miércoles 25  de  enero 2023
INVESTIGACIÓN

OTAN: Incidente con misil en Polonia no fue un ataque ruso

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg se mostró de acuerdo con las conclusiones preliminares de la investigación que realiza junto a Polonia

PRZEWODOW — Polonia que es miembro de la OTAN y el secretario general de la alianza militar dijeron el miércoles que un misil que cayó en una zona rural polaca y mató a dos personas aparentemente no fue un ataque intencional y que la defensa aérea en la vecina Ucrania probablemente lanzó el proyectil, fabricado en la era soviética, contra los ataques rusos a la red eléctrica ucraniana.

“Las defensas ucranianas estaban lanzando sus misiles en varias direcciones y es altamente probable que uno de esos cayera desafortunadamente en territorio polaco", afirmó el mandatario polaco Andrzej Duda. “No hay nada, absolutamente nada que sugiera que fue un ataque intencional contra Polonia".

En una reunión de la OTAN, el secretario general Jens Stoltenberg se mostró de acuerdo con las conclusiones preliminares. “Hay una investigación en curso sobre este incidente y tenemos que esperar su resultado. Pero no tenemos indicios de que este sea el resultado de un ataque deliberado", afirmó la prensa.

Sin embargo, el presidente ucraniano Volodimr Zelenski discrepó con esa conclusión y pidió una investigación más exhaustiva.

Las evaluaciones preliminares del misil del martes aparentemente minimizaban la probabilidad de un ataque que provocara una gran escalada de la invasión rusa de Ucrania, iniciada hace casi nueve meses. Un ataque deliberado de Rusia a Polonia hubiera podido arrastrar a la OTAN al conflicto.

Con todo, Stoltenberg y otros culparon en términos generales, aunque no específicos, a la guerra del presidente ruso Vladimir Putin.

“Esto no es culpa de Ucrania. En última instancia, la responsabilidad es de Rusia”, señaló Stoltenberg.

Zelenski dijo a los reporteros que él no tenía dudas sobre un reporte que recibió de sus máximos comandantes “de que no fueron nuestros misiles ni un ataque nuestro con misiles”. Añadió que funcionarios ucranianos deberían tener acceso al sitio y participar en la investigación.

“Digamos abiertamente que si, Dios no lo quiera, algunos restos (de las defensas aéreas de Ucrania) mataron a una persona, entonces tenemos que disculparnos”, dijo. “Pero primero tiene que haber una pesquisa, acceso — queremos tener los datos que ustedes tienen”.

El martes, el presidente dijo que el ataque fue “una escalada significativa”.

Las conclusiones preliminares se dieron a conocer luego de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y otros aliados occidentales de Ucrania respaldaron la pesquisa mientras Moscú afirmaba que no había disparado el proyectil.

Biden señaló que era “improbable” que Rusia hubiera lanzado el misil, pero agregó que “voy a asegurarme de averiguar exactamente qué ocurrió”.

Un vocero del Ministerio de Defensa de Rusia dijo en Moscú que ningún ataque ruso del martes se acercó a menos de 35 kilómetros (22 millas) de la frontera entre Ucrania y Polonia.

El vocero del Kremlin, Dimitri Peskov, criticó la respuesta inicial de Polonia y otros países y, en un raro elogio al presidente estadounidense, celebró la reacción “contenida, mucho más profesional” de Biden. “Hemos sido testigos de una nueva reacción rusófoba histérica y frenética que no se basó en datos reales”, dijo Peskov.

El miércoles, el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso convocó al embajador polaco para una reunión que duró unos 20 minutos.

Tres funcionarios estadounidenses dijeron que evaluaciones preliminares indican que el misil fue disparado por fuerzas ucranianas contra un cohete ruso. Los funcionarios hablaron a condición de preservar el anonimato debido a que no estaban autorizados a discutir el asunto públicamente. Esa evaluación y los comentarios de Biden en la cumbre del G20 en Bali contradijeron información proporcionada el martes por parte de un alto funcionario de inteligencia estadunidense que le dijo a The Associated Press que misiles rusos habían cruzado a Polonia.

El presidente polaco dijo que el misil era probablemente un S-300 de la era soviética.

Ucrania tiene todavía reservas de armamento de fabricación soviética y rusa, incluyendo el sistema de misiles de defensa aérea y ha incautado numeroso armamento de Moscú aprovechando la retirada de los soldados.

Las defensas aéreas ucranianas trabajaron a destajo para hacer frente al asalto ruso del martes contra instalaciones de generación y transmisión de energía, incluyendo en la región occidental que comparte frontera con Polonia. Según el ejército de Kiev, 77 de los más de 90 misiles fueron derribados, además de 11 drones.

Si Rusia hubiera apuntado deliberadamente a Polonia, se arriesgaría a involucrar a la alianza militar de 30 naciones en el conflicto en un momento en el que ya pasa apuros para defenderse de las fuerzas ucranianas.

La prensa polaca reportó que el proyectil impactó una zona donde se secaba grano en Przewodów, una localidad cercana a la frontera ucraniana.

FUENTE: Con información de AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar