MADRID.- El Tribunal Supremo de España ordenó hoy retirar la orden europea de detención para el ex presidente del Gobierno catalán Carles Puigdemont y cuatro de sus ex consejeros que se encuentran con él en Bruselas y que son investigados por delitos relacionados con el plan independentista de la región.

El juez del máximo tribunal Pablo Llarena argumenta en el auto que los delitos investigados requieren "una única contestación para evitar respuestas contradictorias" y pide por eso a las autoridades belgas devolver el formulario de orden de captura enviado por España hace un mes.

La medida busca evitar que la Justicia belga entregue a los imputados pero fijando límites a los delitos por los que pueden ser juzgados. Como uno de ellos es el de rebelión, de naturaleza colectiva, eso podría alterar o trabar la investigación que se sigue por el mismo delito a otros imputados que se encuentran en España.

El juez añade que las elecciones catalanas del 21 de diciembre, en donde los cinco son candidatos, abren además un nuevo escenario. "Los investigados parecen haber mostrado su intención de retornar a España, con la finalidad de tomar posesión y ejercer unos cargos electivos para cuyos comicios se han presentado", señala en el auto.

La Justicia belga no pudo confirmar por el momento la retirada de la orden y anunció en un breve comunicado que está "analizando la situación".

Fuentes del entorno de Puigdemont respondieron también con cautela a la retirada de la orden europea y anunciaron que se analizará en detalle la nueva situación creada antes de tomar decisiones. La prensa descartó por el momento la posibilidad de un regreso inmediato de los cinco imputados a España.

La noticia, conocida el día en que comienza oficialmente la campaña para esos comicios, implica que Puigdemont y de los ex consejeros (ministros regionales) Antonio Comín, Lluís Puig, Clara Ponsatí y Meritxell Serret dejan de estar en búsqueda y captura internacional, aunque podrían ser detenidos si regresan a España.

Los cinco estaban esperando que un tribunal de primera instancia anunciara el 14 de diciembre si cumplía con el pedido de entrega cursado por la Audiencia Nacional española el 3 de noviembre después de que no se presentaran a declarar como investigados por rebelión, sedición, prevaricación y malversación.

Los otros ocho ex consejeros que sí lo hicieron quedaron en prisión preventiva el 2 de noviembre, con excepción de uno, que quedó en libertad tras pagar una fianza.

Sin embargo, la situación cambió cuando el Supremo unificó las causas abiertas por el proceso independentista y el juez Llarena asumió también las que llevaba la Audiencia Nacional.

Este jueves, el juez dejó en libertad a seis de los ex consejeros tras el pago de fianzas de 100.000 euros, aunque mantuvo en prisión al ex "número dos" de Puidemont, Oriol Junqueras, y al ex titular de Interior Joaquim Forn, así como a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, líderes de las dos mayores entidades civiles independentistas.

La situación judicial de los miembros del "Govern" destituido a fines octubre por la deriva secesionista marcó el inicio de la campaña a las elecciones del 21 de diciembre, con algunos de sus principales candidatos fuera de España o en la cárcel.

Tanto Puigdemont como Junqueras encabezan las candidaturas de sus respectivos partidos, mientras que la mayoría de los otros ex consejeros ocupan lugares en las listas independentistas.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Crees que el medio centavo de impuesto adicional ha mejorado el transporte público en Miami-Dade?

Sí, lo necesario
Sí, pero no lo suficiente
No, en lo más mínimo
No, ha desmejorado
ver resultados

Las Más Leídas