jueves 30  de  mayo 2024
Fortuna

El pleito por los yates y la fortuna de los oligarcas rusos

Muchos oligarcas rusos están muy involucrados y se benefician del régimen de Vladimir Putin, y algunos ocupan cargos políticos

Mucho se habla, en las noticias, de los bienes confiscados a los oligarcas rusos. La pregunta es ¿Hasta donde las sanciones impuestas perjudican a Vladimir Putin? ¿Qué pasa con los bienes embargados? ¿Pueden las medidas punitivas marcar el curso de la invasión de Rusia a Ucrania?

¿Quiénes son los millonarios rusos? Los oligarcas, o líderes empresariales extremadamente ricos que están conectados políticamente, se hicieron más prominentes en Rusia en la década de 1990, pero no son exclusivos de Rusia, acorde a un reportaje de CBS News.

En el caso de la clase élite de Rusia, el término oligarca puede relacionarse con personas que usaron conexiones personales después del colapso de la Unión Soviética para hacerse cargo de industrias que antes eran propiedad del Estado y beneficiarse del nuevo capitalismo de Rusia.

Un artículo de la Oficina Nacional de Investigación Económica de 2017 mostró que los activos extraterritoriales estimados de las élites rusas valían tanto como los activos domésticos de toda la población rusa.

El diario El Nacional define en un artículo varias de estas interrogantes a partir de información de CBS news:

Muchos oligarcas rusos están muy involucrados y se benefician del régimen de Vladimir Putin, y algunos ocupan cargos políticos. “Cuando Putin abrió un nuevo puente a Crimea en 2018, una región que Rusia había anexado de Ucrania en 2014, el puente fue construido por la compañía de su amigo Arkady Rotenberg y el camión que condujo fue fabricado por la corporación estatal Rostec de Sergei Chemezov. según el Centro Carnegie de Moscú, un grupo de expertos que se centra en la política interior y exterior”

También reveló que en los oligarcas hay una línea de sucesión en la política: «Dmitry Patrushev, hijo del secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev, fue nombrado ministro de agricultura de Rusia, según el Centro Carnegie de Moscú».

Pero quizás, en todo el caos de sanciones nada ha llamado más la atención que el pleito por los yates. La propiedad de los oligarcas rusos, que han comprado algunos de los «superyates» más grandes y extravagantes del planeta, son símbolos brillantes de cómo la élite rusa se ha beneficiado bajo el gobierno de Putin.

Los funcionarios franceses confiscaron un yate que, según dijeron, estaba relacionado con Igor Sechin, un ejecutivo petrolero ruso sancionado y socio cercano de Putin, mientras se preparaba para huir de un puerto. Pero la empresa que administra el barco negó que Sechin fuera el propietario.

El gigantesco yate de 70 metros del multimillonario ruso Maxim Shubarev, presidente de Setl Group, una de las asociaciones financieras e industriales más grandes de Rusia, atracó en el puerto de Birgu este viernes por la mañana, informaron los dos principales diarios del país, Malta Today y Times of Malta.

El yate Polaris, con bandera de Malta, fue adquirido el pasado verano y tiene un valor de 80 millones de euros, pero no está claro si Shubarev se encuentra en la nave, que llegó a Malta desde Viareggio, Italia.

A Alexei Mordashov, presidente del gigante siderúrgico Severstal, se le incautó el Lady M, un yate valorado en 65 millones de euros, localizado en el puerto de Imperia, en la región de Liguria, al noroeste de Italia. A Gennady Timchenko, con un imperio energético, amigo también de Putin, le fue bloqueado en Sanremo (Liguria) el yate Lena, con un valor estimado de 56 millones de euros. En la Costa Esmeralda (Cerdeña), en Arzachena, la Guardia de Finanzas ha incautar una propiedad inmobiliaria de 17 millones al magnate del gas ruso-uzbeko Alisher Usmanov, uno de los hombres más ricos de Rusia, con un patrimonio de unos 20.000 millones de euros. Por su actividad de mecenazgo en Italia, Usmanov recibió una honorificencia de la República italiana y es ciudadano honorario del municipio sardo de Arzachena.

El superyate "Dilbar" del multimillonario ruso y magnate de los negocios Alisher Usmanov fue bloqueado por las autoridades alemanas para que no abandonara su fondeadero, según un funcionario con conocimiento del asunto.

El extraordinario yate, que lleva el nombre de la madre de Usmanov, tiene una extensión de más de 500 pies y está equipado con la mayor piscina cubierta jamás instalada en un barco privado. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos estima que el valor actual del yate de Usmanov es de aproximadamente $735 millones.

Las autoridades españolas se incautaron en las islas Baleares (este) del yate de un magnate ruso cercano al presidente Vladimir Putin y objeto de sanciones de Washington, informó este lunes la Guardia Civil española.

La operación la llevaron a cabo en Palma de Mallorca agentes de la Guardia Civil y de las agencias estadounidenses del FBI y el HSI (Homeland Security Investigations), como resultado de una comisión rogatoria estadounidense, precisó el cuerpo policial español en un comunicado.

Bautizado "Tango", este yate de 78 metros de eslora, cuyo valor se estima en 90 millones de euros, es "propiedad del multimillonario ruso Viktor Vekselberg", según la Guardia Civil.n superyate de lujo valorado en 50 millones de dólares, perteneciente a un ciudadano ruso, fue incautado en Londres en represalia por la invasión rusa de Ucrania, informó el martes la agencia nacional británica de lucha contra el crimen NCA.

La confiscación del "Phi", equipado con piscina y bodega de vinos, primer yate de lujo jamás incautado en aguas británicas, se produce después de que el Reino Unido haya sancionado a cientos de personas y entidades rusas en las últimas semanas a raíz de la invasión de Ucrania por orden del presidente Vladimir Putin.

yates
¿Cuánto valen los yates de los oligarcas rusos?

¿Cuánto valen los yates de los oligarcas rusos?

Aunque su propietario -cuya identidad no se reveló- no está sancionado en el Reino Unido, el parlamento británico aprobó recientemente nuevos poderes que permiten al ejecutivo retener barcos controlados, fletados u operados por personas relacionadas con Rusia.

El ministro de Transportes, Grant Shapps, publicó una foto en Twitter en la que posa frente al "Phi", el tercer mayor yate construido por el astillero holandés Royal Huisman, de 58 metros de eslora, valorado en 38 millones de libras (50 millones de dólares, 45 millones de euros). Dos yates pertenecientes al multimillonario ruso Roman Abramovich atracaron en el suroeste de Turquía, país que no se ha unido a las sanciones occidentales impuestas contra Rusia por buena parte de la comunidad internacional tras la invasión de Ucrania, informó el martes la prensa turca.

El "Eclipse", un navío de lujo de 163 metros de eslora, con bandera de Bermudas, atracó el martes por la mañana en el puerto de Marmaris, según periódicos turcos que citan páginas que rastrean el tráfico marítimo.

El "Eclipse" es el segundo yate más largo del mundo y llegó a Turquía después del "Solaris", también perteneciente a Abramovich, de 140 metros de eslora, que fue filmado en Bodrum, un destino de vacaciones turco, una semana después de ser visto en un puerto de Montenegro, que no es parte de la Unión Europea (UE).

Un grupo de ucranianos se acercó al "Solaris" en un bote inflable para protestar por su presencia en el país. "No eres bienvenido aquí", "No a la guerra en Ucrania", "Vete, barco ruso, vete", gritaron los manifestantes, con una bandera ucraniana en la mano.

Países occidentales, incluidos Estados Unidos y los miembros de la UE, han impuesto sanciones sin precedentes contra Rusia por la invasión de Ucrania. Los oligarcas y allegados de Putin están en la lista de sancionados.

Turquía, miembro de la OTAN, que mantiene estrechas relaciones con Rusia y Ucrania, no se ha sumado a estas medidas punitivas.

Varios países han confiscado yates pertenecientes a rusos acaudalados. La semana pasada, la UE adoptó nuevas sanciones contra Rusia y uno de los señalados fue Abramovich, que también se vio golpeado por las medidas punitivas en el Reino Unido, donde se le congelaron bienes y se le prohibió viajar.

El multimillonario ruso, de 55 años, es dueño del club de fútbol inglés Chelsea desde 2003. Previendo las sanciones lo puso en venta, pero la transacción ha quedado congelada por esta situación.

La fortuna de este hombre fue valorada en unos 9.400 millones de libras esterlinas (10.700 millones de euros, 11.760 millones de dólares) por el gobierno británico.

Turquía calificó de "inaceptable" la invasión rusa y se ofreció como mediador para buscar el fin del conflicto

FUENTE: REDACCION CON INFORMACION DE El Nacional/CBS/AFP/AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar