MIAMI.- Cada vez que abren la llave, luego la cierran. Reiteradamente. Durante casi 60 años los cubanos hemos estado a merced de los Castro. Cuando notan que sacas demasiado la cabeza, te ahogan. Pero muchos no pierden nunca la esperanza de emprender y salir adelante. Y siguen confiando ingenuamente en que su negocio prospere. Incluso, por temporadas, creen lograrlo.

En enero de 2015 surgió la cooperativa no agropecuaria Scenius. Se promocionaban con el eslogan “Todo campeón tiene un coach”. Entonces su presidente y fundador, el ingeniero Luis Alberto Dueñas, comentaba a los medios: “Hay una demanda tan alta de servicios vinculados al control económico que para mí ni con 50 cooperativas como esta es posible cubrir siquiera La Habana”.

El Ministerio cubano de Finanzas y Precios, con fecha 4 de agosto de 2017, notificó a la Junta Directiva de la Cooperativa Scenius la Resolución No. 473, que dispone la revocación de constitución concedida a esta y aprueba su extinción por las reiteradas violaciones cometidas.

Con el ingeniero Luis Alberto Dueñas coincidí en la Vocacional Lenin, aquella escuela de la que el dictador Fidel Castro vivía orgulloso. Allí, según la propaganda revolucionaria, estudiábamos jóvenes talentosos que edificaríamos el futuro de Cuba y los cubanos. Dueñas, fundador de Scenius, lo ha intentado. Quiso mejorar su país y ayudar a sus compatriotas.

directiva scenius Cuba
Luis Alberto Dueñas (extrema derecha) junto a parte de la junta directiva de Scenius.
Luis Alberto Dueñas (extrema derecha) junto a parte de la junta directiva de Scenius.

Cuando se revisa el portal digital de Scenius se puede comprobar que prestaba variados servicios a nivel nacional: registros contables, contabilidad constructiva y reconstructiva, asesoramiento en materia de tributos, evaluación de estados financieros, elaboración de declaraciones de ingresos y gastos, y control de inventarios. Los directivos de la cooperativa pronosticaban asimismo que su mercado podía crecer a compañías extranjeras, a asociaciones económicas entre empresas nacionales y extranjeras, y a firmas extranjeras no radicadas en Cuba.

Sin embargo, de un plumazo Scenius ha sido exterminada. La resolución ministerial obliga a la cooperativa a comunicar a sus clientes en un período máximo de un mes el cese de los servicios, y comenzar el proceso de liquidación. Alfonso Larrea, director comercial de Scenius, en declaraciones a agencias de noticias ha precisado: "Se nos acusa de realizar servicios que no teníamos autorizados, y eso no es así. En el país hay disposiciones legales que avalan nuestro trabajo".

De acuerdo con cifras oficiales, actualmente en la isla hay más de 400 cooperativas no agropecuarias. La resolución del Ministerio cubano de Finanzas y Precios también advierte al equipo de Scenius, “esperamos que los directivos de la Cooperativa, que han estado difundiendo la información, actúen con responsabilidad y transparencia con sus miembros. Esta cooperativa no es la más importante en el país; existen otras de este tipo prestando servicios”.

En El Toque, medio digital independiente que publica desde Cuba, se asegura que con el cierre de la cooperativa Scenius quedarían sin empleo 326 socios, con sedes en La Habana, Matanzas y Camagüey.

El ingeniero Luis Alberto Dueñas, presidente y fundador de la cooperativa, ha rechazado las acusaciones del Ministerio de Finanzas y Precios. “Comenzaremos ahora un proceso de reclamaciones”, añadió.

Además algunos medios de prensa se han hecho eco de la carta de Alfonso Larrea, director comercial y socio fundador de Scenius. Larrea escribe: “No vamos a profundizar en la acusación, lo haremos más adelante y con detalles. Solo dejar establecido desde un inicio que los argumentos son FALSOS. Cooperativa no agropecuaria SCENIUS no ha violado ninguna norma jurídica, no ha realizado ningún servicio no autorizado. Mucho menos cometido delito alguno. No solo demostraremos esto, sino que además demostraremos la manipulación que se ha hecho en este caso y las reales razones que lo motivan”.

En la misma misiva, el director comercial de la cooperativa especifica que desde la fundación de Scenius han realizado más de 2.000 servicios y han ajustado una cartera de más de 150 clientes, de ellos el 90% son empresas estatales. “Hemos facturado por más de 2 millones 800 mil dólares, lo cual ha multiplicado 10 mil veces el capital inicial”.

Los directivos de Scenius no piensan tirar la toalla. Lo deja clarísimo en su carta Alfonso Larrea: “Se nos obliga a destruir con nuestras propias manos el resultado de nuestro trabajo, a destruir el sustento de 300 familias cubanas, se nos obliga a convertirnos en verdugos de nuestros sueños, se nos obliga a matar la fe de 300 cubanos cooperativistas, de cientos de cubanos familiares de los cooperativistas, de miles de cubanos que creyeron que el sueño era posible. De consumarse la injusta decisión, no solo morirá la cooperativa, morirá además en miles de cubanos la credibilidad. Esperamos justicia, esperamos responsabilidad política”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas