WASHINGTON.- Las fuerzas militares cibernéticas de Estados Unidos atacaron los sistemas informáticos castrenses de Irán después de que el presidente Donald Trump cancelara una operación bélica convencional contra el país islámico por haber derribado un dron espía estadounidense.

Dos funcionarios le dijeron a The Associated Press que Trump dio luz verde a la ofensiva cibernética del jueves. Un tercer funcionario confirmó la realización del ataque de manera muy generalizada. Todos solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones sobre la operación.

Te puede interesar

Los ataques cibernéticos -un plan de contingencia desarrollado durante semanas en medio de un agravamiento de las tensiones-, inhabilitaron los sistemas informáticos iraníes que controlaban lanzadores de cohetes y misiles, según las fuentes. Dos de los funcionarios dijeron que el ataque, dirigido específicamente contra el sistema informático del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, fue adoptado como opción después de que fuerzas iraníes detonaran explosiones en dos barcos petroleros a principios de mes.

La Guardia Revolucionaria iraní, al que el gobierno de Trump designó este año como un grupo terrorista, es un brazo de las fuerzas armadas iraníes.

La acción del Comando Cibernético de Estados Unidos fue una demostración de la avanzada capacidad bélica del país en este campo y de su estrategia informática más agresiva en el gobierno de Trump. En el último año, funcionarios estadounidenses se han concentrado en enfrentar a sus adversarios en el ciberespacio y en lanzar operaciones cibernéticas más ofensivas.

Las tensiones se han intensificado entre ambos países desde que Estados Unidos se retiró el año pasado del acuerdo nuclear de 2015 concertado con Irán y comenzó una política de “máxima presión”. Desde entonces Teherán ha sido blanco de múltiples tandas de sanciones. Las tensiones se dispararon en la última semana después de que Irán derribara un dron estadounidense no tripulado, incidente por el que Estados Unidos estuvo a punto de atacar a los iraníes el jueves en la noche.

Los ciberataques son el capítulo más reciente en las actuales ofensivas cibernéticas entre Estados Unidos e Irán. Yahoo News fue el primero en informar del más reciente ataque cibernético.

En las últimas semanas, hackers que se cree trabajan para el gobierno iraní atacaron agencias gubernamentales estadounidenses, así como sectores de la economía, entre ellos el financiero, del gas y el petróleo, mediante oleadas de correos electrónicos en una estrategia conocida como spear-phishing, según representantes de compañías de seguridad cibernética como CrowdStrike y FireEye, que dan seguimiento a este tipo de actividades. Al parecer esta nueva campaña comenzó poco después de que el gobierno de Trump impusiera sanciones este mes al sector petroquímico iraní.

Se desconoce si alguno de los hackers logró penetrar las redes atacadas con los correos electrónicos, que típicamente parecen correos legítimos pero que contienen programas informáticos malintencionados.

“Ambas partes están desesperadas por saber que está pensando la otra”, dijo John Hultquist, director de análisis de inteligencia en FireEye. “Se puede esperar totalmente que el régimen aproveche todo instrumento a su disposición para reducir la incertidumbre de lo que habrá de suceder, de cuál será la próxima maniobra de Estados Unidos”.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario