Mientras el presidente Donald Trump se aproxima a su primer año al frente de la jefatura de Estado, un reciente estudio publicado por Pew Research Center destaca que la confianza de los estadounidenses en el Gobierno permanece cerca de un mínimo histórico.

“Solo un 18% de la población confía en que el Gobierno federal hace lo correcto casi siempre o la mayor parte del tiempo”.

Se trata de una cifra que según el Pew ha cambiado muy poco en la última década porque, aunque ahora más republicanos dicen tener más confianza en este gobierno, en comparación con la administración pasada, solo el 22% de republicanos, contra un 15% de demócratas, confían en el Gobierno la mayor parte del tiempo.

Por eso, resulta sorprendente que el mayor reconocimiento a la administración Trump provenga de una fuente inesperada: el presidente ruso Vladimir Putin.

Durante una conferencia de prensa en Moscú, con motivo del fin de año, Putin destacó los "importantes logros" conseguidos por Donald Trump desde que asumió la presidencia el 20 de enero pasado. También reiteró que todas esas acusaciones de colusión con Rusia durante la campaña electoral han sido "imaginadas" por oponentes políticos que buscan desacreditar al mandatario estadounidense.

Después de meses de señalamientos en contra de socios de Trump, por sus contactos con Moscú, las palabras de Putin resultan un poco inoportunas, tomando en cuenta que el líder ruso está en el centro de la controversia.

Tal vez, si no fuera por el asunto de colusión con Rusia y la investigación de Robert Mueller, el Presidente podría haber ganado más reconocimientos en el país que dirige.

Por ejemplo, dos de sus promesas claves, como la reforma tributaria y un incremento al presupuesto de las fuerzas armadas han ganado apoyo, tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado.

Aun a pesar de las reticencias demócratas, por lo que consideran un enorme costo impositivo para las clases media y baja, el Presidente asegura que su nuevo plan de recortes fiscales servirá para ayudar a las empresas, crear empleos para todos y estimular la economía.

Putin también le dio crédito a Trump por mejorar la economía y por un mercado bursátil en alza.

Otro de los éxitos de Trump la semana pasada fue la firma de la Ley de Autorización de Defensa Nacional, que promete 700.000 millones de dólares para el Pentágono, lo que supone un aumento de cerca del 5% respecto al año anterior.

Aunque este no es un incremento dramático, apoyará la planificación militar y el reclutamiento de 20.000 nuevos efectivos para el Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y los Marines.

El número de componentes de las fuerzas se había reducido bajo la administración del presidente Barack Obama.

Sin embargo, hay un aspecto particular que aún permanece fuera de la agenda de Trump: Las divisiones que se hicieron tan evidentes durante la campaña electoral siguen ahí, a pesar de haber prometido ponerles fin cuando estuviera en la Casa Blanca.

Sigue habiendo dudas y temores en la población sobre el estilo de presidencia de Trump.

Ahora bien, si su plan de Gobierno produce resultados positivos para la economía estadounidense y crea empleos para la clase media y baja, la imagen de un presidente Trump sitiado en La Casa Blanca podría cambiar en su favor rápidamente.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas