Muchos residentes en el distrito 12, incluyéndome, somos víctimas directas o indirectas de regímenes totalitarios, de la barbarie histórica, condicionados al exilio, la separación y el sufrimiento. Hemos trasplantado las raíces y encontrado en este pedacito de tierra un nuevo lugar para germinar. En la distancia masticamos el dolor y hemos aprendido a mantenernos unidos, como comunidad, en la lucha por reinstaurar la democracia y el estado de derecho en cada uno de nuestros pueblos de origen.

Ese sentimiento late, en los cubanos, nicaragüenses, venezolanos, bolivianos y es una alerta máxima para Perú, Colombia, Argentina. No debemos sentarnos a mirar, cómo espectadores, el atropello. Por el contrario, urge encontrar iniciativas conjuntas de presión internacional para al menos desenmascarar a las dictaduras.

Te puede interesar

Suelo escribir sobre temas sociales y económicos que representan un reto para hacer cada día mejor a Miami-Dade. Sin embargo, sería imperdonable no dedicarle unas palabras a la gallardía de los oprimidos a un año de las históricas protestas del 11 y 12 de Julio en la mayor de las Antillas y esgrimir la daga de la denuncia contra la cruel represión militar y judicial que se desencadenó por parte del castrismo.

El gobernante Migue Díaz-Canel en otro intento por tratar de manipular la opinión internacional dijo: “Lo que realmente nosotros vamos a festejar, como un primer aniversario el 11 de julio, es que el pueblo cubano y la Revolución Cubana desmontaron un golpe de Estado vandálico”.

Cuando en realidad fue un pueblo asqueado y sin esperanzas el que clamaba un cambio radical y lanzaba un grito de libertad.

Las cifras oficiales reconocen que los tribunales del régimen, en una especie de operación escarmiento destinada a reforzar la teoría de dictadura del terror, han emitido 76 sentencias en firme contra 381 perdonas por participar en las protestas entre ellos 16 menores de 18 años. No obstante, estas cifras son inferiores a las compiladas por distintas organizaciones de derechos humanos.

Cuban Prisoners Defenders sitúa en 1.046 los presos políticos en la isla y la mayoría relacionadas con las manifestaciones. Hoy nos toca cómo residentes en el condado no dejar a estas personas desvalidas en las mazmorras del tirano y así como tomamos las calles en largas caravanas con la frase: “Si Cuba está en la calle Miami también” hoy debemos no descansar hasta alcanzar la liberación de los procesados bajo cargos fabricados con el amparo de un sistema penal que responde como títere a los intereses del gobierno comunista.

Una lección del poder de la unidad explotó en las narices del castrismo a sólo días del aniversario del 11j. Gotabaya Rajapaksa, presidente de Sri Lanka se vio obligado a renunciar luego que, cientos de miles de personas se congregaron en Colombo, la capital, para exigirle que asumiese la responsabilidad por el hundimiento económico del país bajo el sistema socialista.

Cuba se encuentra, al parecer, en el ahora o nunca y todos deberíamos tener ese compromiso de no abandonarlos a su suerte en las garras del tirano opresor. Urge que políticos y ciudadanos ingenien iniciativas sólidas para contribuir a la libertad de la nación isleña. Cuando un pueblo se une en un nutrido bloque es impenetrable.

Me recuerda Una de las obras clásicas más célebres del Siglo de Oro Español, Fuenteovejuna de Lope de Vega, publicada en 1618 cuando plasmó a la inmortalidad: “¿Quién mató al comendador? / Fuenteovejuna, señor. / ¿Y quién es Fuenteovejuna? / Todos a una”

Nosotros desde esta orilla somos, sin importar, la nacionalidad, parte de ese pueblo. Nosotros en Miami-Dade también somos Fuenteovejuna. Con ese enemigo común que ha destruido tantos países en el continente.

*Aspirante a comisionada por el distrito 12 de Miami-Dade

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.86%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.64%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.5%
26979 votos

Las Más Leídas