El empresario cubanoamericano Orlando López es el alcalde del municipio de Sweetwater. Nacido en Miami Beach, hijo de inmigrantes cubanos, López vivió parte de su adolescencia en Westchester, considerada una de las zonas residenciales de EEUU con mayor densidad de población cubana.

Sus estudios preparatorios los tomó en el colegio jesuita de Belen.

Identifica la vida marina como uno de sus mayores pasatiempos, la que asegura desarrolla en los Cayos de Florida, rodeado de familiares y amigos.

López reside en Sweetwater desde 1999, en la misma dirección con su esposa Belkys, su hijastra Abigail y su perro Luna.

Poco después de mudarse a esta municipalidad, el empresario se involucró en asuntos importantes de la comunidad.

Su pasión por el servicio público lo llevó a postularse a la Comisión municipal en 2001.

Después de cumplir 14 años en esa misión social, fue elegido alcalde de Sweetwater el 12 de mayo de 2015.

López dirige la ciudad bajo la estructura de “alcalde fuerte”, que es la forma instituida por la carta constitutiva de ese municipio. Siendo así, se desempeña como administrador y supervisa todos los departamentos y finanzas de la ciudad.

Su haber lo identifica como un empresario e inversionista exitoso. Su experiencia en el ámbito de los negocios y su conocimiento empresarial aportan en gran medida en su labor como alcalde.

Una de las tareas primordiales que desempeña López, consiste es alinear los esfuerzos de la ciudad a la visión de ciudad universitaria y también modernizar la ejecución de los servicios municipales.

Como empresario, se precia de poder manejar los presupuestos y finanzas de la ciudad, gracias a que desde joven ha estado inmerso en el negocio de la familia.

En la edad adulta, ha enfocado su desempeño en el sector inmobiliario.

MENSAJE DEL ALCALDE ORLANDO LÓPEZ

“Hemos cambiado a Sweetwater”

El enfoque principal de mi Administración ha sido desempeñarme con profesionalismo y responsabilidad, y perfeccionar las prácticas presupuestarias de la Ciudad. Con este fin hemos contactado a agencias estatales y federales para garantizar que las mejores prácticas sean estándares en todos los departamentos. Los resultados en tan solo tres años, han sido sobresalientes.

Al asumir el cargo, determinamos que la Ciudad tenía un capital operativo insuficiente, sin reservas y más de $4 millones en deuda vencida. En efecto, Sweetwater estaba en quiebra. Rápidamente implementamos una amplia gama de medidas de reducción de costos.

Entre estas, la Ciudad eliminó aproximadamente el 30% de una fuerza laboral previamente inflada e innecesaria, todo sin afectar la productividad o los servicios a los residentes. A lo largo de mi mandato, hemos encontrado ahorros donde ha sido posible, más recientemente con la contratación de un agente de compras para centralizar y coordinar esa actividad.

El resultado de todas estas medidas es que Sweetwater tiene hoy más de $3 millones en reservas y ha pagado las deudas vencidas de más de $4 millones. Después de estar al borde de la insolvencia, la Ciudad ahora es financieramente sólida y está bien administrada.

Al asumir el cargo, también comprobamos que el Departamento de Policía de la Ciudad estaba en un estado de deterioro y desorden con una moral extremadamente baja.

Con menos de 25 policías a tiempo completo, prácticamente sin la aplicación de ninguna política moderna y, lamentablemente, una inadecuada práctica de comando y control, la institución estaba en peligro de perder su certificación estatal. La terapia de choque estaba en orden.

El único remedio era empezar de nuevo. Con este fin, trajimos un personal de comando de la policía, compuesto por oficiales retirados altamente experimentados y condecorados, procedentes de un gran municipio vecino. Este nuevo personal de comando procedió a modernizar y reestructurar el Departamento de Policía.

Hoy en día, ese departamente cuenta con aproximadamente 45 oficiales a tiempo completo y ha logrado la acreditación total de la Comisión para la Acreditación de Cumplimiento de la Ley de Florida en su primer intento, una hazaña que es casi desconocida.

El Departamento de Policía es ahora una institución completamente diferente. Es administrado profesionalmente, cuenta con personal suficiente y se guía por políticas y procedimientos vigentes. De tal manera, es el orgulloso titular de la acreditación CoLEA. Ser un oficial de Policía de la Ciudad de Sweetwater en estos momentos es un honor y un privilegio.

El Gobierno de la Ciudad de Sweetwater hoy es una organización completamente diferente, más eficiente, más profesional y mejor que en mayo de 2015, cuando asumimos el cargo. Con la ayuda de mi personal y de nuestros residentes, esperamos terminar el proceso y dejar la Ciudad con un Gobierno que no tiene rival.

FUENTE: Redacción
 

Deja tu comentario