Embed

REDACCIÓN.-Científicos chinos y alemanes han realizado por primera vez mediciones de la radiación en la luna con resolución temporal, que muestran una tasa de dosis equivalente de aproximadamente 60 microsieverts por hora.

En comparación, en un vuelo de larga distancia de Frankfurt a Nueva York, es de 5 a 10 veces más bajo y en tierra más de 200 veces más bajo, según publican en la revista 'Science Advances'.

Te puede interesar

En los próximos años y décadas, varias naciones quieren explorar la luna y planean enviar astronautas allí nuevamente para este propósito. Pero en nuestro inhóspito satélite, la radiación espacial representa un riesgo significativo.

Los astronautas del Apolo llevaron consigo los denominados dosímetros, que realizaron mediciones rudimentarias de la exposición total a la radiación durante toda su expedición a la luna y viceversa.

El 'Lunar Lander Neutron and Dosimetry' (LND) fue desarrollado y construido en la Universidad de Kiel, en nombre de la Administración Espacial del Centro Aeroespacial Alemán (DLR), con fondos del Ministerio Federal de Economía y Energía (BMWi).

Las medidas tomadas por el LND permiten el cálculo de la llamada dosis equivalente. Esto es importante para estimar los efectos biológicos de la radiación espacial en los humanos.

"La exposición a la radiación que hemos medido es un buen punto de referencia para la radiación dentro de un traje de astronauta", explica Thomas Berger, del Centro Aeroespacial Alemán en Colonia, coautor de la publicación.

Dado que los astronautas estarían en la luna mucho más tiempo que los pasajeros que vuelan a Nueva York y viceversa, esto representa una exposición considerable para los humanos, alerta en un comunicado Robert Wimmer-Schweingruber, de la Universidad de Kiel, cuyo equipo desarrolló y construyó el instrumento.

"Los humanos no estamos hechos para resistir la radiación espacial. Sin embargo, los astronautas pueden y deben protegerse lo más posible durante estancias más largas en la luna, por ejemplo, cubriendo su hábitat con una gruesa capa de suelo lunar", explica.

"Durante las estancias prolongadas en la Luna, el riesgo de que los astronautas desarrollen cáncer y otras enfermedades podría así reducirse", añade la coautora Christine Hellweg, del Centro Aeroespacial Alemán.

Las mediciones se tomaron a bordo del módulo de aterrizaje lunar chino 'Chang'e-4', que aterrizó en el lado opuesto de la luna el 3 de enero de 2019.

El dispositivo de Kiel toma mediciones durante la "luz del día" lunar y, como todos los demás equipos científicos, se apaga durante la noche lunar muy fría y de casi dos semanas de duración, para ahorrar energía de la batería.

El dispositivo y el módulo de aterrizaje estaban programados para tomar medidas durante al menos un año, y ya han superado este objetivo.

Los datos del dispositivo y el módulo de aterrizaje se transmiten a la Tierra a través del satélite de retransmisión Queqiao, que se encuentra detrás de la luna.

Los datos obtenidos también tienen cierta relevancia con respecto a futuras misiones interplanetarias. Dado que la luna no tiene ni un campo magnético protector ni una atmósfera, el campo de radiación en la superficie de la luna es similar al del espacio interplanetario, aparte del blindaje de la luna misma.

"Esta es la razón por la que las mediciones tomadas por el LND también se utilizarán para revisar y desarrollar más modelos que puedan usarse para misiones futuras. Por ejemplo, si una misión tripulada sale a Marte, los nuevos hallazgos nos permiten estimar de manera fiable la radiación anticipada exposición por adelantado. Por eso es importante que nuestro detector también nos permita medir la composición de la radiación", destaca Wimmer-Schweingruber.

FUENTE: Con información de Europa Press

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 27.9%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.27%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.76%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.08%
1190 votos

Las Más Leídas