dpa
BUENOS AIRES

La tensión entre Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas volvió a crecer hoy con sendas citaciones a embajadores, un pedido de explicaciones sobre el supuesto espionaje británico y la denuncia penal argentina contra las petroleras que operan sin su autorización en la zona del archipiélago austral.

El gobierno británico citó a la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro, para pedirle explicaciones sobre las críticas realizadas por el Ejecutivo de Buenos Aires respecto a la decisión de Londres de incrementar su presencia militar en las islas Malvinas.

"Rechazamos enérgicamente las recientes declaraciones de la presidenta argentina y de la embajadora argentina en Londres y convocamos a la embajadora para que las explique", afirmó el Ministerio de Exteriores británico.

El ministro de Defensa británico, Michael Fallon, aseguró a finales de marzo que Argentina seguía siendo una amenaza para la soberanía de Reino Unido sobre las islas Malvinas y anunció que Londres aumentará sus medidas de seguridad en el archipiélago del Atlántico Sur.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y su embajadora negaron que el país sea un peligro. La jefa de Estado acusó además al primer ministro británico, David Cameron, de hacer "uso electoral" del conflicto de soberanía entre ambas naciones.

Coincidiendo con el 33 aniversario del desembarco argentino de 1982 en el archipiélago, el 2 de abril la mandataria reclamó que el Reino Unido "se siente a dialogar en el marco de la ONU". 

"No tengan la menor duda de que vamos a volver a ver las islas formando nuevamente parte de nuestro territorio. No es voluntarismo, no es una mera utopía", afirmó Fernández de Kirchner, quien aclaró que "no será con militarización, sino el camino de reencuentro y la soberanía".

Tras la citación de la embajadora argentina en Londres se conoció que el gobierno argentino convocó al representante diplomático del Reino Unido en Buenos Aires, John Freeman, para "exigirle explicaciones" por las acciones de espionaje británicas reveladas por el ex espía de la CIA Edward Snowden.

El vicecanciller, Eduardo Zuain, le señaló al diplomático británico que acciones como el espionaje "violan el derecho a la privacidad" establecido en resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El canal noticioso TN reveló la semana pasada en un reportaje realizado junto con el portal The Intercept, que difunde los documentos de Snowden, que el Reino Unido realizó una intensa actividad de espionaje sobre la Argentina para averiguar sus planes respecto a las islas Malvinas.

La investigación abarca documentos, informes, correos electrónicos y comunicados internos de entre 2006 y 2011 y sostiene que el Cuartel General de Comunicaciones británico (GCHQ, por sus siglas en inglés) llevó a cabo una operación de espionaje.

El canal noticioso señaló que de acuerdo con el material filtrado, el principal objetivo de la Oficina de Asuntos Extranjeros era "prevenir que la Argentina recupere las islas Malvinas" y agregó que "nuevas operaciones cibernéticas" se estaban llevando a cabo hacia mediados de 2011.

Las islas Malvinas (Falklands para los británicos), ubicadas a unos 400 kilómetros de las costas argentinas, se encuentran desde 1833 bajo administración de Londres.

El pasado 2 de abril se cumplieron 33 años de la invasión a las Malvinas lanzada por la dictadura que gobernaba entonces la Argentina, que desató una guerra de poco más de dos meses con el Reino Unido en la que murieron 649 argentinos, 255 británicos y tres isleños civiles.

El gobierno argentino presentó hoy en tanto una denuncia penal contra cinco empresas por llevar adelante actividades de exploración de hidrocarburos en la plataforma continental argentina en la zona de las islas Malvinas "sin haber obtenido la correspondiente autorización de la Secretaría de Energía" argentina.

Las compañías denunciadas son Rockhopper Exploration plc, Premier Oil plc, Falkland Oil And Gas Limited, Noble Energy Inc. y Edison International SpA, informó la Cancillería en Buenos Aires.

La denuncia fue presentada por la Cancillería y el Ministerio de Planificación Federal, con el patrocinio de la Procuración del Tesoro de la Nación, ante la Procuración General de la Nación.

Las empresas denunciadas integran un consorcio responsable de la contratación de la plataforma semisumergible Eirik Raude, que el pasado 6 de marzo inició una campaña exploratoria en la cuenca Malvinas Norte, a unos 200 kilómetros de las islas Malvinas, durante la que prevé perforar al menos seis pozos a lo largo de un período estimado de 240-260 días.

"La zona de exploración de hidrocarburos es tan argentina como el Obelisco. Pero Reino Unido se niega a dialogar", subrayó el secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Daniel Filmus.

"No podemos permitir que se lleven las riquezas del territorio argentino y que son recursos pertenecientes a los 40 millones de argentinos. Estas empresas van a tener que responder ante la justicia argentina", señaló el funcionario.

El 2 de marzo el gobierno argentino había comunicado a su par del Reino Unido su "formal y enérgica protesta por el inminente inicio de actividades de perforación en búsqueda de hidrocarburos al norte de las Islas Malvinas, en áreas de la plataforma continental argentina sometidas a la ocupación ilegítima británica", informó la Cancillería.

Días después presentó una nota a la empresa Ocean Rig, propietaria de la plataforma Eirik Raude, en la que instó a la empresa a abstenerse de realizar actividades no autorizadas en la plataforma continental argentina. Le advirtió asimismo sobre las posibles consecuencias legales de su accionar.

La Secretaría de Energía argentina inhabilitó por plazos de 15 a 20 años a seis empresas británicas para realizar actividades en el país, por operar sin la autorización correspondiente en áreas próximas a las islas Malvinas.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.08%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.62%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.25%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.05%
2073 votos

Las Más Leídas