Embed

La Policía belga abatió este martes a un hombre poco antes de que se registrara una pequeña explosión en la Estación Central de trenes de Bruselas, informaron fuentes policiales.

El hombre que fue "neutralizado" por soldados en la Estación Central de Bruselas dijo "Allahu Akbar" (Dios es grande), según el jefe de la estación, Jean Michel.

La fuente aclaró que el individuo no gritó esa frase, sino que fue más bien un murmullo.

Las mismas fuentes han indicado que no existe constancia de heridos tras la explosión, que ha provocado una estampida en la estación central de la capital belga, además de que ha quedado interrumpido el tráfico ferroviario y las líneas de metro.

El primer ministro belga, Charles Michel, y el ministro del Interior, Jan Jambon, siguen de cerca la situación y han establecido un centro de crisis, indicó el portavoz del primer ministro, Frédéric Cauderlier.

La explosión registrada esta noche en la estación central de trenes de Bruselas se produjo después de que se efectuaran disparos contra un individuo que portaba un paquete sospechoso, informaron fuentes policiales.

Según la comisaría de Policía de la zona de Bruselas, fueron los militares que custodian la estación central quienes efectuaron dichos disparos, desconociéndose hasta el momento el estado de salud del individuo, que fue "neutralizado".

Según informó el centro de crisis belga, la situación está "bajo control".

Según la policía de la zona de Bruselas, los hechos ocurrieron en las escaleras del hall principal de la estación central de Bruselas.

FUENTE: EFE / dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario