Embed

MIAMI.- El frío llegó al sur de la Florida, el termómetro sufrió un súbito descenso, pero el bajón en la temperatura no logró “enfriar del todo” los ánimos de los turistas que visitan por estos días de comienzo de año la playa y los lugares de mayor interés en la ciudad de Miami Beach.

Durante un recorrido realizado este jueves, DIARIO LAS AMÉRICAS pudo observar que aunque pocos optaban por ingresar al mar, debido al enfriamiento del agua, otro escaso número de visitantes intentaba realizar sobre la arena lo mismo que es común en otras épocas del año, con una gran diferencia: usando ropa de verano.

De tal suerte, en estos días de intenso frío en esta parte de los Estados Unidos las pocas personas que asisten al balneario de La Playa, pueden verse “forrados de ropa de invierno de arriba hasta abajo”, como si se dispusieran a enfrentar una fuerte nevada en cualquier zona del norte del pais.

Algunas de esas personas, por lo que este medio pudo apreciar, trataban de combatir el frío realizando ejercicios físicos como caminar o correr, al tiempo que otros grupos pequeños escuchaban música e incluso bailaban ritmos tropicales. Tampoco faltaron las personas que alimentaban a las aves del entorno que parecían "congeladas".

A raíz del clima, solo unos pocos cuerpos estaban descubiertos, como es frecuente en días de temperaturas que sobrepasan los 80 o incluso los 90 grados Fahrenheit. Así las cosas, las chaquetas y los abrigos reemplazaron a los minúsculos bikinis y otras prendas que se usan para disfrutar del sol, el mar y las olas.

miami beach
Imágenes de visitantes en ropa de invierno son muy comunes por estos días en Miami Beach.
Imágenes de visitantes en ropa de invierno son muy comunes por estos días en Miami Beach.

Cabe anotar que durante el amanecer de este jueves se registraron en Miami Beach temperaturas de hasta 44 grados Fahrenheit, lo que equivale a 6 grados Celsius, mientras que en West Palm Beach, al norte de esta ciudad, el termómetro llegó a los 38 grados Fahrenheit, 3 grados Celsius, siendo una de las temporadas más frías de los últimos años.

Entre los pocos bañistas en Miami Beach, “Loraine”, una francesa radicada en Barcelona, España, sostuvo que no le molesta el frío. Sin embargo, la mujer aseguró que a pesar de que no había podido lucir su vestido de baño de dos piezas, ha pasado unos días “muy buenos” en compañía de una amiga canadiense.

De igual forma, en los senderos para caminantes y ciclistas que se encuentran entre la línea de mar y Ocean Drive, una de las calles más emblemáticas y transitadas de esa municipalidad, se observaban escasos turistas a los que, según varios de ellos, no les importaba que la temperatura siga bajando.

miami beach
Los senderos para caminantes y ciclistas lucían desolados en La Playa.
Los senderos para caminantes y ciclistas lucían desolados en La Playa.

“Ricardo” es un uruguayo que se encuentra en Miami Beach desde antes de las fiestas de Navidad y Fin de Año. Montado sobre unos patines, ropa ligera y una gorra, afirmó que “si todos los días que llevo aquí hubieran sido así, yo hubiera aplazado mi regreso hasta el mes que viene”.

En Miami Beach la temperatura volverá a descender este viernes al rango de los 47 grados Fahrenheit, cerca de 8 grados Celsius, aunque en Kendall y West Palm Beach se espera temperaturas más frías, por debajo de los 40 grados Fahrenheit, alrededor de 3 grados Celsius.

Entretanto, a lo largo de Ocean Drive los restaurantes y otros negocios se mantenían abiertos al público, sin que la afluencia de clientes hubiera mermado, de acuerdo con lo que dijeron algunos empleados de esos lugares.

Como estrategia para seguir atendiendo a los comensales que prefieren el aire libre, los dueños de algunos restaurantes instalaron calentadores que permiten subir la temperatura en las áreas externas.

“Eso es lo primero que nos piden algunos clientes que no soportan el frío”, dijo Deisy, trabajadora de un reconocido restaurante italiano situado sobre Ocean Drive. “Gracias a los calentadores, hemos tenido muchos clientes”.

Es de resaltar que las playas de Miami Beach son el objetivo principal de la mayoría de los turistas que visita el sur de la Florida, gracias a sus aguas cristalinas y arena blanca.

Filas por churros y chocolate en Miami

Por otro lado, en la ciudad de Miami muchos residentes acostumbrados al clima cálido aprovecharon las bajas temperaturas y salieron en horas de la noche a comprar churros y chocolate en un conocido lugar ubicado en la Calle Ocho del suroeste.

Aquellos que sintieron antojo de comer este delicioso postre, que se ingiere caliente, hicieron más de dos horas de "cola" aguantando frío y las ráfagas de viento helado que se sentían en el lugar.

Embed

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas