@isaiaseblanco

La era del marketing digital y sobreexposición de redes sociales abre nuevos horizontes para que individuos con destacada experticia profesional moneticen sus conocimientos al prestar servicios de asesoría o desarrollo humano.

Si bien la ciberinteligencia colectiva [fenómeno sociológico en el que un apartado social apoya en la absorción de información con aportes espontáneos] ha jugado un factor determinante en el desarrollo de habilidades profesionales en Internet, es importante destacar que la necesidad de contenido de calidad es la causa-efecto que invita a los individuos a compartir su valía.

Pero antes de continuar, es clave distinguir que la monetización del conocimiento se trata de un modelo de negocio basado en la consultoría estratégica a pequeños-medianos comerciantes, donde se “vende” el know-how para solucionar problemas, expandir negocios, contraer pérdidas, maximizar la demanda, equilibrar gastos y satisfacer las necesidades de los clientes en contextos geográficos segmentados.

¿Cómo crear una marca personal?

Un paso estructural para poder monetizar el conocimiento y la experiencia científica es la activación de una marca personal que sea sinónimo de calidad, discernimiento, ética, valores, atención personalizada y sobre todo mucha confianza.

Aproximadamente en 2008, cuando Google inició la era de la optimización con la maximización de sus algoritmos de relevancia social y la dupla Facebook-Twitter modificó los ciclos de comunicación interpersonal a niveles masivos; las consultoras especializadas en recursos humanos alertaron con gozo que aquellos profesionales que lograrán plasmar en sus perfiles sociales toda su valía profesional se convertirían en cotizados actores líderes de sectores.

Las más importantes y coherentes recomendaciones que se le pueden dar a quienes quieren hacer de su nombre una marca personal son las siguientes:

  • Una marca es un concepto y un símbolo que debe ser fácil de recordar, por ésa razón lo más idóneo es la combinación: Pimer Nombre + Primer Apellido. Y en caso de nombres muy comunes apoyarse en las iniciales de los segundos nombres-apellidos.
     
  • Hay que concentrar las energías en el perfil que sea más acorde con el ámbito profesional del individuo que se quiere posicionar como una marca, por ejemplo para los destacados en marketing digital Linkedin es una interesante plataforma para interconectarse con el público objetivo; mientras que Instagram es un sustancial catalizador para los nuevos fotógrafos.
     
  • Y en términos de SEO [Search Engine Optimization, disciplina para llegar a las primeras posiciones de Google cuando se busca una palabra clave] es fundamental que se genere un blog en un dominio propio {NombreApellido.com} y se comparten pequeños artículos sobre cómo se solucionaron problemas relacionados con el área de servicio, y cuál fue el método para recapitular el conocimiento

Luego, una vez definida la marca personal hay que reflexionar en el plan estratégico de comunicación y posicionamiento Web, porque será el camino que dará vida al mensaje y esbozará todos los detalles de la personalidad del individuo, más aún cuando “hay que apelar a los sentimientos y emociones del público objetivo si se quiere vender”.

innovacion@isaiaseblanco.com
www.escueladeseo.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario