuesta de la gente, pero esperamos tener excelente resultados. Si se sobrepasa la meta ya veremos qué otros proyectos se pueden apoyar con estos recursos. Pero esas serán decisiones que tomen el National Trust y la ciudad. Heineken no se meterá con esos recursos”.

El pasado  jueves la comisión de la ciudad de Miami resolvió aplazar, hasta el próximo 23 de junio, el debate sobre una resolución que busca autorizar al administrador de la ciudad para que acepte donaciones relacionadas con la campaña de recolección de fondos (“crowdfunding”).

La renovación

Para resucitar el estadio se requieren cerca de 40 millones de dólares. Uno de los patrocinadores de la resolución en la comisión de la ciudad de Miami es el comisionado por el distrito 4, Frank Suárez.

Según él “para llegar a esa cifra se requiere un ingreso anual de más o menos  tres millones de dólares para llevarlos al mercado de bonos. La idea sería, por lo tanto, encontrar un fondo de ingresos para emitir bonos y, de esa manera, financiar la renovación del estadio”.

La exhibición de botes- que ya tuvo su bautizo de fuego el pasado mes de febrero en Virginia Key- dejo 1.2 millones de dólares. Pero su continuidad está en suspenso porque hay de por medio una demanda, por parte de la ciudad de Key Biscayne, que busca impedir que tal evento se realice en los predios del Marine Stadium.

Esa sería una fuente de financiación, al igual que el desarrollo de los muelles de la ciudad de Miami y de Key Biscayne, una licitación que costaría 100 millones de dólares y, según Suárez, “el ganador de dicha licitación tendría que pagar impuestos, con los que se podría renovar el estadio, nos tendría que dar una parte de las ganancias y pagar un alquiler mínimo anual. Tener ahí una muy dinámica vía comercial, tan cerca al estadio, va a influir en la vida del mismo”, resaltó.

La meta

Heineken no busca, de todas maneras, desarrollar una campaña para que los residentes del Condado Miami-Dade, se encarguen de financiar su restauración.

La idea es dar un primer paso, entusiasmar a la gente, crear conciencia de la necesidad de salvar un lugar histórico, un símbolo de la arquitectura de toda una época.

De acuerdo con Esquer, “no esperamos que la gente haga sus donaciones y lleguemos  a los  40 millones necesarios para la restauración. La idea es empezar el movimiento, que la gente nos apoye, participe en la campaña y que muestre el interés por esa propiedad tan importante para Miami. Y a través de su interés y apoyo, la ciudad estará muy motivada para conseguir los fondos requeridos para renovar el estadio”.

De todas maneras, la ciudad de Miami ya aportó 4 millones de dólares, como una especie de cuota inicial, para el proyecto. “Heineken evaluará, en un futuro, cómo será su participación”.

Por ahora, la idea es empezar la recaudación de fondos entre julio y septiembre.  A mediados de ese mes, Heineken tiene programado un concierto para celebrar el cumplimiento de la primera etapa y abrir el camino para que la resurrección del Marine Stadium sea una realidad, en la que haya un equilibrio entre la explotación comercial del sitio, el respeto por un área de preservación ecológica y el desarrollo de grandes eventos como en los viejos tiempos del estadio. 

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.01%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.36%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.63%
60392 votos

Las Más Leídas