1. Derogación de la política de "Pies secos, pies mojados"

Obama se despidió en enero con la eliminación del trato preferencial a los inmigrantes cubanos.

La política especial de permisos humanitarios para ciudadanos cubanos que llegaban a los Estados Unidos, conocida bajo como "pies secos, pies mojados" fue derogada el 12 de enero de 2017 con efecto inmediato.

A partir de entonces cientos de cubanos quedaron varados en la larga travesía por países centroamericanos para solicitar visas y permanecer en EEUU. Algunos lograron permisos especiales en países como Panamá, México y Costa Rica y otros aún están a la espera de soluciones. Según datos oficiales del gobierno estadounidense el número de cubanos interceptados en las fronteras terrestres ha caído un 64% y un 71% los interceptados en el mar.

Durante el año fiscal 2017 la Guardia Costera detuvo a 1.468 balseros cubanos frente a los 5.396 del mismo período del año anterior. La política seguida en estos casos es la deportación inmediata porque el gobierno cubano acordó aceptar el regreso de los nacionales cubanos que son expulsados, al igual que ha aceptado el retorno de los inmigrantes interceptados en el mar.

2. Fin del Programa de Permisos para Profesionales Médicos Cubanos (CMPP)

También el 12 de enero de 2017, Estados Unidos y Cuba firmaron un acuerdo para normalizar su relación en políticas migratorias. Bajo ese acuerdo, el Departamento de Seguridad Nacional dio por terminado el CMPP, en sus siglas en inglés).

El 11 de agosto de 2006, el Departamento de Seguridad Nacional anunció que permitiría a cierto personal médico cubano presente en otros países (ni Cuba, ni en Estados Unidos) solicitar permiso de ingreso en una embajada o consulado estadounidense. Las solicitudes de permisos de ingreso eran adjudicadas por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés).

Bajo el Programa CMPP, los doctores y otros profesionales del campo de la salud enviados por el gobierno cubano a trabajar o estudiar en otros países podían solicitar permiso de ingreso a los Estados Unidos. Además, el cónyuge e hijos solteros menores de 21 años de personas que cumplían los requisitos del programa podían ser incluidos en la solicitud de permiso de ingreso. Los familiares podían estar presentes junto al profesional médico en el otro país o podían estar residiendo en Cuba.

3. El Programa de Permiso para Reunificación de Familias Cubanas se mantiene.

El Programa de Permiso de Reunificación Familiar Cubano (CFRP, por sus siglas en inglés), mantiene el compromiso de emitir 20,000 visas de inmigrantes anuales para los cubanos.

Creado en 2007, el CFRP permite a ciertos ciudadanos estadounidenses elegibles y residentes permanentes legales solicitar un permiso de ingreso para sus familiares en Cuba. Si se concede el permiso de ingreso, determinados miembros de la familia pueden venir a los Estados Unidos sin tener que esperar por sus fechas de prioridad de visa de inmigrante. Una vez en Estados Unidos, los beneficiarios del Programa CFRP pueden solicitar permiso de empleo mientras solicitan la residencia permanente legal.

El mantenimiento de estos programas es clave para el cumplimiento de los acuerdos migratorios firmados en 1994 que comprometen a EEUU a entregar 20,000 visas de inmigración al año a los cubanos en la isla.

Embajada de EEUU en La Habana.jpg
<div>Varios trabajadores realizan labores de limpieza fuera de la embajada de Estados Unidos después del paso del huracán Irma por La Habana (Cuba). </div>
Varios trabajadores realizan labores de limpieza fuera de la embajada de Estados Unidos después del paso del huracán Irma por La Habana (Cuba).

4. Los cubanos podrán viajar a Cuba sin necesidad de solicitar visados

A partir del 1 de enero de 2018 se elimina el requisito de "habilitación" del pasaporte para los viajes a Cuba de los emigrados cubanos.

Según el gobierno de la Isla, ese trámite, que consiste en la obtención de un permiso de entradas múltiples a Cuba con validez indefinida, demoraba o entorpecía muchas visitas a la isla, y su erradicación era un viejo reclamo de la diáspora cubana.

Cuba tomó estas medidas en un intento de "abrir" el país ante las tensiones con Estados Unidos. En su momento, Bruno Rodríguez, Canciller cubano hizo el anuncio durante un acto en Washington, en el que presentó las medidas como un contraste con la reciente decisión del Gobierno de Donald Trump de recortar su personal diplomático en La Habana y de suspender la emisión de visados desde allí para los cubanos que desean viajar a Estados Unidos.

"El Gobierno de Estados Unidos cierra, y Cuba abre", dijo Rodríguez en el acto de clausura del IV Encuentro de Cubanos Residentes en Estados Unidos.

5. Los hijos de cubanos residentes en el exterior podrán obtener la ciudadanía cubana

El Gobierno cubano eliminará "el requisito de avecindamiento", para que "los hijos de cubanos residentes en el exterior, que hayan nacido en el extranjero, puedan obtener la ciudadanía cubana y su documento de identidad", según precisó la Cancillería de Cuba.

Ese requisito exigía que los hijos de cubanos nacidos en el exterior pasen al menos 3 meses en Cuba para para otorgarles la ciudadanía, un trámite que a partir de enero podrán solicitar desde el consulado cubano en su país de residencia o desde la isla, sin necesitar un tiempo de espera previo, según fuentes oficiales.

6. El gobierno cubano abre las puertas a quienes ellos consideran que salieron ilegalmente del país.

Con fecha de inicio el 1 de enero de 2018, el Gobierno cubano permitirá la entrada a la isla "de los ciudadanos que salieron ilegalmente del país, excepto aquellos que lo hicieron a través de la base de Estados Unidos en Guantánamo", según anunció la Cancillería cubana. Este cambio quizá podría favorecer a los desertores, aunque La Habana no ha dado detalles al respecto.

7. Cuba permitirá la salida y entrada en barcos de recreo a los residentes cubanos en el exterior

La entrada y salida a Cuba de ciudadanos cubanos residentes en el exterior en embarcaciones de recreo, a través de las Marinas Turísticas Internacionales Hemingway y Gaviota-Varadero" comenzará a ser habitual a partir de enero de 2018, de acuerdo con la autorización del gobierno cubano emitido por la Cancillería.

8. Cierre parcial de las respectivas embajadas de Washington en la Habana y de la Habana en Washington

La expulsión de 15 funcionarios de la Embajada de Cuba en Washington dejó "desmantelado" consulado cubano, el único que Cuba tiene en todo Estados Unidos. La decisión del Departamento de Estado de EEUU dejó "en condiciones totalmente precarias, con un solo" funcionario consular, según explicó Bruno Rodríguez, Canciller de exteriores cubano.

El gobierno cubano reconoce que esa situación "tiene un impacto negativo en los servicios consulares y dificultará los viajes" a la isla "de los cubanos residentes en Estados Unidos".

Unos días antes, Washington había ordenado la retirada de la mayoría de su personal en la embajada en La Habana, suspendido los trámites consulares que no fueran de emergencia y recomendado a los estadounidenses que no viajen a la isla.

La razón oficial fue el misterio que aún rodea a los presuntos ataques sónicos que sufrieron al menos 24 diplomáticos estadounidenses en La Habana, y que supuestamente les causaron síntomas como pérdida de audición y problemas cognitivos.

Embajada de La habana en Washington.jpg
Vista de la Embajada de la Habana en Washington.
Vista de la Embajada de la Habana en Washington.

9. Suspensión temporal de las operaciones de la Embajada Estadounidense en la Habana

En diciembre, debido a reducciones en el personal de la Embajada Estadounidense en La Habana, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) suspendió temporalmente sus operaciones en su oficina local de Cuba. La oficina local de USCIS en Ciudad de México asumirá la jurisdicción de La Habana, durante el periodo que dure esta medida de la que solo han trascendido sus procedimientos.

Es posible encontrar información general acerca de las actualizaciones de los procedimientos para Cuba en la Embajada de Estados Unidos en La Habana y en la página web de la embajada. También puede comunicarse con la embajada por teléfono, llamando al 011(53)(7)839-4100, o por correo postal : U.S. Embassy Havana, Calzada entre L & M, Vedado, Havana, Cuba.

Para consultas urgentes, puede continuar contactando a la Oficina Local de USCIS en La Habana en la dirección de correo electrónico Havanauscis@dhs.gov. Para cualquier otra información acerca de los servicios que proporciona USCIS, por favor comuníquese con la Oficina Local de USCIS en Ciudad México.

Para más información de USCIS y sus programas, visite www.uscis.gov/es.

10. USCIS no aceptará un certificado consular como prueba suficiente de ciudadanía cubana

El 21 de noviembre, USCIS actualizó su política sobre determinación de ciudadanía cubana para los nacidos fuera de Cuba y ya no considera un certificado consular que documenta el nacimiento fuera de Cuba de una persona que es hija de un padre cubano como evidencia suficiente de la ciudadanía cubana.

Este memorándum de política se alinea con las leyes cubanas y aplica a las personas que nacieron fuera de Cuba y solicitan el estatus de residente permanente legal en Estados Unidos bajo la Ley de Ajuste Cubano (CAA, por sus siglas en inglés). Bajo la guía actualizada, USCIS no considerará un certificado consular como prueba suficiente de ciudadanía cubana. Este será el caso aún si el certificado consular contiene una declaración de ciudadanía.

USCIS continuará con la aceptación de pasaportes cubanos válidos y documentos del Registro Civil Cubano expedidos en La Habana como prueba de ciudadanía cubana.

11. Cuba y Estados Unidos Deportaciones mantendrán su política de deportaciones

A principio de año, el gobierno de Cuba se comprometió específicamente a recibir los cubanos que sean deportados por EEUU si no han pasado cuatro años desde que abandonaron Cuba. Según las declaraciones de ambos gobiernos, esto se debe a requerimientos de una ley cubana que espera sea eliminada como parte del proceso de normalización.

Aunque, entre los 15.410 cubanos que llegaron a territorio de los Estados Unidos durante el año fiscal 2017, apenas 160 fueron expulsados de EEUU. La cifra es insignificante si se compara con las expulsiones de nacionales procedentes de centroamérica. La mayoría de estos 160 deportados son individuos que llegaron a EEUU tras la derogación de la política de Pies Secos, Pies Mojados, por lo que a partir de enero comenzaron a ser devueltos a la Isla

Las estadísticas aportadas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, revelan que esta cifra asciende al doble de cubanos expulsados, si se compara con igual periodo del año anterior.

En 1984, Washington y La Habana acordaron una lista para repatriar a 2.746 presuntos criminales cubanos. Con la terminación de la política de "pies secos y pies mojados" en enero, Cuba y Estados Unidos pactaron también que agregarían a otros ciudadanos cubanos con órdenes de deportación que llegaron en 1980. Del total de la lista, unos 2.030 han sido repatriados, 256 han muerto y el resto está enfermo o con edad demasiado avanzada como para ser deportado.

Más de 37.000 cubanos tienen órdenes de deportación. De ellos, 29.000 son criminales condenados y 7.000 han transgredido las leyes de inmigración, de acuerdo con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU. Pero además de la lista del Mariel, Cuba ha aceptado revisar las deportaciones caso por caso. Hasta ahora 57 cubanos han sido deportados desde octubre de 2016, mientras que 335 fueron detenidos entre el 22 de enero y el 29 de abril.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Ha visto afectado su presupuesto por el aumento de la gasolina en el sur de Florida?

Las Más Leídas