MIAMI.- Tras anticipar una agitada temporada ciclónica, el respetado Departamento de Meteorología Tropical de la Universidad Estatal de Colorado señala una disminución considerable de las probabilidades de ser azotados por un huracán esta temporada.

De hecho, el renombrado centro de estudios, que cada año vaticina con cierta puntualidad las posibilidades de formación ciclónica, señaló el pasado mes de abril que se esperaba un total de 14 tormentas con nombre, siete huracanes y tres huracanes principales.

Sin embargo, argumenta el informe, el océano Atlántico ha experimentado una tendencia a temperaturas menos calientes, lo que dificulta el desarrollo de tormentas, y ahora anticipan 11 tormentas, incluyendo cuatro huracanes.

Por otro lado, ha aumentado la probabilidad de que se produzca el fenómeno de El Niño, que es el calentamiento de las aguas del este del océano Pacífico, lo que crea vientos de gran altitud que transitan hacia el Caribe y atentan contra la creación de ciclones tropicales, que son a su vez las tormentas que pueden fortalecerse hasta convertirse en huracanes.

"Hemos disminuido el pronóstico y ahora creemos que el 2018 tendrá una actividad inferior a la media", afirmó el informe, que a su vez disminuye 31% a 22% las probabilidades de que alguna costa de EEUU sea azotada por un huracán.

Aun así, los meteorólogos aconsejan estar preparados para lo peor y recuerdan cómo la temporada ciclónica de 1992 fue relativamente tranquila hasta que el primer huracán del año, Andrew en el mes de agosto, arrasó con el sur de la Florida.

Tipos de tormentas

Depresión Tropical: Baja presión tropical con vientos máximos sostenidos de 38 millas (61 kms.) por hora o menos. Estos fenómenos atmosféricos pueden ocasionar grandes cantidades de precipitación.

Tormenta Tropical: Baja presión tropical con vientos máximos sostenidos entre 39 y 73 millas (62 a 117 kms.) por hora. Este tipo de situación climática puede producir mucha precipitación y vientos, con erosión en las playas y daños a embarcaciones.

Huracán: Baja presión tropical con vientos máximos sostenidos de 74 millas por horas o más (118 kms. o más). El huracán es el peor y más fuerte de todos los ciclones.

Ojo de Huracán: Zona de calma en el centro de la tormenta. En esta área, los vientos son ligeros y a menudo el cielo está parcialmente nublado. El periodo de calma puede durar unos 10 o 20 minutos antes de que las condiciones severas retornen.

Marejada de tormenta: Elevación del nivel del mar que acompaña a un huracán u otra tormenta intensa.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas