viernes 16  de  febrero 2024
CAMBIOS

Apple adopta el USB-C y sustituye el Lightning

El cambio de Apple es un ejemplo de cómo las normativas de la Unión Europea acaban repercutiendo en todo el mundo

LONDRES.- Apple está abandonando el cable Lightning, su enchufe de carga del iPhone, y se alinea con el resto de la industria tecnológica mediante la adopción del USB-C, un estándar de conexión mucho más utilizado. Eso se debe en buena parte a una norma de carga común de la Unión Europea que pronto se aplicará en el bloque de 27 países.

Este es un vistazo al conector USB-C y lo que ello significa para los consumidores:

¿Qué es el USB-C y cómo puedo distinguirlo de otros enchufes?

La primera parte del acrónimo significa Universal Serial Bus (Bus Universal en Serie), y sustituye a las versiones anteriores de los cables USB utilizados en todo tipo de dispositivos, desde impresoras y discos duros hasta ratones de computadora y lectores Kindle.

El conector USB-C tiene forma de óvalo alargado, diferente a la de sus predecesores. También es simétrico y reversible, lo que elimina una de las críticas habituales a las versiones anteriores, como los conectores USB-A rectangulares, porque no hay forma incorrecta de enchufarlo.

¿Qué es lo que es tan magnífico del USB-C?

Los cables USB-C pueden conducir más energía —por lo que las computadoras portátiles pueden cargarse más rápido— y permiten velocidades de transferencia de datos más veloces, lo que permite copiar una gran cantidad de archivos de una computadora a un disco duro externo. Al mismo tiempo, pueden enviar una señal de video a un monitor y suministrar energía a los accesorios conectados.

El conector USB-C también está diseñado pensando en el futuro. Su forma no cambiará, pero las nuevas versiones —y los dispositivos a los que se conectan— incluirán funciones mejoradas. Eso significa que los usuarios tendrán que tener cuidado, porque los dispositivos más antiguos podrían no ser compatibles con las especificaciones más recientes.

Además es más delgado que los conectores USB-A, por lo que se adapta mejor a los nuevos dispositivos, cada vez más pequeños.

¿Por qué Apple lo está usando?

Apple ha defendido durante mucho tiempo su conector Lightning patentado para los iPhone, a pesar de que prácticamente nadie más lo utilizaba. La empresa se mantuvo firme frente a la exigencia de la UE para que hubiera un dispositivo de carga común para todos, alegando que limitaría la innovación y acabaría perjudicando a los consumidores.

El gigante tecnológico de California sostuvo su postura incluso cuando otros empezaron a añadir conectores USB-C a sus dispositivos. Pero después de que la propuesta de la UE obtuviera una aprobación clave el año pasado, Apple cedió y no miró hacia atrás.

Una ejecutiva de la compañía que presentó el último iPhone recientemente ni siquiera mencionó el cable Lightning al dar a conocer a su sustituto.

“El USB-C se ha convertido en un estándar universalmente aceptado, así que estamos introduciendo el USB-C en el iPhone 15”, dijo Kaiann Drance, vicepresidenta de mercadotecnia de producto del iPhone.

Drance explicó que el USB-C “ha estado integrado en los productos de Apple durante años” y ahora se puede utilizar en MacBooks, iPads, iPhones y AirPods.

¿Qué papel desempeñó Europa?

El cambio de Apple es un ejemplo de cómo las normativas de la Unión Europea acaban repercutiendo en todo el mundo -algo a lo que se conoce como “efecto Bruselas”- ya que las empresas deciden que es más fácil cumplirlas que fabricar productos diferentes para regiones distintas.

La UE pasó más de una década presionando a la industria tecnológica con el fin de que adoptara un estándar común para cargar dispositivos. La presión de imponer normas para que haya un cable uniforme forma parte de una iniciativa más amplia para que los productos vendidos en la UE sean más sostenibles y se reduzcan los residuos electrónicos.

La norma de carga común de la UE no entrará en vigor sino hasta otoño de 2024. Abarca teléfonos, tabletas, lectores electrónicos, auriculares, cámaras digitales, audífonos y diademas, consolas portátiles de videojuegos, teclados y ratones, bocinas portátiles y dispositivos de navegación.

Además establece un estándar en la tecnología de carga rápida y les da a los consumidores el derecho a elegir si compran nuevos dispositivos con o sin cargador.

FUENTE: AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar