jueves 11  de  abril 2024
CURIODIDADES

Flat White: ¿Qué es y cómo se prepara este café?

El secreto para obtener un Flat White perfecto, es lograr un equilibrio armónico entre los sabores del café y la cremosidad de la leche

Por Lydnel Reyes

MIAMI.- El Flat White es una bebida de café que presenta la particularidad de que se prepara a base de un espresso doble al cual se le agrega leche evaporada micro espumada, especialidad que la ha llevado a popularizarse en el mundo barista durante los últimos años.

Este lunes, el gigante tecnológico Google sorprendió con un cambio en su imagen para rendir homenaje a esta popular y deliciosa bebida con un doodle, debido a que el 11 de marzo de 2011 se añadió el blanco mate al Oxford English Dictionary.

¿Qué es y cuándo surgió?

Los orígenes de este tipo de café se remontan a principios de la década de 1980 en Melbourne, Australia. Sin embargo, durante más de 30 años se ha disputado si surgió en Nueva Zelanda.

Una de las versiones más conocidas señala que el Flat White o blanco plano proviene del resultado de preparar incorrectamente un capuchino en un local de Wellington. Receta que luego fue llevada por los baristas a distintos lugares del mundo como América y Europa.

Desde entonces se ha convertido en uno de los café más famosos y ha aparecido en los menús de las tiendas de café especializadas en Estados Unidos y el Reino Unido, como una opción perfecta para aquellos amantes del café que lo prefieren más fuerte y menos espumoso.

Mientras algunos australianos eligen el Flat White con una sola carga de espresso. Por otra parte, existen contradicciones sobre si es mejor servir el flat white con espresso o ristretto, puesto que algunos especialistas aseguran que este último ingrediente aporta un sabor amargo que desvirtúa el sabor original de la bebida.

Un café peculiar

Aunque el Flat White es bastante similar al capuchino y el latte, tiene una peculiaridad que lo hace único. Una fina capa de leche caliente o microespuma, mucho más delgada que la que tradicionalmente corona el capuchino, que además suelen prepararse con un solo shot de espresso.

La mayoría de los expertos en esta bebida explican que el Flat White original se elabora a base de un café espresso doble y una capa fina de leche emulsionada con crema en la que se aprecia mucho más el sabor del café. No obstante, muchos australianos prefieren su Flat White con una sola carga de expreso y no con dos.

La principal característica para distinguir un Flat White de otros cafés, es la forma en que se prepara la leche, con la que se busca alcanzar una textura más suave y sedosa de manera equilibrada sin perder la esencia de ambos ingredientes.

Otro de los elementos que forman parte de las características de un Flat White es el latte art que le permite a los baristas realizar obras de arte o diseños en la espuma.

¿Cómo preparar un Flat White?

Principalmente, se debe calentar entre 150 y 200 ml de leche a 65° sin llegar al punto de ebullición.

Luego hacer un espresso doble de 60 ml, al tiempo que se calienta la leche. Para lo que se necesitan entre 18 y 20 gramos de café molido fino.

Posteriormente colocar el espresso en una taza pequeña de cerámica de unos 150 a 160 ml, y agregar la leche caliente.

El secreto para conseguir un café Flat White perfecto con una armonía entre el café y la cremosidad de la leche, es servir desde cierta altura e ir acercando cuidadosamente la jarra a la taza a medida que se vierte, para lograr una capa delgada de espuma que sobresale en la parte superior.

Esta llamada microespuma que es su principal característica y le concede el nombre a este café, es la que tiene una textura más cremosa que se queda en la parte inferior del recipiente al momento de vaporizar.

@Lydr05

FUENTE: Con información de El Mundo y La Nación

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar