MADRID.- Académicos británicos han advertido de que las medidas propuestas por la administración del presidente Donald Trump para restringir que investigadores chinos trabajen en Estados Unidos podrían "sofocar" el progreso global.

La Casa Blanca está discutiendo si limitar el acceso de los ciudadanos chinos a los Estados Unidos, incluyendo la restricción de ciertos tipos de visas disponibles y ampliando en gran medida las normas relativas a los investigadores chinos que trabajan en proyectos con valor militar o de inteligencia en empresas y universidades estadounidenses.

El posible boicot, que podría afectar directamente a 300.000 investigadores, parece estar motivado por temores de que los investigadores chinos puedan estar involucrados en actividades de espionaje y transfiriendo descubrimientos secretos estadounidenses al gobierno chino.

Como después de la Primera Guerra Mundial

Investigadores de las Universidades de Bristol, Warwick y London School of Economics and Political Science (LSE) han establecido paralelismos con la fuerte declinación en la cooperación científica internacional después de la Primera Guerra Mundial, advirtiendo que un impacto similar podría verse si se ponen nuevas barreras por los Estados Unidos.

Al comienzo de la guerra, el mundo se dividió en los campos de los Aliados (Reino Unido, Francia, después los Estados Unidos y varios países más pequeños) y Central (Alemania, Austria-Hungría, Imperio Otomano, Bulgaria).

La participación de científicos en el desarrollo de armas químicas y la postura extremadamente nacionalista adoptada por muchos en apoyo de su patria enfrentaron a los campos científicos opuestos entre sí.

Inmediatamente después del final de la guerra, los científicos aliados impusieron un boicot contra los científicos de Alemania y sus aliados, que separó a los científicos en campos opuestos hasta mediados de la década de 1920.

Un reciente trabajo de investigación publicado en el Quarterly Journal of Economics, examinó el efecto de este boicot y muestra que las barreras a la cooperación científica internacional no solo ralentizan la producción de ciencia básica, sino que también dañan la aplicación de la ciencia en el desarrollo de nuevas tecnologías.

Alessandro Iaria, uno de los autores del informe y profesor de Economía de la Universidad de Bristol, dijo: "Además de las consecuencias inmediatas que podría tener un boicot científico, también podría haber ramificaciones perjudiciales a largo plazo para todo el progreso científico y la innovación tecnológica en todo el mundo.

"Si bien los efectos globales de un boicot de este tipo son difíciles de estimar, hay lecciones de la historia que pueden informar a los responsables políticos sobre los posibles efectos a largo plazo para el progreso científico y la innovación tecnológica.

"Nuestros resultados sugieren que la política científica debe estar orientada a facilitar el acceso y capitalizar los posibles efectos catalíticos de la investigación de vanguardia para mejorar el progreso científico. La comunidad académica mundial tiene preocupaciones reales de que un boicot a los investigadores chinos podría frenar este progreso".

La investigación, también llevada a cabo por Carlo Schwarz de la Universidad de Warwick y el Dr. Fabian Waldinger de LSE, encontró que las barreras crecientes a la cooperación científica internacional durante el boicot condujeron a una disminución en el número de artículos publicados por científicos de ambos lados.

Los científicos que habían confiado en la investigación de vanguardia del extranjero publicaron menos trabajos que los científicos que históricamente trabajaron con la investigación de su país de origen. Por ejemplo, los bioquímicos estadounidenses que dependían de la investigación de Alemania vieron su productividad disminuir en un 33 por ciento en comparación con los biólogos estadounidenses que utilizaron la investigación de sus contrapartes en Estados Unidos.

Es importante destacar que el boicot no solo afectó a los científicos centrales, sino a toda la comunidad científica internacional en general.

Los científicos afectados también produjeron menos descubrimientos científicos, medidos por la introducción de palabras novedosas en títulos en revistas científicas y por nominaciones para un Premio Nobel, y menos de sus descubrimientos científicos encontraron aplicación en patentes.

Carlo Schwarz, de la Universidad de Warwick, dijo: "El período histórico único nos permite estudiar la importancia de la cooperación científica internacional. Isaac Newton dijo que, en su investigación, estaba 'sobre los hombros de gigantes'. Nuestro trabajo destaca la importancia del acceso a las mejores ideas científicas existentes para la creación de nuevas investigaciones ".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas