MIAMI.- Tras largos meses de campaña y millones de dólares invertidos en publicidad, el gobernador republicano Rick Scott clama victoria con el 50,19% de los votos, frente al 49,81% que obtuvo el actual senador demócrata Bill Nelson.

Si las cifras son finalmente validadas, el saliente gobernador de la Florida ocupará el escaño del senador floridano, que ha desempeñado el puesto durante 18 años consecutivos.

De esta manera, Scott podría unirse al también republicano Marco Rubio para representar a la Florida en el Senado de la nación, lo que adjudicaría al Estado del Sol dos senadores republicanos por primera vez en 143 años.

De cualquier manera, la jornada electoral del 6 de noviembre trajo una larga noche, en la que no se dio por ganador a ninguno de los dos aspirantes al Senado hasta pasada la medianoche.

Según el canal de televisión CBS6, el consejero de campaña del senador Nelson, Pete Mitchell, aseguró que el veterano legislador “aceptaba la derrota” y que proclamaría una declaración durante el miércoles 7 para “agradecer” el esfuerzo de todos sus seguidores.

No obstante, minutos después se conoció que el senador Nelson podría pedir un recuento de los votos, aunque es poco probable que obtenga un resultado diferente dada la confibilidad técnica de las máquinas digitales procesadoras de los sufragios.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas