Los autores de un amplio estudio en el Reino Unido que ensaya rigurosamente el medicamento para la malaria hidroxicloroquina y otras medicinas para enfermos hospitalizados con COVID-19 dicen que dejarán de dar el medicamento a pacientes porque es evidente que no ayuda.

Los resultados de 1.542 pacientes, publicados el viernes, muestran que el medicamento no redujo las muertes, el tiempo de hospitalización ni otros factores. Después de 28 días, 25,7% de los pacientes con hidroxicloroquina habían muerto, comparado con 23,5% que recibieron la atención convencional, una diferencia tan pequeña que pudo haber ocurrido por casualidad.

Te puede interesar

Los resultados “excluyen de manera contundente cualquier beneficio importante de mortalidad”, dijeron en un comunicado los autores del estudio de la Universidad de Oxford.

Los resultados no han sido publicados; el comunicado dijo que los detalles completos serán proporcionados próximamente. No se dio información en cuanto a su seguridad.

La hidroxicloroquina se utiliza desde hace mucho para malaria, lupus y artritis reumatoide, pero se desconoce si es segura o efectiva para prevenir o tratar la infección de coronavirus. Ha sido muy promovida por el presidente Donald Trump y puede causar efectos secundarios potencialmente serios, incluidos problemas de arritmia cardíaca.

Muchos estudios recientes han indicado que no ayuda para tratar al COVID-19, pero son más bien pequeños y anecdóticos. Uno muy grande que indicaba que el medicamento no era seguro fue retractado de la revista Lancet el jueves por cuestionamientos sobre la veracidad de los datos.

Hasta el momento, el estudio de Oxford es el más grande en poner bajo prueba estricta la hidroxicloroquina.

Más de 11.000 pacientes en Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte recibieron al azar o la atención regular o esa además de estos tratamientos: hidroxicloroquina, el medicamento combinado para VIH lopinavir, ritonavir, al antibiótico azitromicina, el esteroide dexametasona, el medicamento antiinflamatorio tocilizumab o plasma de personas que se han recuperado de COVID-19 que contiene anticuerpos para luchar contra el virus.

La investigación es financiada por agencias gubernamentales de salud en el Reino Unido y donantes privados, incluida la Fundación Bill y Melinda Gates.

FUENTE: AP

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas