MIAMI.- En estas elecciones de medio mandato van a las urnas importantes asuntos que incidirán en el diario vivir de los floridanos. Desde un nuevo gobernador que actuará de un lado o el otro de la línea que separa grandes percepciones políticas, hasta un número importante de enmiendas a la carta magna estatal que podrían regenerar la vida del estado.

“Podríamos decir que el 6 de noviembre la Florida se juega una de las campañas políticas más importantes de su historia reciente”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS el consultor político Andrés Sánchez, de la firma Sánchez & Associates, quien ha seguido muy de cerca la evolución de la contienda electoral.

“Definir al republicano Ron DeSantis como derechista y al demócrata Andrew Gillum como izquierdista no es justo ni saludable. Sus plataformas y actuaciones políticas denotan inclinaciones en ambas direcciones”, apuntó Sánchez.

DeSantos Guilliam
Ron DeSantis y Andrew Gillum.
Ron DeSantis y Andrew Gillum.

Por ejemplo, DeSantis, natural de Jacksonville, apuesta por “proteger el medio ambiente, desde los Everglades hasta las playas”, y anuncia un plan de gastos para la educación pública que obligaría a emplear “al menos el 80% de los fondos en las aulas y no en burocracia”. Entretanto, el candidato republicano también propone “combatir la fuerza laboral sin permiso de trabajo, nombrar jueces conservadores al Supremo estatal y promover una ley que restrinja el aborto”.

Asimismo, Andrew Gillum, oriundo de Miami, propone “invertir mil millones de dólares en educación pública para estimular la educación temprana y aumentar los salarios de los maestros”, al mismo tiempo que define “el cuidado de salud como un derecho fundamental y no un privilegio dictado por intereses económicos”. El demócrata plantea además “reajustar la rebaja de impuestos corporativos para motivar el aumento de salarios de la clase trabajadora menos favorecida”.

Constitución estatal

Hay cambios a la Constitución estatal propuestos por una comisión de revisión y otros que han sido planteados por la colección de firmas de floridanos.

“Además del encontronazo entre demócratas y republicanos, nos aprestamos a votar 12 enmiendas que apenas conocemos y debemos entender para saber qué hacer con ellas”, declaró el profesor de ciencias políticas James Williams, de University of Florida.

elecciones-florida-efe.jpg
Un hombre ejerce su derecho al voto en un colegio electoral en Miami, Florida.
Un hombre ejerce su derecho al voto en un colegio electoral en Miami, Florida.

De hecho, DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con el académico acerca de las rectificaciones constitucionales que irían a las urnas este año.

Enmienda 1

Grosso modo, esta propuesta reclama aumentar $25.000 a la llamada Exención Homestead [es la exención de pago concedida a los propietarios cuando la residencia la ocupan como su hogar primario] para la propiedades que excedan el valor imponible [la porción del valor de la propiedad por la que hay que pagar impuesto] de $125.000, así como $10.000 si ese valor imponible oscila entre $110.00 y $114.999 o $15.000 si fluctúa entre $115.000 y $124.999, excepto los gravámenes que conciernen a los distritos escolares. La enmienda entrará en vigor el 1 de enero del 2019.

“Me parece una buena idea. Debería ser más, o sea menos impuesto a pagar, dado el despilfarro de los fondos públicos. Pero esto es mejor que lo otro”, señaló el académico.

Enmienda 2

Limitar permanentemente a 10% anual el aumento de impuestos a propiedades que no sean consideradas hogar, bajo el estatuto “homestead”.

“Es otra buena idea. Hay que limitar el sangramiento de los bolsillos de los floridanos”, enunció el estudioso de la política del estado.

Enmienda 3

Otorga al electorado, y no al cuerpo legislativo estatal, el poder de decidir sobre la creación de casinos.

“De acuerdo. Que el pueblo decida”, comentó el profesor de ciencias políticas.

Enmienda 4

Restauraría el derecho a votar a personas con condenas por delitos graves que hayan cumplido sus penas, con la excepción de quienes cometieron algún tipo de asesinato o violación sexual.

“Si ya cumplió la condena, su deuda con la sociedad, no podemos obligarlo a ser ciudadano de segunda clase”, opinó Williams.

Enmienda 5

Obliga al Congreso estatal a sumar al menos dos terceras partes de sus votos, en vez del 51%, para aprobar cualquier aumento de impuesto.

“Limitar la manera de imponer impuestos no es mala idea”, sostuvo.

Enmienda 6

Quienes entienden mejor los términos legales dicen que esta propuesta ampliaría los derechos de las personas que son víctimas de crímenes, pero eliminaría otros que serían reinterpretados.

“Ante la duda, es mejor dejar las cosas como están”, replicó.

Enmienda 7

Concede prestaciones por fallecimiento y exime ciertos gastos educacionales a sobrevivientes elegibles de miembros del Ejército que fallezcan en asignaciones, además de exigir a la directiva de las universidades una mayoría superior a las tres cuartas partes para aumentar tarifas.

“No lo creo necesario. Familiares de caídos en combate ya reciben compensaciones del Gobierno federal”, puntualizó.

Enmienda 8

Esta propuesta fue eliminada por el Tribunal Supremo de la Florida, luego de fallar que el lenguaje utilizado era confuso. La enmienda habría establecido un límite de mandato para miembros de las juntas escolares y otorgaría al Gobierno estatal la autoridad de administrar las escuelas públicas que no son dirigidas por los distritos escolares, como es el caso de las llamadas escuelas chárteres.

Enmienda 9

Prohíbe la extracción de petróleo en las costas de la Florida, así como el uso de cigarrillos electrónicos bajo techo.

“Creo que es un error juntar dos cosas tan disímiles porque ambas atenten contra el medio ambiente. Me preocupa que se crucen las intenciones y no prohibamos la extracción de petróleo”, argumentó el académico.

Enmienda 10

Además de requerir que el Congreso estatal comience su legislatura a principios de enero en años impares, crearía una nueva agencia estatal contra el terrorismo, otra que se ocupe de los asuntos de militares jubilados y obligaría a todos los condados a elegir un sheriff.

“Esas agencias ya existen dentro del Gobierno estatal y obligar a elegir un sheriff me parece que es limitar aún más la autonomía de los gobiernos locales”, puntualizó.

Enmienda 11

Elimina la vieja prohibición de que personas que no son ciudadanos estadounidenses compren propiedades, además de una ley que obliga a juzgar a las personas por los delitos que fueron acusados.

“Hacen bien en eliminar asuntos que no se cumplen o pertenecen a otra época”, alegó.

Enmienda 12

Prohíbe las apuestas en cualquier tipo de carrera de perros a partir del 31 de diciembre de 2020, pero permitirá a los centros donde se realizaban, operar como salones de juegos, incluyendo póker.

“No le veo sentido quitar una cosa para poner otra”, sostuvo.

Enmienda 13

Implementa la espera de seis años para funcionarios públicos electos que quieran formar parte de grupos de cabildeo o presión ante instituciones gubernamentales.

“Me parece muy bien, aunque la espera debería ser mayor y una mayor restricción de colaboraciones monetarias debería ser incluida”, concluyó.

El académico recordó que las inscripciones para votar cierran el martes 9 de octubre, o sea que si no está inscrito aún “no podrá inscribirse después de ese día y perderá la oportunidad de votar en las elecciones del 6 de noviembre”.

Entretanto, las elecciones anticipadas comienzan el lunes 22 de octubre en bibliotecas, alcaldías municipales y otras dependencias gubernamentales en Miami-Dade y culminarán el domingo 4 de noviembre, dos días antes de la jornada final en los colegios electorales.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas