MIAMI.- Una ordenanza municipal en Miami, que prohíbe la música al aire libre en establecimientos adyacentes a zonas residenciales, de 10 pm a 8 am, que mayormente aplica a la popular Calle 8 en la ciudad, desató la polémica entre el autor de la medida y empresarios que expresaron malestar por el alcance de la nueva norma.

La propuesta del comisionado Joe Carollo recibió aprobación unánime en el órgano legislativo municipal, pero aún se encuentra en proceso de revisión legal en la oficina del Abogado de la Ciudad de Miami.

Te puede interesar

Según Carollo, “nuestros residentes tienen derecho a poder dormir tranquilos, pero hay una campaña de desinformación que quiere mostrar lo contrario de lo que estamos buscando con la ordenanza”.

Sin embargo, Alain García, presidente de GMA Valet Parking, que atendía el servicio de estacionamiento de vehículos para clientes del bar y restaurante Ball & Chain, en la Calle Ocho, cree que la disposición “tiene nombre propio” y la asocia con la controversia “de hace varios años” existente entre el comisionado Carollo y el dueño de ese negocio, Bill Fuller.

Ordenanza

La ordenanza 13941 de la Comisión de Miami fue votada favorablemente el pasado 19 de noviembre. No obstante, un grupo de personas alegó que no fueron escuchados y anunciaron acciones legales en contra de la normativa.

Entretanto, Carollo explicó a DIARIO LAS AMÉRICAS que la ordenanza no afecta la música dentro de los negocios. “Esto es para barras que tienen patios que colindan áreas residenciales, donde hay casas, dúplex o edificios pequeños”, señaló.

Citó como ejemplo de locales que no molestan el restaurante La Trova que, según dijo, “es uno de los mejores 10 restaurantes de Estados Unidos”, y El Santo, “que tiene toda su música adentro y no hay problema alguno”.

Una ordenanza anterior, acorde con el legislador municipal, prohibía que la música se pudiera oír a 100 pies o a mayor distancia, “pero algunos residentes llamaban a quejarse, y en vez de enviar policías activos llegaban policías fuera de servicio, que eran pagados por las barras, y nada pasaba”.

“Esta ordenanza busca parar esta clase de abuso”, apuntó.

No obstante, otros lugares de Miami, como Brickell, el distrito artístico de Wynwood y Coconut Grove, quedan exentos de la medida.

Al respecto, Carollo dilucidó que “se hicieron excepciones” en áreas que colindan “con edificios altos”.

Según el comisionado por el distrito 3 de Miami, existe una “campaña de desinformación” sobre la ordenanza, que sería supuestamente promovida “por el dueño de Ball & Chain”.

DIARIO LAS AMÉRICAS intentó conversar con Bill Fuller, copropietario de Ball & Chain, pero Influence Communications, agencia que atiende las relaciones públicas al empresario, informó que “él no está dando declaraciones”.

“Medida arbitraria”

Entretanto, para Alaín García, la ordenanza es una medida “arbitraria” y “dirigida para un cierto lugar y ese lugar se llama Ball & Chain”.

García dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que “este es el corazón de La Pequeña Habana, y Ball & Chain tiene un escenario en el patio, donde se presentan los mejores salseros, como Willy Chirino y Albita Rodríguez”.

A juicio del presidente de GMA Valet Parking, “esta ordenanza va a afectar a nuestros músicos de Miami” y a “personas decentes, que son abogados y dueños de compañías”, que visitan ese lugar.

Previo a la ordenanza, Ball & Chain fue cerrado el 22 de octubre luego de que la Ciudad de Miami revocó su permiso de operaciones por, según señala el documento emitido por el municipio, “problemas (inconsistencias) con la información proporcionada por Ball & Chain, relacionada con la seguridad contra incendios y el cumplimiento de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA)”.

“Esto ha sido una guerra campal porque Ball & Chain realizó un evento para el contrincante de Carollo, en las elecciones de 2017”, acotó García, el entonces aspirante que resultó perdedor, Alfie León.

García aseguró que la nueva disposición afecta a “cinco o seis familias”, que devengan su sustento del trabajo que realizan en las inmediaciones de la emblemática barra de Miami.

“Estoy de acuerdo”

Contrario a lo expresado por García, el propietario de CubaOcho, Roberto Ramos, afirmó que está de acuerdo con la ordenanza porque “primero debe estar la tranquilidad de la gente”.

Ramos, cuyo negocio se encuentra a solo 40 metros de Ball & Chain, y cuyo escenario y pista de baile no se encuentran en exteriores; sostuvo que “varios vecinos” de esa barra “han tenido que mudarse porque no soportaban la música hasta altas horas de la madrugada”.

Apuntilló que “nadie puede dormir” mientras “la música suena pegada a tu ventana”.

“Eso es como tener una orquesta sonando al lado tuyo”, indicó Ramos, al tiempo que dijo que la norma votada por los comisionados de Miami “no afecta mi negocio porque nosotros tenemos la música dentro del local y no en un patio”.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.98%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.4%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
50411 votos

Las Más Leídas