Pelé se vuelve a expresar y como cada vez que ha abierto la boca en los últimos años, el "Rey" del fútbol genera debate. Su última afirmación hecha a través del canal de YouTube Pilhado sobre la superioridad como futbolista que él ve en Cristiano Ronaldo sobre Lionel Messi reabrió la caja de truenos en el mundo futbolístico.

Quizá Pelé es más inteligente de lo que pensamos y desvió el debate que siempre se ha planteado entre Messi y Maradona o él y Maradona para llevarlo a la competencia directa y generacional con Cristiano Ronaldo, eso sí, sin excluirse del "reinado" y auto-proclamándose el mejor de todos.

Te puede interesar

La vanidad y el ego parecen hablar el mismo idioma, mientras que el resto se lo dejan a otros lenguajes y a otras culturas.

No puedo coincidir con Pelé, aunque lo admiro y respeto. Mis años de vida y mis años periodísticos (desde 1978) me han permitido verlos a todos menos a Di Stéfano. Vi el fútbol que se jugaba en los '70 y las velocidades en la cancha de esos años. Si no me creen busquen los videos y verán que, comparado con el fútbol de hoy, en ese entonces no se corría, ni media como ahora. El fútbol era como en cámara lenta y eso que el reglamento desde lo disciplinario aún era permisivo.

No se le pueden quitar méritos a los jugadores de entonces porque era a lo que se jugaba y eran todos iguales, pero el deporte y el fútbol han evolucionado hacia la preparación física y al estudio de tácticas y sistemas que lo obligan a ser más competitivo.

Quizá Pelé hoy sería un extraordinario jugador, pero no sé si tendría las libertades con las que contó en su carrera. Pelé en Chile 62 no pudo terminar por lesión, aunque Brasil se coronó de la mano de Garrincha y en Inglaterra sintió igual el rigor de las marcas y se despidió del Mundial.

La fantasía se plasmó en México 70 gracias a una primera revolución táctica de Zagallo obligado a jugar con 5 números 10 (Pelé, Tostao, Gerson, Clodoaldo y Rivelino) para evitarse broncas de vestuario.

Maradona curiosamente no entró en la conversación de Pelé que recurrió al pretérito para mencionar a Zico, Ronaldinho, Ronaldo Nazario, Beckenbauer y Cruyff. Un descortés gesto para quien fue su heredero en versión mejorada.

Igual afirmar que es más consistente Cristiano que Messi va un poco en contravía de la realidad. Los dos han trazado una historia paralela que por fortuna la hemos disfrutado en vivo y en presente. Los dos son ganadores, los dos son goleadores y suman 11 Balones de Oro.

Ya es un tema de gustos elegir a cualquiera desde la óptica del análisis o de la pasión. Me gusta más Messi porque me ha llenado los ojos de espectáculo, porque nos ha enseñado a ver fácil lo difícil, porque su arte es más vistoso y su técnica es más depurada. Cristiano es efectividad y contundencia, también es asistidor, pero se ve más egoísta en la cancha. Messi es humildad, Cristiano es ego y quizá esto último es lo que termina por inclinar la balanza.

Igual desde la vereda cercana de los 80 años, Pelé se sigue sintiendo único, aunque la verdad no es él sino la historia, que después quizá entregará un veredicto.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas