MIAMI.- Después de cuatro años de negociaciones infructuosas, este miércoles el condado Miami-Dade y el sindicato de trabajadores del transporte (TWU Local 291) llegaron a un acuerdo, tras una sesión especial de la comisión para dirimir ese conflicto laboral.

Por lo menos dos puntos, que parecían insuperables, fueron acordados: 8 trabajadores dedicados a todos los asuntos del sindicado, incluido su presidente (la organización de los trabajadores pedía 16 y la administración de Giménez ofrecía dos) y un incremento salario del 4% con retroactividad al mes de octubre de 2016.

También logró el sindicato que no se redujera el monto salarial durante vacaciones o enfermedad.

A lo largo de cinco horas de sesión, en las que hubo intervención del público, los comisionados lograron cerrar el conflicto, en medio del beneplácito tanto de la administración de Giménez como de los trabajadores del transporte.

De acuerdo con el presidente del TWU Local 291, Clarence Washington, “Es una gran victoria para las dos partes. Ninguno de los dos grupos logro todo lo que quería, pero los miembros del sindicato están muy felices con el resultado de las negociaciones”.

Uno de los puntos que no pudo imponer el sindicato fue la devolución de las concesiones hechas durante los años de crisis financiera del condado Miami-Dade, en 2011.

Es la única organización, de las diez que negocian con el condado, que no logró recuperar ese dinero.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas