viernes 12  de  abril 2024
OPINIÓN

Raúl Castro, el hombre de Moscú, vuelve hacer la traición a Cuba

Lo más sumiso del tirano Raúl Castro y su desprecio al sufrimiento del pueblo ucraniano fue expresarle al consejero de Putin su total apoyo
Diario las Américas | OSCAR ELÍAS BISCET
Por OSCAR ELÍAS BISCET

El adoctrinamiento intelectual-escolar ha sido tan intenso en Cuba que la frase impuesta por el Partido Comunista (PCC) aún la escuchamos: “¡Pa lo que sea, Fidel!”. Esa sumisión de entreguismo incondicional a la figura del tirano Fidel Castro se cumple con la directiva del régimen castrosocialista en su entrega y degradación de la soberanía nacional a una potencia militar extranjera como Rusia.

Los dictadores Castro han sido enemigos de la nación cubana durante sus vidas enteras. Fidel por su servidumbre a la Unión Soviética y Raúl por su apoyo ciego y desmedido a esas erróneas decisiones políticas violadoras de la soberanía nacional durante la gobernanza de su hermano Fidel. Ahora la evidencia más clara de sometimiento es a Rusia.

La Federación de Rusia está dirigida por Vladimir Putin (2012-vigente) y antes lo fue por Dimitri Medvedev, 2008-2012. Ambos mandatarios rusos están de acuerdo en el expansionismo de Rusia, con la guerra de rapiña y en detrimento de la soberanía de los países vecinos, la formación del nuevo Imperio Ruso, que rompe la Carta fundacional de las Naciones Unidas (ONU).

Putin, Medvedev y su régimen ruso putinista en Ucrania han cometido crímenes contra la paz: el crimen de agresión, crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidios. Desde el inicio de la guerra de invasión imperialista, ilegal e injustificada, al menos 500 niños han muerto y centenas han sido secuestrados y traficados a Rusia.

La Corte Penal Internacional (CPI) dio la orden de arresto de Vladimir Putin, 17/marzo/2023, por presunto responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de la población y traslado ilegal de la población de las zonas ocupadas de Ucrania a Rusia.

El fiscal de la CPI, Karim Khan, manifestó que “los crímenes de Rusia en Ucrania no quedarán impunes a pesar de su gran poder y las amenazas violentas de los directivos del régimen de Putin.

“Quienes creen que es imposible, no entienden la historia”. “Nadie debe sentir que pude cometer un genocidio o crímenes contra la humanidad con impunidad”, aseguro el fiscal Khan.

Medvedev, en repuesta a la orden de detención de Putin, dijo que atacaría con misiles a la Corte Penal Internacional en la ciudad de La Haya, Países Bajos. En junio del 2022, Medvedev lleno de rabia odiosa por el apoyo del Reino Unido (UK) a Ucrania, manifestó que bombardearía a Londres. Estas palabras se sustentan en las arengas de Putin en su guerra contra los anglosajones en referencia a UK y EEUU.

Dimitri Medvedev, subjefe del Consejo de Seguridad de Rusia, agradeció a Raúl Castro, en una conversación telefónica el 3 de junio de 2023, su sostén en el antagonismo con Occidente en medio de una guerra híbrida contra Rusia. Asimismo, Medvedev expuso su gratitud a Castro por su gran contribución personal al reforzamiento de la asociación estratégica entre Moscú y La Habana.

Lo más sumiso del tirano Raúl Castro y su desprecio al sufrimiento del pueblo ucraniano fue expresarle al consejero de Putin su total apoyo en relación a la situación ucraniana y patentizó su deseo de la victoria de Rusia en su invasión a Ucrania.

El régimen de Cuba tiene un acuerdo de entrenamiento de militares cubanos en Bielorrusia. Esta recibió recientemente armas nucleares tácticas de Rusia y misiles táctico-operativos Iskander-M, capaz de portar armas convencionales y nucleares. No se conoce si las prácticas militares de cubanos en Minsk son en las armas nucleares o en preparación para su participación directa en la ocupación de Ucrania.

Rusia ha solicitado mercenarios militares cubanos, venezolanos, nicaragüenses y de otros países para su guerra en Ucrania. Tiene un plan de instalación de armas nucleares ofensivas en Cuba y la obtención de tierras agrícolas y de embarcaderos para posibles bases de operaciones de los barcos de guerras y submarinos nucleares rusos.

El régimen de Castro Díaz-Canel no solo ha demostrado ser enemigo del Gobierno de Ucrania, sino también del pueblo ucraniano. Desde el apuntalamiento incondicional a Rusia putinista en la ocupación de la Península de Crimea ucraniana, 2014, hasta por sus recientes anhelos públicos por el triunfo de Putin en la Ucrania ocupada.

El Gobierno de Ucrania ha jugado un rol decisivo en la resistencia heroica de su pueblo contra la invasión extranjera y ha protestado por las flexibilizaciones a los atletas rusos de presentarse bajo bandera neutral en los eventos deportivos internacionales. Sin embargo, el Gobierno ucraniano y su Embajada en Cuba han hecho muy pocas exigencias contundentes sobre la tiranía cubana para que deponga su desafiante sustento a la ocupación rusa en Ucrania.

En estas circunstancias excepcionales, la pobre actitud en acciones firmes de los países libres y democráticos, como Reino Unido, EEUU, Unión Europea, Canadá, Latinoamérica y otros, en la permisividad malvada del régimen castrocomunista de Cuba en su respaldo desproporcionado a Rusia en la invasión a Ucrania, es un reflejo de la debilidad y tolerancia incongruente con los crímenes de lesa humanidad de Putin.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar