Edwin López
Jefe de la Policía Escolar de Miami-Dade

Como jefe del cuerpo policiaco de las Escuelas Públicas de Miami-Dade, se me encarga la noble misión de cuidar y promover un ambiente seguro, que asegure y fortalezca el el entorno del aprendizaje de nuestros estudiantes y que calme las inquietudes que pudieran tener nuestros padres de familia.

Por tanto, quiero, por medio de esta columna, asegurarles a todos los padres de familia que el distrito escolar está plenamente comprometido a su misión de proteger y promover un ambiente seguro que conlleve al enriquecimiento de las mentes de nuestros jóvenes.

Los recientes incidentes de violencia y asaltos hacia los estudiantes y las escuelas en todas partes de la nación exigen nuestra atención y nos motiva a revisar y fortalecer las medidas vigentes y venideras para asegurar la seguridad de nuestros estudiantes. Nuevos planes de contingencia han sido redactados en todo el país, detallando cómo las autoridades escolares y de otros organismos de seguridad deben responder en dichos casos inesperados de violencia, que pudieran ocurrir en cualquier plantel o comunidad.

Para llevar a cabo las estrategias detalladas en nuestros planes, se llevó a cabo una ceremonia de juramento para agregar oficiales a nuestro equipo de casi 200, ya que el Distrito pretende disponer de por lo menos un oficial en cada escuela para el curso escolar del 2018-19. Entre los nuevos oficiales contratados se encuentran un antiguo maestro que impartió clases de arte durante 15 años en nuestro distrito escolar, un antiguo oficial de la Patrulla de Autopistas de la Florida (Florida Highway Patrol) y antiguos oficiales u oficiales retirados de los departamentos de policía de las municipalidades de Hialeah, Biscayne Park, Miami y el condado Miami-Dade.

Dicha ceremonia fue la primera desde que tomó lugar el trágico incidente de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, durante el cual 17 personas perdieron la vida. Esta ceremonia fue posible gracias a la aprobación y favorable respuesta del público de la ley SB 7026 “Marjory Stoneman Douglas High School Public Safety Act”, aprobada por la legislatura de la Florida y firmada por el gobernador.

La ley asigna unos 97,5 millones de dólares para colocar un oficial de seguridad en cada escuela de cada condado y exige que todas las escuelas lleven a cabo ejercicios de seguridad regularmente. Asigna unos 99 millones de dólares para ampliar, mejorar y fortalecer la seguridad física de los planteles y establece y financia un Plan Marcial que entrenaría y armaría a profesionales escolares no instructivos para así complementar dicha seguridad, como también permite que ciertos oficiales retirados de la ley puedan convertirse en guardias de seguridad en las escuelas. Por último, la ley asigna unos 28.1 millones de dólares adicionales para el Departamento de Niños y Familias de la Florida, para financiar programas comunitarios de respuestas que sean más proactivos en prevenir problemas y crisis que pudieran conllevar a la violencia.

Actualmente, laboramos arduamente con otras autoridades municipales y organismos públicos para establecer y en algunos casos actualizar acuerdos bilaterales de ayuda mutua que complementen y unifiquen todas las medidas de seguridad en nuestro condado. Estos acuerdos presentarán un frente unido ante cualquier amenaza que pueda afectar la seguridad de nuestros planteles y comunidad.

Como el nuevo jefe de la policía escolar, les aseguro que haremos todo lo posible y aún mucho más para asegurar la seguridad de sus hijos y de nuestros valiosos maestros, entregados a la noble causa de la enseñanza.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas