jueves 26  de  enero 2023
MUNDO

Israel, entre terrorismo y presión internacional

Los ataques de Hamas han causado al menos una docena de muertes en la población israelí, y en respuesta Israel ha lanzado una ofensiva militar sobre blancos terroristas en la franja de Gaza

Por JESÚS HERNÁNDEZ

MIAMI.-

El mundo observa con preocupación las hostilidades entre el grupo terrorista Hamas e Israel, y mientras un alto al fuego es proclamado el Gobierno israelí reitera su derecho a la defensa del país.

“Hamas ha lanzado más de 4.000 misiles contra la población civil de Israel y cada uno de ellos significa un crimen de guerra, e Israel tiene derecho a defenderse”, expresó el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores y excónsul del país en Miami Lior Haiat, durante una conferencia de prensa telemática desde Jerusalén.

Los ataques de Hamas han causado al menos una docena de muertes en la población israelí, y en respuesta Israel lanzó una ofensiva militar sobre blancos terroristas en la Franja de Gaza que, acorde a informes extraoficiales, ha ocasionado al menos dos centenares de muertes en territorio palestino.

De hecho, el lanzamiento de misiles por parte del grupo terrorista Hamas, desde la llamada Franja de Gaza, contra objetivos civiles en territorio israelí, data de más de 20 años, y el Ejército de Israel siempre responde con ataques militares, que incluso ha conllevado a incursiones terrestres en el pasado, en busca de enclaves terroristas.

“No tenemos que pedir perdón por tener un sistema de defensa sofisticado porque el objetivo es defender a nuestro país, a la población”, señaló el teniente coronel Jonathan Conricus, vocero del Ejército, durante la conferencia telemática.

De los más de 4.000 misiles lanzados por Hamas, “la mayoría ha sido interceptado por la defensa israelí y al más de 500 han caído en territorio de Gaza”, lo que también ha causado muertes entre los palestinos, informó el vocero militar.

La tarea de ‘limpieza’ no es fácil: “Hamas ha construido un sinfín de túneles en Gaza, donde esconden sus recursos militares”, expuso el coronel militar.

Por ello, “hemos visto mucha destrucción porque muchos de esos túneles fueron construidos cerca o debajo de viviendas, y eso dificulta la operación” y en ocasiones causa daños y pérdidas humanas, argumentó el teniente coronel.

De cualquier manera, el militar acentuó que el Ejército informa, por medio de altoparlantes, el inminente bombardeo una hora antes de que ocurra, para facilitar la salida de civiles.

Ese es el caso del edificio que acogía a varios medios de prensa internacional, donde radicaba uno de los centros de operaciones de Hamas.

Entretanto, la comunidad internacional, incluyendo Estados Unidos, clama por un alto al fuego, aunque está claro que Israel aguarda por el fin de los ataques de Hamas.

“Mientras sigan lanzando cohetes, la negociación no es posible”, señaló el teniente coronel.

“Israel tiene derecho a defenderse”, exclamaron por separado la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente estadounidense, Joe Biden, quien trata de sopesar las reclamaciones de un ala del Partido Demócrata que pide el cese del bombardeo israelí.

¿Por qué sucede esto?

El conflicto comenzó con la partición del territorio entre palestinos e israelíes en 1947, después de que la Naciones Unidas reconociera la existencia histórica de ambas partes.

Rápidamente, justo al otro día de la declaración, cinco ejércitos árabes invadieron el territorio israelí, lo que resultó en la reafirmación de la nación de Israel.

Desde entonces, no han sido pocos los conflictos, guerras y ocupaciones que han provocado destrucción y muertes y la atención del mundo.

Un sinfín de proyectos de paz apuestan por el respeto a la existencia de un estado palestino y el otro hebreo, pero intereses religiosos y políticos ha saboteado la promulgación: Israel asegura reconocer la existencia de Palestina, pero Hamas, y otras cédulas terroristas, no aceptan la presencia de Israel en la zona.

El nuevo ataque de Hamas está motivado por la sucesión de enfrentamientos con la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén.

La violencia se originó por la posibilidad de que familias palestinas fueran desalojadas de sus viviendas por antiguos dueños, un asunto que es discutido aún en los tribunales del país.

Según muestran los documentos, propietarios judíos ostentan las propiedades de un número de viviendas en Jerusalén, que en 1948 fueron tomadas por palestinos tras la ocupación del lado este de la ciudad por Jordania en 1948.

Más tarde, durante la llamada Guerra de los Seis Días, en 1967, Israel recuperó el sector jerosolimitano y aunque la justicia israelí aceptó la promulgación de los dueños palestinos, examina aún las propiedades que no fueron legalmente transferidas.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar