El COVID-19 impuso un aplazamiento de los festejos por el triunfo de los Aliados sobre el nacismo. El 8 de mayo se cumplió el septuagésimo quinto aniversario de la capitulación de la Alemania nazi y el fin de la Segunda Guerra Mundial (SGM) en Europa y el surgimiento de un nuevo orden internacional que enriqueció a la humanidad: la democracia representativa.

Del mismo modo en que los Aliados liberaban a Europa del nacionalsocialismo y la libertad y la democracia resurgían como esencia natural en su parte occidental, en su región oriental otra ideología radical se apoderaba de esos pueblos.

Te puede interesar

La naturaleza extremista fue la esencia de los regímenes totalitarios que se instauraron a la fuerza en los países ocupados de la Europa del Este y que fuera bien descrito por Winston Churchill: “De Stettin, en el Báltico, Trieste, en el Adriático, ha caído un telón de acero a través del continente. Detrás de esta línea se encuentran los antiguos estados de la Europa central y oriental. Varsovia, Berlín, Praga, Viena, Budapest, Belgrado, Bucarest y Sofía, todas estas famosas ciudades y sus poblaciones en torno a ellas permanecen en lo que yo debo llamar el área de influencia soviética, y todas están sujetas, de una y otra forma, no solo a la influencia soviética, sino a una elevada, y en muchos casos crecientes, medidas de control de Moscú”.

En ese mismo discurso, de marzo de 1946, continúa expresando Churchill: “Cualquiera que sea la conclusión que se saque de estos hechos, esta no es realmente la Europa liberada por la cual nosotros hemos luchado. Tampoco la que tiene la esencia de la paz duradera”.

El primer ministro británico Churchill tenía razón, en la región ocupada por los ejércitos soviéticos dieron lugar a los regímenes totalitarios, la Unión Soviética adquirió la bomba atómica y se comenzó la guerra fría a escala mundial. Y aunque se consiguió la fundación de las Naciones Unidas, la creación de la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Partos Internacionales Civiles y Políticos y Económicos, Sociales y Culturales, todos estuvieron manipulados por la URSS y los países satélites socialistas, en detrimento de la libertad y la democracia.

Han pasado 75 años y ocurrido muchas cosas favorables a la democracia, como la caída del socialismo real y la desintegración de la Unión Soviética, que resultaron el fin de la guerra fría y la libertad para esos pueblos. Por eso, en este aniversario 75 del triunfo de los Aliados sobre el Nacional Socialismo, los mensajes del presidente Donald Trump y la reina Isabel son importante para sostener la libertad y la democracia pos pandemia COVID-19.

El presidente Trump recordó el heroísmo y sacrificio del pueblo estadounidense en derrocar al nazismo y el sostenimiento de la luz de la libertad y sus palabras fueron esperanzadoras y llena de patriotismo que representa un homenaje y la convicción de la nación de superar las dificultades del momento; por eso dijo: “Hoy al reflexionar sobre el 75 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa, se nos recuerda que ningún desafío es mayor que la resolución del espíritu estadounidense. En los últimos meses, nuestra nación ha enfrentado una notable adversidad durante la pandemia del coronavirus. Pero tal como hemos hecho tantas veces antes, Estados Unidos triunfará y emergeremos de este país más fuertes y más unidos”.

Del mismo modo visionario y de sostenimiento de la libertad, nos dejó en su mensaje la reina Isabel II, que hizo un recordatorio de ese día de la victoria en la SGM, cuando era princesa, esbozó el discurso de su padre, el rey Jorge VI, recordó la presencia del primer ministro Winston Churchill y de muchedumbres alegres del pueblo británico.

En esta ocasión, la Reina revivió momentos de aquel entonces, que se ajustan a la nueva realidad del siglo XXI y expresó que “Y mientras celebramos la victoria en Europa, sabíamos que habría más sacrificios. No fue hasta agosto cuando finalizó la lucha en el Lejano Oriente y la guerra terminó”.

Muchas personalidades políticas, científicas, profesionales, de las artes, deporte e incluso la gente sencilla han planteado que esta pandemia de COVID-19 es como una guerra contra un enemigo invisible. Lo cierto es que no hubo que disparar tiros ni bombas para paralizar fabricas ni negocios, desbordar los hospitales de enfermos y muertos que superan sus capacidades y las gentes están refugiadas dentro de sus casas y las calles y ciudades sin el deambular de las almas humanas.

Por supuesto, más de una docena de altas figuras políticas en EEUU no se conforman con la visión de accidente o proceso natural de evolución de la neumonía de Wuhan y están en la búsqueda del grado de implicación de las autoridades del partido comunista chino en un ataque bioterrorista sobre la nación americana.

En realidad, el Partido Comunista de China quiere imponer un nuevo orden mundial y aprovechar esta crisis de salud y en otras diferentes esferas para que su país surja como la única superpotencia en el mundo y, además, cuenta con sus agentes en suelo estadounidense que recientemente han llamado a la instauración socialista en una carta pública firmada por actores de renombres, a la huelga general, a la revolución socialista, y al apoyo incondicional a la dictadura castrocomunista, quizás en búsqueda de su servicio de inteligencia.

Un nuevo orden, con la prevalencia de China comunista, no traerá paz duradera; por lo que las palabras proféticas de Isabel II deben cumplimentarse para reafirmar y restructurar en mejora el ordenamiento político, económico y social surgido de la posguerra; que solo es posible con más libertad económica y asegurar las libertades fundamentales y entonces, podremos decir que hemos honrado aquellos defensores de la llama de la libertad.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Miami-Dade podría iniciar el 30 de septiembre el regreso escalonado a las clases presenciales. Así lo recomienda el superintendente Alberto Carvalho. Para Usted...

Es una muy buena noticia para los estudiantes y sus familias. Ya era hora
Es importante que las escuelas cumplan todos los protocolos para evitar contagios
Creo que es apresurado. Los padres deben ser quienes decidan si envían o no a sus hijos
Debemos esperar un poco más. Que la escuela se aliste, ok, pero que la realidad decida
ver resultados

Las Más Leídas