Con sus 2.000 capacidades ocupadas, el Norwegian Sun partió la tarde del lunes de Puerto Cañaveral, Florida, hacia Cuba, a pesar de que las relaciones entre Washington y La Habana se han tensado y de que el presidente Donald Trump emitiera una alerta de viaje a la Isla tras los ataques aún no esclarecidos contra sus diplomáticos en La Habana.

De acuerdo con Diario de Cuba, el crucero partió alrededor de las 4:00 pm, hora local, de la Terminal 10 del Puerto Cañaveral, convirtiéndose en el primero que tiene origen en ese punto de la Florida rumbo a Cuba.

El director general de Puerto Cañaveral, el capitán John Murray, reconoció que las líneas de cruceros cuentan con algunas pautas para los viajes a Cuba que simplifican el proceso de sus huéspedes, según la edición digital de Spectrum News 13.

"Tienes que tener ciertos motivos culturales para visitar. Lo que las líneas de cruceros hacen es entregar eso. Pueden armar todo el paquete para que se cumpla con las leyes de los EEUU", afirmó Murray.

"Si sabes acerca de los automóviles, si te gustan los autos viejos, es el lugar a donde ir", dijo Thomas Houseman, un pasajero del crucero, sobre sus motivaciones para visitar la Isla.

La casa del Norwegian Sun en Puerto Cañaveral, la Terminal 10, se sometió recientemente a una renovación de 35 millones de dólares.

El viaje de cuatro días a Cuba incluye una noche en La Habana y una parada en Key West. Regresa a Cabo Cañaveral el viernes.

Norwegian, considerada una de las compañías de cruceros más grandes del mundo, es la tercera que conectó a EEUU y Cuba desde la llegada del Adonia de Fathom (filial de Carnival) en mayo de 2016 a La Habana, refiere el PortalCruceros.

En diciembre de 2016 la compañía, con sede en Miami, anunció sus cruceros a Cuba tras obtener el permiso del Gobierno cubano.

Los planes de ofrecer cruceros a La Habana desde Puerto Cañaveral se anunciaron por primera vez en julio pasado, recuerda la nota y confirma que la línea de cruceros había cicho estar ansiosa por comenzar a ofrecer viajes a la Isla, luego de que el gobierno de Estados Unidos levantara algunas de sus restricciones.

“La puerta al alma de Cuba, La Habana, cautiva la imaginación con su jazz tropical, sus autos estadounidenses clásicos de los años 1950 y los edificios color pastel que bordean las calles de adoquines. Toma un daiquirí en el lugar preferido de Hemingway, El Floridita, o habla con los residentes locales en un restaurante íntimo”, dice un texto promocional promocional de la compañía en su sitio web.

Los precios para hacer la reserva con Norwegian oscilan entre 400 dólares y 1.850, en dependencia si el hospedaje solicitado es en interior, con vistas al mar, con balcón, minisuite o suite.

Otra compañía de cruceros, Pearl Seas Cruises, ha anunciado que ampliará de igual forma sus viajes a Cuba. Desde el pasado 8 de febrero comenzaron los cruceros con la nave Pearl Mist.

La compañía informó además de que a partir de esta primavera se retomarán los cruceros de 11 noches a Cuba y que en noviembre de este año se reanudará el resto. Todos con salida desde Fort Lauderdale a La Habana.

FUENTE: Con información de Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas