Nokia está de vuelta, además con un modelo de alta gama. Después de probar con los modelos Android de gama media Nokia 3, 5 y 6, el dueño actual de la marca finlandesa, HMD Global, ha desarrollado con el Nokia 8 un smartphone de elevadas prestaciones y coste.

El precio se ubica en torno a los 600 euros (unos 700 dólares) y ofrece el software más actual en una carcasa acorde. ¿Pero es suficiente para que recupere el trono de ventas de celulares?

El hardware interno se encuentra al mismo nivel que el de los principales competidores. Un procesador Snapdragon 835 de Qualcomm, 64 Gigabytes (GB) de memoria (hasta 256 GB más con tarjeta de memoria), 4 GB de RAM, LTE, carga rápida. También la batería compite al máximo nivel con una capacidad de algo más de 3.000 miliamperios/hora.

Una diferencia está en el diseño: mientras que otros fabricantes apuestan por los bordes redondeados y la práctica ausencia de marcos, el Nokia 8 es más clásico. La carcasa es de aluminio de una sola pieza, la pantalla es de 5,3 pulgadas y por arriba y por abajo hay un marco de un dedo de ancho, lo que recuerda a primera vista a la época de la serie Lumia -en cooperación con Microsoft-.

Un punto en contra es que el Nokia 8 no es resistente al agua, sino sólo a las salpicaduras (IP54), aunque en la prueba resistió sin problemas mojarse en un día de lluvia intensa. Como la carcasa es un tanto resbaladiza, es recomendable tener una funda y para olvidarse de las huellas digitales en la pantalla brillante lo mejor es usar un paño de microfibra.

Al comenzar a utilizar el Nokia 8 uno experimenta dos sorpresas: por una parte, la pantalla IPS (2.560 x 1.440 píxeles) entusiasma con sus colores vivos, buena representación de blancos y tonos negros oscuros incluso con ángulos llanos. La otra es que no vienen preinstalados como en otros fabricantes las numerosas app con cuentas de usuarios, accesos a tiendas o servicios en la nube.

En el Nokia 8, al igual que en los más baratos Nokia 3, 5 y 6, solamente viene el sistema Android de Google (versión Nougat), los servicios en la nube de Google y el asistente por voz Google Assistant. Nada más. Por una parte esto puede ser positivo, aunque no siempre. También podría decirse que Nokia deja aquí de aprovechar el potencial para diferenciarse de los demás con elementos propios.

Lo bueno del Android puro es que acelera mucho el encendido, y que además los usuarios son los primeros en recibir las actualizaciones de seguridad y nuevas funciones. Dos veces durante las dos semanas de la prueba con el teléfono llegaron actualizaciones.

Las cámaras también dejan una buena impresión. La frontal, de 13 megapíxeles, hace unos autorretratos tan nítidos que nadie se atreverá a hacerse fotos al levantarse por la mañana. Viene bien un modo añadido para embellecer las imágenes y quitar años (o añadir horas de sueño).

En la parte trasera lleva una cámara doble con tecnología Zeiss (también de 13 megapíxeles, con sensores en color y monocromático) que ofrece múltiples funciones prácticas. Por ejemplo la edición posterior de la profundidad de campo, el enfoque o el efecto "Bokeh", adecuado para los retratos. Los amantes de las fotos en blanco y negro pueden hacer fotografías monocromáticas de mucho contraste con el segundo sensor.

El Nokia 8 aplica una función que no es totalmente nueva pero que en su caso aprovecha muy bien, que es la pantalla dividida con las imágenes tanto de la cámara trasera como de la delantera. Nokia bautiza esta función como "Bothie" (un juego de palabras con "both", ambos, en inglés). Si uno así lo desea, puede fotografiar o grabar a la vez al usuario y al objeto, en el caso del video incluso en calidad 4K.

Tres micrófonos permiten una calidad de sonido de 360 grados. A quien le gusten este tipo de cosas y las aproveche para las redes sociales puede sacarles mucho partido y diversión con el Nokia.

En resumen, con el Nokia 8 los finlandeses de HMD Global consiguen volver a tener un modelo de alta gama... de estilo finlandés. Es decir sencillo, imperturbable, pero sólido. A nivel tecnológico no tiene nada que envidiar a otras marcas y el diseño clásico encontrará seguramente a sus fans. También es inteligente la opción del Android puro.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario