Especial
@franchuterias

El exgeneral venezolano Hugo Carvajal vestirá finalmente el uniforme naranja de los reclusos estadounidenses. Este viernes el pleno de la Sala Penal de la Audiencia Nacional española revocó la decisión de un tribunal menor que frenó su extradición en septiembre pasado. La decisión adoptada por la justicia española permite ahora que Estados Unidos lo pueda procesar y juzgar por presuntos delitos de narcotráfico.

Te puede interesar

En el plano jurídico y desde este momento, quien fuera jefe de la inteligencia militar durante el mandato de Hugo Chávez Frías, tiene pocas opciones o prácticamente ninguna para evitar su viaje a la Corte de Distrito Sur de Nueva York, donde es solicitado desde 2011, según su antiguo abogado.

Once votos a siete se impusieron en la Sala Penal de la Audiencia Nacional española para revocar la decisión que tomó el 16 de septiembre la Sección Tercera de la Sala Penal de la Audiencia Nacional que desestimó la demanda de extradición interpuesta por Estados Unidos frente a Carvajal, reseñó el diario español ABC.

Carvajal estaba en libertad con régimen de presentación quincenal, pero sin pasaporte y con prohibición de salir de España. Su arresto y proceso judicial se produjo el 12 de abril de 2019.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, máxima autoridad judicial de España, negó en septiembre la extradición del oficial venezolano por considerar que las acusaciones en su contra tenían fundamentos políticos y no criminales.

Hugo Peck, hijo de Hugo Carvajal, aseguró al ABC, según publica este medio, que su padre “sigue en su domicilio de Madrid a la espera de que se le notifique la decisión y afirmó que está dispuesto a presentarse lo antes posible en el juzgado para entregarse de forma voluntaria a la Justicia”.

No obstante, las autoridades deberán esperar a la formación del nuevo Gobierno resultante de las elecciones generales españolas convocadas para el domingo 10 de noviembre.

Así lo detalló a DIARIO LAS AMÉRICAS Ismael Oliver, un reputado abogado español que defendió a Carvajal en la primera instancia del proceso.

Por el concurso de este letrado Carvajal ganó la no extradición, pero el militar venezolano prescindió de los servicios de Oliver para contratar a otro abogado para la segunda instancia que ahora se ha conocido.

“Un gobierno en funciones –según la ley española– no puedo hacer entregas de reclamados en extradición, no está entre sus competencias”, aclaró Oliver en sus declaraciones, por lo que habrá que esperar semanas o quizá meses a partir de este domingo [después de la elección] para que el pleno del Consejo de Ministros del nuevo ejecutivo tome la decisión.

Eventualmente “cabría la posibilidad de que el Consejo de Ministros rechace la entrega a EEUU a pesar de que los jueces han confirmado que sí se debe ejecutar, pero sinceramente este hecho es muy raro que ocurra y sería un enfrentamiento directo de un gobierno nuevo, salido de unas prontas elecciones, contra EEUU. No es esa precisamente la mejor manera de iniciar unas relaciones”, sentenció Oliver.

Por la experiencia del letrado en el caso de Carvajal, así como de otros procesos que ha llevado, “en estos momentos poco o nada puede hacerse para evitar la extradición” [del exgeneral venezolano].

“La defensa no podría impedir la entrega, no existe en este momento ningún recurso que paralice la eventual entrega, tan solo depende ahora de que exista un Consejo de Ministros o de un gobierno que no esté en funciones para poderlo entregar”, zanjó el jurista.

El rechazo de España a la extradición de Carvajal se sustentó, según su defensa, a hechos concretos como “deficiencias en la solicitud de EEUU, los testimonios de narcos desde cárceles estadounidenses que alegaron presunta falsedad de las acusaciones contra Carvajal así como al ofrecimiento de quienes en su momento fueron voces autorizadas en Venezuela y manifestaron disposición de testificar en favor de la inocencia del militar retirado”.

La acusación en la Corte de Distrito Sur de Nueva York por el fiscal Preet Bharara sobre el “narcoavión” –epicentro del proceso contra el general chavista–, tuvo una revelación estelar en España que el máximo tribunal escuchó, por parte de la defensa, y puede retumbar a miles de kilómetros hasta llegar a Nueva York, revelaron los documentos del caso a los que accedió DIARIO LAS AMÉRICAS.

Estados Unidos quiere enjuiciar a Carvajal desde 2011, por presuntos delitos de narcotráfico y su respaldo operacional a la ahora extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), durante la década que coordinó la inteligencia militar de su país con Chávez como presidente.

Desde siempre el “Pollo”, apodo con el que se refieren al general desde sus años en los cuarteles, ha negado su vinculación con el narcotráfico, pero la Agencia para el Control de Drogas de EEUU (DEA) ha insistido que son ciertas las acusaciones.

Washington asegura que el exjefe de espionaje habría facilitado las operaciones de narcotráfico de al menos una docena de capos de la droga que anidaron en Venezuela entre 2005 y 2011.

Los documentos judiciales presentados en la Corte de Distrito Sur de Miami, una de las que requiere a Carvajal en EEUU [que son documentos públicos y a los cuales DIARIO LAS AMÉRICAS ha accedido], abren su acusación contra el general venezolano con los testimonios de Alberto Marín, alias Beto Marín, quien era lugarteniente del asesinado capo colombiano Wilber Varela, líder del cártel del Norte del Valle.

Un grupo de fiscales federales adjuntos de Nueva York, con la asistencia del fiscal Adam Fels, de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de Florida, viene trabajando en esta serie de casos. Precisamente Fels ha sido el "fiscal insignia" de un grueso de las acusaciones contra altos funcionarios venezolanos.

Según la corte federal de Miami, Varela pagó a Carvajal para su protección y trasiego de drogas, y es Marín uno de los testigos estrella. “Ninguna de esas personas, delincuentes confesos, que ofrecen testimonios conoce a Carvajal” y hay quien puede probarlo, matizó el abogado Oliver en sus escritos.

Con la extradición de Hugo Carvajal negada y ahora aceptada por España, Estados Unidos se hace de un personaje clave de la nomenclatura del poder chavista para conocer mucho más del accionar del fallecido mandatario y sus colaboradores más cercanos, incluyendo al propio Nicolás Maduro, hoy convertido en dictador de Venezuela.

El hecho de que Maduro pocas veces o ninguna se refiriera a la traición del antiguo jefe de sus espías muestra lo mucho que este conocía las verdades del régimen o las suyas. Lo cierto es que aún hay cosas que el exmilitar chavista tendrá que explicar.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la presión internacional logrará la libertad del opositor cubano José Daniel Ferrer, detenido por el régimen de la isla desde inicios de octubre?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas