MIAMI.-Este viernes es el final de las sesiones legislativas del Congreso estatal de la Florida, en Tallahassee. Y a pesar de que hay cientos de proyectos que se proponen, y muy pocos los que terminan en el escritorio del gobernador Ron DeSantis, en realidad lo más importante es la aprobación del presupuesto, que este año es de 90.000 millones de dólares.

Sin embargo, hay temas que están pendientes de aprobación final por parte de los legisladores o que ya fueron aprobados a pesar de los debates intensos o de la oposición que generaron.

Te puede interesar

En el plano educativo, fue aprobado un proyecto de ley, que está pendiente de la firma del gobernador DeSantis, en el que se aprueban los bonos de ayuda escolar (vouchers), financiados con dineros públicos. Un proyecto similar fue aprobado hace más de veinte años, y fue declarado inconstitucional por la Corte Suprema de la Florida de ese entonces.

Por lo tanto, el concepto de “school of choice”, o escuela de su preferencia, vuelve a estar por detrás de esa ley aprobada en la Cámara de Representantes por 76 votos a favor 39 en contra.

El proyecto de ley del Senado estatal, el 7070, crea un máximo de 18.000 bonos, con un costo de 130 millones de dólares. Las familias de bajos recursos, según las propuestas, tendrán la prioridad para recibir estas becas que les permitirán inscribir a sus hijos en la escuela privada que deseen.

Ha habido dos grandes críticas frente a dedicar dineros de los contribuyentes para financiar colegios por concesión (chárter schools) como para dar becas o bonos a los padres de familia: por una parte, que se le quitan recursos al sistema de escuelas públicas, y por otra, que esas instituciones no tienen las mismas exigencias que las públicas, como no discriminar a los estudiantes discapacitados o por su orientación o identidad sexual.

El proyecto de ley amplía el programa estatal que le permite a ciertos colegios chárter operar en áreas de bajos recursos donde hay escuelas públicas que tienen un desempeño deficiente.

Armas en el aula

También relacionado con las escuelas, fue aprobado en la Cámara de representantes (65 votos a favor, 47 en contra) la ampliación del programa de guardianes escolares aprobado el año pasado.

Esto significa que cualquier profesor de manera voluntaria podrá portar un arma dentro de cualquier centro educativo si el distrito escolar correspondiente lo aprueba.

Dichos docentes, convertidos en guardianes voluntarios, tendrán que someterse a un entrenamiento parecido al de los policías, a una evaluación psiquiátrica y a una prueba para detectar consumo de drogas.

En la ley aprobada el año pasado, después de la masacre sucedida en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, solo aquellos maestros que no estuvieran tiempo completo en un aula de clase (como los entrenadores de deportes o funcionarios administrativos) podrían entrar al programa de guardianes.

Este proyecto va camino a la oficina del gobernador DeSantis para su firma.

Ciudades santuario

Este proyecto de ley debe pasar al Senado este miércoles o jueves para una votación definitiva, en la que se espera que sea aprobada. Por lo tanto, también llegará a la oficina de la máxima autoridad del estado de la Florida para su firma.

La iniciativa le exige a las agencias estatales, condales y municipales que cooperen y trabajen con las autoridades federales de inmigración. Desde el principio del debate sobre esta propuesta, sus opositores afirmaron que se estaba legislando sobre algo que no existía en la Florida, es decir, ciudades o jurisdicciones santuario.

En su versión de la Cámara Baja la iniciativa legislativa autoriza que sean sancionados con multas de $5.000 dólares diarios aquellos oficiales elegidos por el voto popular que apoyen medidas destinadas a no cooperar con las autoridades federales de inmigración.

La propuesta obliga a los sistemas carcelarios de los condados y del estado a cumplir con el pedido de ICE (la agencia de policía migratoria) de mantener retenidos a inmigrantes indocumentados que consideren posible objeto de deportación.

Los demócratas en el Senado lograron que se aprobara una enmienda que excluye de esa obligación a los fiscales estatales y al Departamento de Niños y Familias.

Recuperación del derecho al voto

En cuanto a la enmienda 4, que le restablece de manera automática el derecho al voto a los exconvictos, hay mayor expectativa porque existen diferencias de fondo entre los proyectos de ley de Cámara y Senado. Este último es apoyado por la coalición que impulsó esa enmienda, porque no condiciona la recuperación de los derechos civiles de quienes cumplieron sus sentencias al pago de multas y otras obligaciones financieras.

Por otra parte ya está para la firma del gobernador la ley aprobada por el Congreso estatal que castiga a los conductores que envíen mensajes de texto, a través de sus celulares, al tiempo que manejan. Será una transgresión a la ley directa, es decir, que un policía podrá parar a alguien que esté en esa actividad e imponerle una multa.

En la actualidad quienes son sorprendidos escribiendo mensajes de texto mientras conducen son multados o citados si esa actividad generó otra violación a las normas de tráfico. Por lo tanto, es una transgresión a la ley indirecta.

Queda para discusión de este sábado la aprobación, o no, del presupuesto estatal, y en el que se verá si los legisladores asignarán los recursos que busca el gobernador DeSantis para tratar temas que él considera urgentes como la protección del medio ambiente y el manejo de los recursos hídricos.

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario