www.marivalinsurance.com

No siempre creí en los seguros de vida. Antes de ser asesora financiera en Marival Insurance tenía poca confianza en las compañías, básicamente porque me faltaba información. Por eso entiendo a quienes se mantienen escépticos, al margen de todo tipo de aseguranza. Sin embargo, cuando nos informamos al respecto y conocemos la enorme gama de beneficios que brindan los seguros de vida, lo reguladas y serias que son estas compañías enormes y estables, se comienza a ver las cosas diferentes.

Ya no hay necesidad de fallecer para recibir los beneficios, sino que ante enfermedades graves, crónicas y terminales el cliente está protegido. Pero lo que más ha ganado adeptos con el paso del tiempo es el plan de ahorro libre de impuestos para el retiro que se genera a través de esta protección.

Para entenderlo vale destacar que las compañías de seguros de vida trabajan sobre la base de probabilidades. Por ejemplo, eligen una muestra de mil hombres de 40 años de edad, sacan la cuenta de cuántos fallecieron a final de año, cuántos se mantuvieron con vida y cuántos reclamos pagaron a las familias de esos que fallecieron o a quienes se enfermaron de gravedad. Sobre la base de esa estadística deducen entonces el costo del seguro, lo que se traduce en el riesgo que asume la compañía si le sucediera algo al asegurado y tuviera que pagar un reclamo de 100 mil dólares, 1 millón, en dependencia de la cobertura que posea la persona.

Es prácticamente una verdad de Perogrullo que mientras pasan los años y mayor se hace la persona, su salud se deteriora, y más cerca está de cualquier eventualidad nefasta, por tanto, el seguro de vida encarece su costo con los años. Sin embargo, usted paga lo mismo desde el principio, porque su prima es nivelada, se toma un promedio de los años que le quedan por vivir de acuerdo con la expectativa de vida en Estados Unidos, y es así como se mantiene pagando lo mismo siempre.

Pero cuando usted pone más dinero a sus 40 años de edad, cuando su seguro es bien barato y el sacrificio económico prácticamente es nulo, quizás a partir de los 60 ya no tenga que pagar más la prima mensual del seguro de vida, sino que este se pagará solo, debido a todo el ahorro que generó a lo largo de 20 años. Y con ese ahorro, que lo invierte la compañía en el mercado de valores, puede tener más dinero para dejar a su familia, o extraerlo en vida para pagar la universidad de sus nietos, comprarle una casa a sus hijos, o irse de vacaciones a Europa, como mejor le plazca.

En el banco su dinero está tan guardado como en una compañía de seguros de vida, con la diferencia de que en el primero el interés es de aproximadamente el 1%, y en la segunda, podría llegar a más del 7%.

Las formas de invertir son muchas, y es el cliente quien elige cómo hacerlo. Dentro de ellas se encuentra el Index Universal Life, que le permite participar de las ganancias del Mercado de Valores y nunca de las pérdidas, recibiendo hasta el 12% aproximadamente mientras la compañía gana, y manteniéndose estable, sin ganar ni perder, cuando esta refleja números negativos.

Lo cierto es que cualquiera de las opciones de inversión que le brinda Marival Insurance le permiten disfrutar la vida con tranquilidad, porque pase lo que pase contará con independencia, no será una carga para su familia y disfrutará de la vida como no puede hacerlo quien no ahorra, porque no quiere o porque le falta esta información que ahora posee usted. La pregunta es: ¿qué hará con ella?

Mariela Valdivia, asesora financiera.

786-312-7075

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas