jueves 11  de  abril 2024
RELIGIÓN

¿Qué vino bebieron Jesús y los apóstoles en la última cena?

Unas 120 uvas crecían en Israel hace más de 2000 años. Hoy solo hay 20, pero hay consenso sobre el tipo de vino que Jesús convirtió en "su sangre"

Por Yolanda Ojeda

MIAMI.- La última cena marca un hito en la historia religiosa porque Jesús se ofrendó como "Cordero de Dios" y pidió a sus apóstoles que comieran pan (su cuerpo) y bebieran vino (su sangre) “derramada para el perdón de los pecados” en la nueva alianza que dio paso al Cristianismo y al Nuevo Testamento.

En el Antiguo Testamento, la Cena Pascual conmemora la noche antes a la salida del pueblo hebreo liberado de Egipto. La sangre del cordero, con la cual pintaron los postes de las puertas, fue la señal para quedar liberados de la plaga que sobrevendría sobre Egipto: la muerte de los primogénitos.

Dios instruyó a los israelitas a observar la fiesta de la Pascua como un recuerdo permanente y de allí, por todos los años del mundo, se hace una Cena en donde se sacrifica un cordero.

Justamente cuando Jesús se reunió aquella noche con sus discípulos, lo que sería su última cena, celebraba ese mandato religioso, pero fue él quien se entregó en sacrificio y no el cordero, ofreciéndose como el “Cordero de Dios que quita los pecados del mundo” y el vino compartido fue su “sangre derramada”.

De acuerdo a las investigaciones, el vino que bebió Jesús en la última cena se podría definir como "un caldo denso, de cierto cuerpo, con un breve añejamiento, una graduación alcohólica en torno a los 14 grados procedente de las uvas parientes de la que hoy se conoce como Syrah".

Embed

También se habla de las uvas “Maaravi”, variedad desaparecida alrededor del año 220 DC y que fue rescatada gracias a las investigaciones de enólogos y arqueólogos. Pero la uva Syrah, una cepa identificada como de origen persa es la que tiene mayor consenso, aunque las investigaciones se mantienen.

"La uva Syrah produce un vino muy aromático, de color tinto oscuro y de extracto seco. Se caracteriza por un aroma afrutado que recuerda a una mezcla entre frambuesas, violetas, grosellas, canela, pimienta y clavo. Una vez envejecido, tiende a adoptar un sabor amaderado, humeado y con pequeños tintes de vainilla".

Los investigadores han identificado al menos 120 variedades distintas de uva que crecían en la Israel de la época. Pero también han señalado que en la actualidad solo quedan 20 cepas.

Un equipo de científicos israelíes de la Universidad de Ariel, en Cisjordania, recrearon el vino que existió durante la época de Jesucristo. Se trata del Centro de Investigación del Vino de esta universidad, que se puso en marcha en 2012, cuyo objetivo es ampliar los conocimientos en este campo y se centra en poner a Israel en el centro del mapa mundial del vitivinícola.

Este licor "tinto" rodea la vida de Jesús, incluso la Biblia documenta que el primer milagro fue cuando en una boda judía Jesús convirtió el agua en vino, cuando los novios se percataron que ya no quedaba bebida. María, su madre, es la que le comenta sobre el percance.

La celebración de la Pascua, también incluía vino que finalmente se convirtió en la “sangre de Cristo” en la era cristiana. La Biblia lo refiere como "fruto de la vid", un aspecto importante en la vida de los judíos tanto en el tiempo del Antiguo Testamento, como en los días en los que Jesús estuvo en la tierra viviendo entre ellos abriendo paso al Nuevo Testamento.

Embed

FUENTE: Cronista / Milenio/ Compellingtruth / Vino Balmoral / Diario las Américas

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar