WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, regresó el miércoles a trabajar al Salón Oval, seis días después de haber dado positivo a la prueba de COVID-19, dijo la Casa Blanca.

El vocero del mandatario, Brian Morgenstern, dijo que el presidente estaba en una reunión de información sobre las negociaciones del paquete de estímulos a la economía y el avance del huracán Delta, que se dirige a costas de Estados Unidos.

Fue la primera visita de Trump a la Oficina Oval desde que fue dado de alta el lunes del Centro Médico Militar Walter Reed. En la Oficina Oval, el mandatario fue informado del huracán Delta, el cual se dirigía a la costa estadounidense en el Golfo de México, y acerca de las perspectivas de estímulo económico.

El médico de Trump informó el miércoles que el presidente continúa avanzando en su recuperación y que había declarado: “Me siento genial”.

El doctor Sean Conley agregó en un memorando que Trump no había presentado síntomas durante 24 horas y que tenía un nivel de saturación de oxígeno y una frecuencia respiratoria normales. De acuerdo con el memorando, en una muestra sanguínea tomada el lunes a Trump se encontraron anticuerpos contra el coronavirus, los cuales combaten la infección, aunque el viernes le habían administrado un medicamento experimental que los contiene.

Regeneron Pharmaceuticals Inc. dijo que no es posible que este tipo de prueba sanguínea distinga entre los anticuerpos desarrollados por el organismo de Trump y los suministrados por el medicamento de la compañía. Lo más probable es que los detectados en la prueba del lunes sean los del medicamento, según la empresa.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dijeron que los individuos pueden interrumpir su aislamiento 10 días después de la aparición de los síntomas. Aunque se ha reportado muy pocos casos de reinfección, los CDC recomiendan que incluso las personas que se hayan recuperado de COVID-19 continúen utilizando mascarilla, guarden la distancia y observen otras precauciones.

Los médicos dicen que Trump comenzó a mostrar síntomas moderados el 1 de octubre.

Los colaboradores recibieron la instrucción de tomar precauciones para evitar que el presidente los contagie. Y aunque los colaboradores aseguran que Trump está trabajando, funcionarios de la Casa Blanca han ofrecido pocos detalles de lo que está haciendo, salvo subrayar que ha conversado con líderes republicanos y trabajado con asesores en los últimos días.

El portavoz de la Casa Blanca, dijo que Trump “desea dirigirse al pueblo estadounidense y lo hará pronto”. Sin embargo, Morgenstern dijo no tener detalles de cuándo Trump podría presentarse ante el público.

El comportamiento del presidente, que fue hospitalizado entre el viernes y el lunes por COVID-19, es criticado por sus adversarios debido a que se han registrado varios casos positivos en la Casa Blanca.

Trump ha prometido volver a hacer campaña en breve y participar en el segundo debate presidencial contra su oponente demócrata, Joe Biden, en Miami el 15 de octubre.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas