La pandemia ha provocado que los divorcios se disparen, según dicen algunos estudios. Creo importante recordar qué es un divorcio, qué puede ocasionarlo y qué puede evitarlo.

Existen dos tipos de divorcios: el legal y el emocional. El divorcio legal es rápido, simplemente usted firma un documento. Esto es mucho más complicado de lo que se piensa, ya que un divorcio tiene implicaciones muy serias desde el punto de vista emocional, de los hijos, del dinero y de los grandes cambios que genera en todos los involucrados. Lo que pasa es que el divorcio legal está sumamente determinado por el divorcio emocional.

Te puede interesar

El emocional ocurre cuando la pareja va debilitando el vínculo que los une, la comunicación es mala o inexistente, hay mucha rabia y cosas que no se han dicho y se disparan las peleas, baja la actividad sexual, al igual que la ternura y el afecto. Estas personas no se divorcian legalmente, pero han estado mucho tiempo divorciados emocionalmente. ¿Por qué? No hay cosa más difícil que un divorcio, sobre todo para el hombre, que casi siempre es quien se va de la casa y pierde el contacto diario con los hijos, ocasionando mucho dolor y vacío emocional.

La mujer es más fuerte en los asuntos emocionales, pero esto le mueve el piso. La mayoría de las veces, dicen los estudios, el hombre, después de divorciarse, lentamente se va alejando de sus hijos y dejándolos en manos de la madre.

El divorcio emocional toma tiempo, pero es un secreto a voces. Simplemente, la pareja se soporta por el miedo al divorcio, a enfrentar el asunto económico, cada vez más complicado por la pandemia. Esto se dimensiona enormemente. Enfrentar la pandemia no ha sido fácil para nadie, y esta situación saca lo peor de cada persona. Casi todos, lo digamos o no, estamos muy deprimidos, llenos de miedo al futuro y con serios problemas económicos.

Si su matrimonio es fuerte, la pandemia puede contribuir a mejorarlo. Si hay una buena comunicación, sentirá necesidad de apoyar a su pareja que está deprimida, y la entenderá cuando explota lleno de rabia y frustración. Esto no sucederá si usted hace mucho que estaba divorciado emocionalmente de su pareja. Hasta para un matrimonio fuerte y basado en la comunicación, la madurez y el amor, esto es difícil.

Si existía desde hace tiempo un divorcio emocional, la pandemia destruirá el matrimonio. Las razones para quedarse en un matrimonio —y que lo hacen funcionar— son las mismas que se necesitan para tener un buen divorcio.

Por ende, si tiene un buen matrimonio, difícilmente se va a divorciar. Y si es malo, no tiene las herramientas para mantenerlo en medio de este huracán. Si la pandemia se llevó su matrimonio es porque usted ya tenía un divorcio emocional que no había enfrentado. Que "la fuerza" lo acompañe.

www.NancyAlvarez.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Miami-Dade podría iniciar el 30 de septiembre el regreso escalonado a las clases presenciales. Así lo recomienda el superintendente Alberto Carvalho. Para Usted...

Es una muy buena noticia para los estudiantes y sus familias. Ya era hora
Es importante que las escuelas cumplan todos los protocolos para evitar contagios
Creo que es apresurado. Los padres deben ser quienes decidan si envían o no a sus hijos
Debemos esperar un poco más. Que la escuela se aliste, ok, pero que la realidad decida
ver resultados

Las Más Leídas