MIAMI.- Ken Russell, el comisionado del distrito 2 de la ciudad de Miami, es de la idea de que el sitio donde hoy queda el Melreese Gulf Course no puede perder la condición de parque público y, por lo tanto, cualquier proyecto que busque ocupar esa área debe preservar ese objetivo.

“Este es un terreno que no pertenece ni a los comisionados, ni a los inversionistas del grupo de Beckham, sino a los residentes de la ciudad”, indicó Russell.

“Si los votantes están totalmente informados sobre la propuesta de Beckham, habrá transparencia”, complementó el comisionado quien insistirá en que, de lograrse una negociación, debe ser el mejor acuerdo para la ciudad.

En un documento en poder de DIARIO LAS AMÉRICAS, se calculan los ingresos que produciría el proyecto por concepto de impuestos. El estadio generaría un 11%, el área de entretenimiento y comercial un 25%, los hoteles un 13%, los locales para oficinas un 17%, la zona de estacionamiento un 32%.

“En la actualidad, la propuesta es un proyecto comercial”, enfatizó Russell. Es decir, el estadio es una porción muy pequeña.

En cifras de impuestos locales, estatales y federales, al año cada componente del proyecto generaría lo siguiente: el hotel, $9.716.787; oficinas, $3.524.950; el estadio, $4.482.220; areas de estacionamiento, $2.909.736; tiendas y entretenimiento, $22.357.408; campo de golf, $1.359.665.

Pero aún no es totalmente clara la propuesta de Beckham que este jueves 12 de julio tendrá su prueba de fuego en la comisión de la ciudad de Miami, que deberá aprobar si dicha propuesta amerita que vaya a un referendo que se celebraría el próximo 6 de noviembre, elecciones de mitad de término presidencial

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas