cmenendez@diariolasamericas.com

@menendezpryce

Para que un vehículo autónomo detenga su marcha a tiempo cuando un peatón imprudente atraviese la vía por un sitio inesperado hace falta un nuevo entorno tecnológico, la tecnología 5G.

A pesar de que aún se dan los primeros pasos para crear la infraestructura necesaria para la llamada quinta generación tecnológica, los fabricantes Nokia, LG, Samsung, Motorola y Huawei tienen en sus planes lanzar teléfonos celulares 5G con la capacidad de ser 100 veces más veloces que los actuales 4G.

La 5G deberá expandir los servicios inalámbricos de banda ancha más allá del internet para llevarlo a lo que se conoce como internet de las cosas. Es decir, nos coloca cada vez más en control de nuestros objetos, hogares y lugares de trabajo, sumergidos en un océano interactivo.

Conectividad y rapidez

La idea del internet de las cosas es el origen de la tecnología 5G. Las actuales redes no soportan el ancho de banda necesario para que miles de sensores, de los electrodomésticos (neveras, robots, cortinas, aires acondicionados, cierres de puertas, placas solares, lavadoras, lámparas, hornos, etcétera) de todos los aparatos urbanos, los autos, los semáforos, los colectores de basura, los puentes, cajeros automáticos, peajes y vallas informativas estén conectados en tiempo real.

Es bueno señalar que 5G no es simplemente una tecnología, es un ecosistema tecnológico de complejas tecnologías. Para ello se utilizarán frecuencias muy altas, con menor longitud de onda. Las longitudes de onda más cortas permiten alcanzar mayores velocidades, pero necesitan de distancias más cortas entre el dispositivo y la antena. Por ello es necesario desplegar muchísimas antenas repetidoras.

Solo así la 5G mejoraría la comunicación entre los dispositivos y los servidores. El retraso entre los mismos sería prácticamente a cero, los técnicos le llaman baja latencia. O sea, todo ocurriría a tiempo real.

Otra gran ventaja de la 5G sería el bajo consumo de energía utilizados por los sensores y los artilugios conectados que podrían funcionar durante años sin la intervención del hombre.

Vehículos autónomos

Una de las industrias más beneficiadas con esta tecnología serán los fabricantes de vehículos autónomos. La baja latencia permitiría a estos autos la comunicación sin interrupciones con todo el ecosistema circundante. O sea, con otros vehículos, los sensores ubicados en toda la ciudad, y con los diferentes centros de datos.

La baja latencia también puede ser muy positiva para que un experto pueda realizar operaciones de alta precisión a miles de kilómetros, ya sean quirúrgicas, o tecnológicas muy complejas.

Dónde nos encontramos

Las compañías telefónicas más grandes de EEUU comienzan a hacer pruebas con redes 5G en algunos puntos del país. AT&T, Verizon Communications y los fabricantes de equipos de red LM Ericsson y Nokia se mueven en esa dirección.

No es una tarea fácil diseminar esta tecnología, al requerirse de la instalación de miles de pequeñas antenas con un costo bastante elevado, crear mini centros de datos en los vecindarios e instalar equipos de fibra ópticas.

Por ello la compañía estadounidense Xilinx acelera la producción de chips programables para prototipos de equipos inalámbricos 5G. Keysight fabrica aparatos de pruebas con el mismo propósito. Ciena, Lumentum y Corning se enfrascan en la tecnología de fibra óptica.

Aunque las empresas tecnológicas tengan como meta la quinta generación su implementación tomará tiempo. Los gobiernos federales y locales tendrán que aprobar algunos permisos y además habría que legislar nuevas leyes.

El desarrollo y emplazamiento de 5G requeriría una inversión inicial de $275. 000 millones para generar unos tres millones de empleos.

Algo llama la atención, a diferencia de sus rivales, Apple no ha anunciado teléfonos 5G. Eso nos da la medida de que aun el mercado no está maduro para que operen aparatos con esta tecnología.

Mientras esto llega, tendremos que conformarnos con el actual 4G que nos permite realizar operaciones impensables hace tan solo cinco años.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿A quién responsabiliza por el cierre parcial del Gobierno de EEUU?

Republicanos
Demócratas
Ambos
ver resultados

Las Más Leídas