PRAGA.- Los mapas de Europa que indican las zonas de alto contagio de coronavirus comienzan a tomar de nuevo tonalidades obscuras, mientras los gobiernos buscan soluciones para evitar una nueva ronda de confinamientos totales, incluso implementando medidas impopulares como el cierre de escuelas, bares y gimnasios.

República Checa, Bélgica y Holanda se unieron a España como los principales focos de infección en el continente durante el repunte actual de COVID-19. Rusia y muchas otras naciones siguen la misma perturbadora tendencia. Francia ha declarado toque de queda en París y otras regiones, y reimpondrá un estado de emergencia sanitaria, lo que facilita la aplicación de controles adicionales en caso de ser necesarios.

Te puede interesar

A grandes rasgos, los centros médicos están mejor preparados que durante la primera oleada de la pandemia. Pero muchos profesionales de la salud están frustrados por lo que perciben como un inefectivo liderazgo de las autoridades, que han intentado proteger la salud pública y al mismo tiempo ayudar a las castigadas economías.

Las naciones europeas, e incluso regiones dentro de los propios países, están aplicando estrategias completamente contrastantes. En un área, los bares se consideran focos de contagio, mientras que del otro lado de la frontera o en los límites de la ciudad, son las escuelas las que se perciben como caldos de cultivo.

UE..jpg
Bandas en el suelo para marcar la distancia entre los pasajeros en el Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez, una de las medidas de prevención ante el coronavirus cuatro días después desde que se decretase el final del estado de alarma a consecuencia del COVID-19, en Madrid (España), a 24 de junio de 2020.

Bandas en el suelo para marcar la distancia entre los pasajeros en el Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez, una de las medidas de prevención ante el coronavirus cuatro días después desde que se decretase el final del estado de alarma a consecuencia del COVID-19, en Madrid (España), a 24 de junio de 2020.

A continuación una mirada a los principales aspectos del virus en Europa:

República Checa e Irlanda del Norte cierran escuelas

La República Checa optó por cerrar escuelas el miércoles a fin de reducir una tasa acumulada de 521 infecciones por cada 100.000 habitantes durante los últimos 14 días, la más elevada de Europa.

“Me disculpo con los directores de escuelas. Me disculpo con los padres de familia por la incertidumbre permanente. Pero es necesario hacerlo y hacerlo rápido”, dijo el ministro de Educación checo, Robert Plaga.

La impopular medida fue necesaria para evitar un colapso en el sistema de salud, dijo el ministro de Salud Roman Prymula durante un discurso a nivel nacional el martes, que fue visto por casi la tercera parte del país.

Prymula dijo que el número de maestros y empleados de educación infectados se ha disparado desde septiembre, hasta sumar 4.500 casos, que es incluso mayor a la cifra del personal de salud que ha enfermado por el virus. Los estudiantes representan el 16% de las infecciones, más que cualquier otro grupo, dijo el funcionario.

El número de pacientes hospitalizados se ha duplicado en dos semanas y el ministro del Interior Jan Hamacek advirtió que los hospitales podrían llegar a su máxima capacidad a finales de octubre.

Irlanda del Norte también se enfocó en el sistema educativo al presentar el miércoles las restricciones más estrictas contra el COVID-19 en todo el Reino Unido, ordenando el cierre de escuelas por dos semanas y el cierre de bares y restaurantes por un mes.

En la región de Granada, en España, las autoridades ordenaron que todas las clases a nivel universitario se lleven a cabo exclusivamente en línea, mientras que la vida nocturna no sufrió cambios.

“Me entristece profundamente que se valoren más los bares que la formación universitaria”, dijo Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada, en declaraciones al diario El País. “Dejan abiertos los bares y cierran las aulas, los seminarios, los laboratorios y las bibliotecas”.

Toque de queda en Francia

El presidente de Francia Emmanuel Macron anunció el miércoles que millones de ciudadanos franceses deberán cumplir con un toque de queda que entra en vigor a las 9 de la noche del sábado y se extenderá hasta el 1 de diciembre. La medida se aplicará en la región de París y en otras ocho demarcaciones: Grenoble, Lille, Lyon, Aix-Marsella, Tolosa, Montpellier y Saint-Etienne.

“No saldremos a restaurantes después de las 9 de la noche, no veremos a nuestros amigos, no iremos de fiesta, porque así es como se contagia el virus”, declaró el mandatario.

La oficina de Macron dijo que se reimpondrá el estado de emergencia sanitaria que expiró en julio. La medida no significa la aplicación de restricciones adicionales, pero le permite al gobierno implementar medidas más estrictas en el futuro.

Restricciones de bares en el norte de Inglaterra

Liverpool, en el norte de Inglaterra, se convirtió el miércoles en la primera ciudad en la que entraron en vigor las restricciones gubernamentales más estrictas contempladas en un sistema de tres niveles que obliga al cierre de tabernas y bares que no vendan alimentos.

Las inminentes restricciones causaron caóticos festejos la noche del martes en Liverpool, donde los bebedores salieron a las calles a bailar y provocar a la policía mientras las tabernas cerraban. Las imágenes de las concentraciones inundaron las redes sociales, incluyendo un video en el que se ve a una multitud golpeando un vehículo policial.

“Esas imágenes avergüenzan a nuestra ciudad, es inaceptable atacar a nuestros valientes policías”, dijo el alcalde de Liverpool, Joe Anderson, en un tuit. "Nuestro servicio de salud está al límite, 300 hospitalizados y 30 muertos en una semana. Ignorar estos hechos es el motivo por el que estamos en la fase 3 de las medidas.

Además, se prohibieron las reuniones sociales en interiores con personas que vivan en otra casa, y se les recomendó a los habitantes no salir de la zona. Las medidas serán revisadas regularmente, pero podrían prolongarse hasta por seis meses.

Paul Brant, del ayuntamiento de Liverpool, dijo a la BBC que alrededor del 90% de las camas en los pabellones de cuidados intensivos y atención crítica están ocupadas.

Inquietud en Bélgica por capacidad en terapia intensiva

Las unidades de terapia intensiva en Bélgica alcanzarán su máxima capacidad a mediados de noviembre si no se hace algo por reducir los contagios, de acuerdo con las autoridades de salud.

Bélgica es el segundo país más afectado de Europa con 429 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Todos los indicadores del virus han empeorado en las últimas semanas, mientras que el número de hospitalizaciones y fallecimientos relacionados con el virus va en aumento.

La semana pasada, Bélgica implementó toques de queda locales y ordenó el cierre de bares en Bruselas durante al menos un mes.

Rusia impone récord de nuevas infecciones

Rusia, con la cuarta mayor cantidad de casos confirmados a nivel mundial: más de 1,3 millones, ha reportado más de 10.000 nuevos casos por 11 días en fila. Las 14.231 nuevas infecciones reportadas el miércoles son la cifra más alta desde el inicio de la pandemia.

Rusia levantó la mayoría de sus restricciones durante el verano. A pesar del deterioro de la situación, las autoridades rusas han descartado la posibilidad de un segundo cierre y no han implementado medidas restrictivas adicionales.

Autoridades de Moscú han instado a los ancianos a permanecer aislados y extendieron las vacaciones escolares una semana. Los alumnos del 6to al 11er grado de la capital ahora tomarán clases en línea durante dos semanas.

“Los estudiantes de mayor edad son más susceptibles al riesgo de contraer el coronavirus”, dijo el alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin. “Representan dos terceras partes de los menores infectados”.

Aumentan casos en España, Alemania y Suiza

España se convirtió el miércoles en el primer país de la Unión Europea en rebasar los 900.000 casos. Alemania rebasó las 5.000 nuevas infecciones diarias por primera vez desde mediados de abril, mientras que Suiza reportó un nuevo récord de contagios confirmados por día, principalmente entre adultos jóvenes.

El papa Francisco se disculpó el miércoles con sus feligreses por no poder salir a saludarlos y estrechar su mano luego del repunte de infecciones en Italia y el Vaticano, lo que ha desatado nuevas restricciones.

Con 83 años de edad y sin parte de un pulmón, el papa encaja en la descripción de alto riesgo de complicaciones por COVID-19.

Aun así, se ha mostrado renuente a portar mascarilla, y el miércoles nuevamente apareció con el rostro descubierto, a pesar de que muchos en su séquito y todos los miembros de la Guardia Suiza utilizaban barbijo.

“Me gustaría bajar como siempre y acercarme a ustedes y saludarlos, pero con estas nuevas restricciones, lo mejor es mantener la distancia”, dijo a la multitud.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.24%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 21.18%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 35.29%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 15.29%
85 votos

Las Más Leídas