Los dispositivos electrónicos con batería de litio tienen en general un riesgo mayor de prenderse fuego que otro tipo de tecnología, sobre todo mientras se están cargando y si ha pasado tiempo desde la última recarga, alerta el instututo alemán IFS, perteneciente a las aseguradoras públicas y especializado en protección e investigación de daños.

Es decir que el peligro de incendio no sólo está presente en los productos defectuosos, sino de forma general. Por ello, los fabricantes recomiendan cargar los dispositivos bajo supervisión. Como esto no siempre es posible, el IFS señala que es positivo poner a cargar al aparato sobre una superficie ignífuga y en una habitación con detector de humos. Es importante también que el cargador sea el adecuado para la batería.

Según el IFS, es fundamental no cargar demasiado el aparato porque se calienta y la energía de una célula defectuosa se libera con facilidad causando un chispazo que puede generar llamas. Pero la batería tampoco debería descargarse por completo.

Las baterías de litio se encuentran en numerosos aparatos, porque son más potentes y tecnológicamente superiores, señala el IFS. La lista va desde smartphones y tablets a bicicletas con motor eléctrico, drones o taladradoras inalámbricas.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas