MIAMI.- El presidente Donald Trump realiza su gira de 12 días por cinco países de Asia: Japón, Corea del Sur, China, Vietnam y Filipinas, la más larga que realiza un mandatario estadounidense por el lejano continente, marcado esta vez por la crisis militar con Corea del Norte y la influencia comercial de China en la región.

“Ningún dictador debería subestimar la determinación de EEUU”, advirtió Trump ante las tropas de este país en la base aérea de Yokota, en Japón, adonde llegó el domingo, tras realizar una escala en Hawái el sábado, según informaron varias agencias de prensa.

Aunque no hizo ninguna mención directa a Corea del Norte, Trump advirtió de que “ningún país puede imponerse a las capacidades militares estadounidenses”, y señaló que las tropas de EEUU “no vacilarán ni un ápice ante cualquier amenaza”.

No hay duda que uno de los temas centrales durante el viaje de Trump será el conflicto con Corea del Norte, ya que esta nación sigue realizando lanzamientos de misiles e impulsando un programa nuclear a pesar de las resoluciones en contra de la ONU.

Coincidiendo con la llegada de Trump a Tokio, el diario The Washington Post difundió una misiva del Pentágono dirigida a dos legisladores en la que uno de sus principales generales admite que la única manera de asegurar con "total certidumbre" el control del arsenal nuclear de Corea del Norte conllevaría una invasión del país recurriendo a tropas estadounidenses y que según sus estimaciones el ejército norcoreano podría recurrir a su armamento biológico para defenderse. Los expertos coinciden en que “una guerra en la Península provocaría al menos 300.000 muertos” sólo en los primeros días de la conflagración.

Primer encuentro

Trump fue recibido por el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en un exclusivo club de golf, donde ambos mandatarios almorzaron juntos antes de disputar una ronda de juego, acompañados del golfista Hideki Matsuyama, el número cuatro en la tabla de clasificación mundial.

Aunque no ha trascendido mucha información sobre este primer encuentro “informal”, el primer ministro japonés afirmó que ambos "pudieron relajarse" y "mantuvieron el tipo de grandes conversaciones que sólo se pueden tener jugando al golf", en las que "dialogaron de forma honesta sobre asuntos muy complicados", según informó la agencia de noticias EFE, luego de recoger una nota de la agencia local Kyodo.

El mandatario conservador nipón volvió a apostar así por la "diplomacia del golf" para su reencuentro con Trump, con vistas a consolidar la buena sintonía que ambos mostraron en sus cuatro anteriores reuniones desde que el magnate neoyorquino ganó las presidenciales estadounidenses.

Coincidiendo con la llegada del presidente estadounidense a Japón, los medios oficiales norcoreanos advirtieron hoy de que Pyongyang impondrá "un castigo inmisericorde" a EEUU si Trump realiza "actos o comentarios insensatos".

"Nadie puede prever cuándo Trump emprende un acto insensato. La única forma de controlar estas acciones es domándolo con un poder físico absoluto", señaló un comentario publicado por el órgano oficial del Gobierno norcoreano, Rodong Sinmun.

"Si Estados Unidos subestima la fuerte determinación de la RPDC (siglas de la República Popular Democrática de Corea, nombre oficial del país), nos veremos obligados a infligirle un castigo inmisericorde con la movilización de todas nuestras fuerzas", señaló el artículo, recogido también por la agencia estatal KCNA.

"Máxima presión"

La gira de Trump comienza en medio de un prolongado silencio armamentístico de Pyongyang -su último ensayo tuvo lugar el 15 de septiembre- y después de que la tensión en la península de Corea alcanzara niveles inéditos a raíz del cruce de amenazas belicistas entre Washington y el régimen norcoreano y de las exhibiciones militares por ambas partes.

Trump, quien durante sus encuentros con Abe reafirmará la posición común ante el hermético país, también dijo que prevé tomar "muy pronto" una decisión sobre la inclusión de Corea del Norte entre los países considerados "patrocinadores del terrorismo".

Tokio y Washington son partidarios de aplicar la "máxima presión" sobre el Pyongyang y no descartan la opción militar, aunque tampoco desechan el diálogo si el régimen renuncia a sus programas armamentísticos.

Abe y Trump cenaron en un prestigioso restaurante de Tokio, donde acompañados de sus respectivas esposas, Akie Abe y Melania Trump, degustarán buey de la apreciada raza local wagyu y vieiras de Hokkaido.

"Vamos a tener una importante conversación sobre muchos asuntos incluido Corea del Norte y comercio y vamos muy bien. (...) Nuestra relación es extraordinaria. No creo que hayamos estado nunca tan cerca de Japón como estamos ahora", aseguró el presidente estadounidense en la puerta del restaurante antes de la cena.

La agenda de Trump en Japón continúa el lunes con una reunión con el emperador nipón, Akihito, y su esposa, Michiko, antes de realizar el encuentro formal a puertas cerradas con el premier japonés, para más tarde recibir a un grupo de familiares de japoneses secuestrados hace décadas por el régimen norcoreano.

Las autoridades niponas han desplegado medidas excepcionales de seguridad con motivo de la visita, que incluyen la movilización de 21.000 policías en Tokio y sus alrededores y la recomendación de no circular en coche por la capital nipona.

Melania Trump visita una tienda de perlas en Tokio

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, visitó una tienda de perlas en el exclusivo barrio tokiota de Ginza, en la primera parada de la gira asiática que ella y el presidente estadounidense, Donald Trump, llevan a cabo por Asia.

Melania estuvo acompañada por Akie Abe, la esposa del primer ministro nipón, Shinzo Abe, en su visita a la principal sede de la cadena de joyerías Mikimoto, en lo que formaba parte del "programa cultural" que el Gobierno nipón ha preparado para la primera dama.

El establecimiento, fundado en 1899, contó con la presencia de dos "ama", las buceadoras a pulmón que explicaron a Melania su técnica tradicional del cultivo de perlas, vestidas con sus trajes blancos de trabajo y gafas de buceo.

"¡Visita maravillosa con la Sra. Abe hoy! Disfruté de la conversación con un té y de la presentación cultural sobre la historia de las perlas", tuiteó la esposa del presidente estadounidense.

Un encargado del establecimiento aseguró a la cadena pública NHK que Melania estuvo "muy encantadora" y mostró mucho interés por sus productos.

"Me preguntaron sobre la profundidad de las aguas en las que nos sumergimos y cuánto tiempo puedo estar sin respirar", contó a los periodistas una de las buceadoras, Miaki Okumura, de 57 años.

"Respondí que la profundidad era de entre 5 y 6 metros y que podía contener la respiración entre 40 y 50 segundos", explicó, añadiendo que Melania Trump se quedó impresionada.

"Parece una persona muy amable y además es muy linda", dijo.

La otra buceadora, Saki Satonaka, de 22 años, contó que Melania Trump la felicitó por su debut en este oficio, que practica desde hace un mes. "Voy a guardar un recuerdo maravilloso de lo que ocurrió hoy durante toda mi vida", aseguró la joven.

Melania Trump y Akie Abe posaron para una foto con las dos buceadoras pero no hablaron con la prensa. También miraron una película sobre las perlas de cultivo en el país asiático, cuyas perlas gozan de gran fama internacional.

FUENTE: REDACCIÓN
 

Deja tu comentario