martes 9  de  abril 2024
INVASIÓN RUSA

Reelección de Putin, su carta para recrudecer la ofensiva en Ucrania

El mandatario ruso utilizará estas elecciones, calificadas por Occidente de “antidemocráticas”, para justificar la intensificación de la guerra y mitigar el descontento ciudadano, asegura analista

Por Estefani Brito

MOSCÚ.- Un año sombrío, de mucha sangre y más guerra se cierne sobre Ucrania tras la predecible y cuestionada reelección del presidente Vladimir Putin, que usará el supuesto “amplio respaldo popular” como argumento para recrudecer su ofensiva en el territorio ucraniano, considera experto.

El mandatario de 71 años fue reelecto para su quinto mandato con más del 87% de los votos, en unas elecciones calificadas por Occidente de “antidemocráticas”, ocurridas un mes después de la muerte en prisión del opositor ruso Alexéi Navalni y en las que Putin no enfrentó a ningún oponente real.

“Esto (las elecciones) realmente fue un show del Kremlin que estaba ya premeditado”, aseguró en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS el analista internacional Erich de la Fuente, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y experto en gestión de crisis de asuntos globales.

A su juicio, este proceso forma parte de una estrategia del mandatario ruso para venderle a la audiencia local una imagen de amplio respaldo a través de los medios estatales - bajo su control-, para mitigar el descontento interno tras dos años de guerra.

“Estamos hablando de una elección que realmente no fueron elecciones, pero se hacen porque Putin está tratando de argumentar a la audiencia rusa que él tiene un tipo de apoyo, por lo cual podría, inclusive, endurecer más la guerra”, indica De la Fuente.

El Kremlin está jugando todas sus cartas y esta guerra va a continuar mucho tiempo. Con esta ‘reelección’, dice ‘mi política es respaldada, por lo cual tengo el mandato no solo de seguir (la guerra), sino que debo redoblar los esfuerzos’”, apunta.

Disminuir el descontento

El pasado 24 de febrero se cumplieron dos años de conflicto, que deja un saldo de alrededor de 315.000 soldados rusos muertos o heridos en Ucrania, según un informe de inteligencia estadounidense desclasificado a mediados de diciembre de 2023.

Las bajas rusas, entre muertos y heridos, es un “costo elevado” que ha despertado el rechazo de la población contra la guerra, señala el experto. Una situación que Putin espera disminuir con los “resultados” de estos comicios.

“Cuando muere un soldado ruso es una familia más descontenta, son más amigos descontentos y el miedo de que te recluten a ti. Entonces, el mensaje de esta elección es ‘tú estás descontento, pero la mayoría favorece la guerra y tengo el mandato de continuar”, sostiene el académico.

En aras de mantener vivo el conflicto contra Kiev, Putin ha apelado al nacionalismo ruso, cambiando su narrativa al afirmar que la guerra actual no es sólo contra Ucrania, sino que se trata de una guerra contra Occidente.

“El discurso oficial del Kremlin es que (los ciudadanos) han aceptado esta guerra, que va a redoblar sus esfuerzos y a fortalecer más el presupuesto militar”, agrega.

Una guerra que se extiende

Putin, que gobierna desde 1999, se ha asegurado su permanencia en el poder, al menos, hasta 2030, en una “victoria” electoral que estima como un “prólogo” a la victoria ante Ucrania, en donde insiste en que los objetivos “serán alcanzados”.

“Vamos a ver un recrudecimiento de la guerra. En el menor de los casos, tendremos guerra todo el año, y hasta el año que viene y más”, menciona el analista internacional De la Fuente.

En la zona, donde han aumentado los ataques en las últimas semanas, no se vislumbra una negociación entre ambas partes. “El impedimento más grande para una negociación es Putin y es el Kremlin”, asegura.

“Han sostenido, y lo han sostenido abiertamente cuando hablan domésticamente (a lo interno), que el objetivo es desmantelar al gobierno de Kiev. No es mantener Crimea o tomar parte del Donbás (al este de Ucrania) o tomar alguna provincia, sino desmantelar el gobierno de Kiev, desactivar Ucrania como nación”, subraya.

Un apoyo a largo plazo

Tras más de dos años en guerra, esta semana el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, anunció que el Ejército, en evidente desventaja numérica contra las tropas rusas, empezará a quedarse sin municiones a partir de abril.

En este escenario, la ayuda que pueda enviar Occidente es fundamental para el sostenimiento de la ofensiva ucraniana. “Occidente debe saber que si va a apoyar a Ucrania es a largo plazo porque Rusia no va a cesar de invadir”, explica el analista.

Afirma que el Kremlin mantendrá su ataque, especialmente, si nota que en Occidente hay divisiones sobre el apoyo a Kiev. “Piensa, básicamente, que Occidente se cansará, especialmente, porque vienen elecciones en Europa y en Estados Unidos, donde el discurso sobre la ayuda a Ucrania ahora es bastante controversial”, menciona.

Sin el apoyo de los países occidentales, Ucrania “no tendrá el armamento y las municiones para pelear una guerra de años contra Rusia, que es una dictadura que tiene su propia industria, y encima tiene ayuda de Irán, Corea del Norte y China”, agrega De la Fuente.

Desde noviembre, el Congreso americano tiene en discusión un paquete de ayuda a Ucrania que no ha logrado consenso entre demócratas y republicanos. “La parte militar pienso que pasará. A lo mejor, lo que puede es que pase por medio de un préstamo en vez de una entrega de ayuda, con la idea que Ucrania devuelva el dinero futuro”, considera.

Ataque nuclear

Rusia ha advertido en reiteradas oportunidades a Occidente sobre el posible surgimiento de una Tercera Guerra Mundial y la utilización de armas nucleares, si la OTAN envía tropas a Ucrania.

“El Kremlin ha tenido esta narrativa. Se viene hablando del uso de armas nucleares desde hace dos años, desde que la guerra está andando. Gran parte de la narrativa es para sembrar la duda en Occidente en el momento de ayudar a Ucrania o no darle más ayuda militar, porque pueden escalar y nadie quiere una guerra nuclear”, indica De la Fuente.

El analista descarta que se produzca un ataque con armas nucleares a EEUU o países de la OTAN. No obstante, considera que puede ser un arma que utilizar en Ucrania, si llegaran a verse amenazados territorios como el de Crimea.

“Putin estaría dispuesto a usar un arma nuclear táctica, quiere decir algo más pequeña, pero igual desastrosa, si él piensa que la guerra llega a un momento donde una zona como Crimea estaría bajo peligro de perderla. No es algo que el Kremlin piense o quiera hacer, porque no le conviene tampoco, pero sería una última arma que sí utilizaría”, sostiene.

De la Fuente advierte que este va a ser un año “decisivo en la esfera global”, en el que mantener el apoyo a Ucrania será fundamental por el mensaje que proyectará a aliados y adversarios de Occidente, que daría pie a que se desarrollen otros conflictos.

“No hacerlo (ayudar) sería una situación difícil que mandaría mensajes bastante preocupantes para aliados y también para adversarios. Puede ser interpretado por China de que bueno, si no están dispuestos a seguir apoyando Ucrania, no estarían dispuestos a apoyar a Taiwán ni a otros países aliados”, enfatizó.

@ebritop22

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar