MIAMI.- REDACCIÓN DLA

Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, ha sido señalado por un exmiembro de seguridad de su entorno como presunto cabecilla del "cártel de los soles", supuesta red de narcotráfico integrada por dirigentes de políticos revolucionarios del país sudamericano. Pero no fue el único acusado por el capitán de corbeta Leamsy Salazar. También el gobernador del estado Aragua, Tareck El Aissami, quien además integra el equipo de Gobierno del presidente Nicolás Maduro, estaría involucrado, de acuerdo con el testimonio.

¿Quién es Tareck El Aissami?

Según la página web de la Gobernación del estado Aragua, provincia venezolana situada hacia el centro de esa nación suramericana, Tareck El Aissami, nació el 12 de noviembre de 1974, en la población merideña de El Vigía. Se crio y formó en la región andina, con influencia de su padre, quien fue detenido durante la intentona golpista del 4 de febrero de 1992.

La página de la Agencia Venezolana de Noticias destaca que “creció en una casa humilde de padres musulmanes, con más de 40 años de matrimonio”. Fuentes extraoficiales vinculan a su padre, Carlos El Aissami, con movimientos políticos de izquierda en la esfera árabe.

Es abogado y criminólogo egresado de la Universidad de Los Andes, donde llegó a recibir clases de Adán Chávez, hermano del fallecido mandatario Hugo Chávez. Presidió el Centro de Estudiantes de Derecho y la Federación de Centros de Estudiantes.

En 2003 fue el jefe de la Misión Identidad, adscrita al Servicio Autónomo de Identificación, Migración y Extranjería. En 2005 fue elegido diputado de la Asamblea Nacional por el estado Mérida. A pesar de su investidura, fue llamado por el Gobierno para que ocupara el cargo de viceministro de Seguridad Ciudadana, el cual dirigió de 2007 a 2008, cuando Chávez lo designa ministro de Interior y Justicia, gestión que emprendió durante 4 años.

Un represor

Sobre su papel como ministro, destaca la represión durante las protestas estudiantiles contra el cierre del canal de televisión RCTV y en rechazo a la pretensión de una reforma constitucional que convirtiera a Venezuela en Estado Socialista, emprendida vía consulta electoral por Hugo Chávez. El accionar de los estudiantes, que no se detuvieron ante la arremetida de El Aissami con los cuerpos de seguridad del Estado, se tradujo en la única derrota comicial del extinto mandatario, ocurrida el 2 de diciembre de 2007.

En la biografía que aparece en el site de la gobernación aragüeña se señala que durante su gestión como ministro fueron aprehendidos “75 capos internacionales del narcotráfico solicitados por la Interpol y se incrementó la cantidad de incautaciones realizadas en materia de drogas”.

En diciembre de 2012 fue electo Gobernador del estado Aragua. Actualmente, también es miembro de la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela y ocupa en paralelo, desde 2013, el cargo de vicepresidente para la región centro-occidental del país (Aragua, Carabobo, Yaracuy y Lara), por voluntad del hoy mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

La otra versión: su presunto papel en el “cártel de los soles”

Otra versión de los pasos de El Aissami es la que maneja el exmiembro de seguridad de Diosdado Cabello y anteriormente jefe de seguridad y asistente personal de Hugo Chávez, Leamsy Salazar, hoy testigo protegido en un caso que se prepara contra el número 2 del chavismo, en el marco de una investigación abierta por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York.

Este capitán de corbeta no sólo señaló que Cabello es el líder del llamado “cártel de los soles”, denominado así por estar compuesto de militares de alto rango con soles en las charreteras, sino que habría implicado también a Tareck el Aissami con esta organización narcotraficante y con supuestas redes islámicas.

El río suena

Una de las versiones sobre la supuesta existencia del “cártel de los soles” había sido brindada en 2012 por el empresario venezolano Walid Makled, actualmente juzgado en Caracas tras ser extraditado desde Estados Unidos por narcotráfico. Su captura y declaraciones comprometieron a un juez aliado del chavismo en diversos procesos considerados políticos: Eladio Aponte Aponte. Ante presiones, este magistrado decidió irse del país para ofrecer su versión en Estados Unidos.

Ese año, tras hacerse públicas declaraciones de Aponte, otrora miembro de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, El Aissami publicó supuestas pruebas de vínculos entre el jurista y el narcotraficante Walid Makled. Tales acusaciones del gobernador de Aragua también permanecen colgadas en la página web del ejecutivo regional 

Por el momento, tras conocer la denuncia de Salazar, El Aissami sólo ha respondido por twitter ante los señalamientos, manifestando su completa lealtad a Diosdado Cabello.

 


 

 

Deja tu comentario