Esta semana, el Congressional Hispanic Leadership Institute (CHLI) celebró su evento anual de premios. En este evento se honran a dos personas que trabajan para el Congreso, tanto del Partido Republicano como del Demócrata, que se han destacado en sus esfuerzos para promover la misión de superación en la comunidad hispana. CHLI ha realizado una gran misión para ayudar a los hispanos, especialmente a los jóvenes hispanos, patrocinando pasantías y becas en Washington, DC en el Congreso o en empresas Fortune 500, además de sus frecuentes conferencias, simposios y eventos que ayudan a garantizar que estos jóvenes tengan mejores oportunidades para ser exitosos. Este año, uno de los galardonados con el Premio Stephen Vermillion de reconocimiento del personal del Congreso es mi jefa de Personal, Maytee Sanz.

A menudo, los miembros del Congreso reciben el elogio y el crédito por el excelente trabajo de su personal. Ese ha sido ciertamente mi caso con Maytee, ya que dirigiendo mis oficinas en DC y en Miami, Maytee ha sido fundamental en el funcionamiento efectivo de las mismas, al mismo tiempo que ha mantenido nuestras prioridades políticas en el camino correcto, siempre conectadas con nuestra comunidad. Sin embargo, más profundamente que eso, la historia de Maytee se puede asociar con muchos en el sur de la Florida.

Maytee comenzó a trabajar conmigo desde mis inicios en la Legislatura Estatal de nuestro estado. Con el tiempo, su excelente papel como asistente en mi oficina representativa del Congreso en Miami mereció su nombramiento como jefa de Personal. En el camino, obtuvo sus títulos de Nova Southeastern University, además de encontrar tiempo para guiar a muchos jóvenes que pasaron por nuestras oficinas como pasantes, becarios y miembros que trabajan y han trabajado en mi oficina. Maytee se ha destacado al percibir el potencial de cada persona porque ella misma trabajó duro para demostrar su valía profesional una y otra vez.

Su trabajo de retribución no se ha limitado a nuestra oficina. Ella ha trabajado innumerables horas como voluntaria en nombre de CHLI y su misión de empoderar a la juventud hispana. Maytee merece esto y mucho más ya que ella trabaja para garantizar que la próxima generación tenga las herramientas necesarias para tener éxito. Maytee ha triunfado mediante su duro trabajo, su dedicación y su voluntad de aprender. Este premio otorgado a Maytee es muy merecido y el sur de la Florida ha sido muy bien servida al tenerla al frente de mi oficina.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas