BUENOS AIRES.- Un juez argentino aseguró este lunes que el presidente, Mauricio Macri, no incurrió en presuntas maniobras de lavado de dinero realizadas por medio de dos sociedades offshore en las que, según los denominados "Panamá Papers", figura su nombre, indicaron fuentes judiciales.

En un dictamen, el juez federal Sebastián Casanello decidió renunciar a continuar la investigación tras "haber descartado la hipótesis de lavado de activos".

"Ante ese escenario, y frente a la existencia de dichas investigaciones y un posible remanente impositivo, al haber descartado la hipótesis de lavado de activos, el tribunal entendió que la decisión que correspondía adoptar conducía a declarar la incompetencia del fuero federal para seguir interviniendo", dijo Casanello, según difundió el Centro de Información Judicial (CIJ).

El juez aseguró que mientras tuvo en sus manos el caso buscó determinar si las sociedades Fleg Trading, radicada en Bahamas, y Kagemusha, establecida en Panamá -y en cuyo directorio Mauricio Macri figura como integrante-, "habían infringido algún tipo penal".

Y, al respecto, mencionó que la Unidad de Información Financiera (UIF), que depende del Ministerio de Economía argentino, determinó que ambas dejaron de funcionar entre 2006 y 2008.

En los "Panamá Papers" Mauricio Macri figuró como integrante del directorio de las dos sociedades junto con su padre, Franco, y sus hermanos Gianfranco y Mariano.

El jefe de Estado no incluyó esa participación empresarial en su declaración de bienes presentada, como indica la ley argentina.

La Justicia, por ese motivo, procura determinar ahora si el mandatario incurrió en el supuesto delito de "omisión maliciosa", una investigación que proseguirá abierta al igual que otra por una presunta deuda impositiva de ambas sociedades habían generado en perjuicio del Estado argentino.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario