Siempre hay un resfrío o una gripe esperando a la vuelta de la esquina, por eso es bueno estar atentos y mantener las defensas altas para no caer. Por un lado, hacer actividades al aire libre y lavarse siempre bien las manos son una gran ayuda para el sistema inmunológico. Por otro, las defensas se pueden apuntalar desde la alimentación.

Todos lo sabemos: la vitamina C es crucial durante los meses del invierno. Para incorporarla se recomienda consumir al menos tres porciones de verdura y dos porciones de frutas al día.

Les damos una guía de los productos que más le pueden aportar para saberse bien protegido:

- BRÓCOLI: Es una verdura muy rica en vitaminas. Unos 100 gramos de brócoli crudo cubren la necesidad diaria de vitamina C de un adulto con unos 100 miligramos. Además, es buena fuente de algunas vitaminas B, hierro y otros minerales como el potasio, el calcio y el zink.

- MANDARINAS: Tanto la mandarina como el jugo de mandarinas aportan una buena cantidad de vitamina C. De hecho un vaso de 200 mililitros de zumo cubre la necesidad diaria. De todos modos, no es cuestión de tomar zumo todos los días. Es bueno alternar, por ejemplo, comiendo ají morrón y perejil, que también suministran un buen aporte.

- ENDIVIAS: Esta verdura brinda, además de la vitamina C, otros elementos fundamentales como la inulina, que ayuda a prevenir los males intestinales. También es rica en carotenos. Éstos, junto con la vitamina C y la E, son componentes antioxidantes que protegen al cuerpo de los radicales libres y, de ese modo, fortalecen el sistema inmunológico.

- AJO: Contiene toda una serie de sustancias bioactivas de relevancia. Es bueno para la sangre, el corazón y los vasos sanguíneos. El ajo aporta sobre todo alicina, que actúa contra los radicales libres y evita daños en las membranas celulares.

- MANZANAS: Contienen pectinas que integran un grupo de fibras solubles que dan sensación de saciedad y fomentan una buena digestión, entre otras cosas. Si uno cuida que su proceso digestivo sea bueno, está apuntalando al mismo tiempo sus defensas, por eso se las recomienda. Unos 100 gramos de manzana contienen 12 miligramos de vitamina C, además de potasio, fundamental para el metabolismo a nivel neurológico y muscular.

- ALMENDRAS: Ricas en grasas "buenas", vitaminas y minerales. También son una muy buena fuente de vitamina B2 y E. Esta última es buena a la hora de actuar contra los radicales libres. Unos 100 gramos de almendras contienen 26 miligramos de vitamina E. La B2, en cambio, es importante para prevenir enfermedades.

- OTRAS COSAS IMPORTANTES A TENER EN CUENTA: Los especialistas consultados dicen que sirve de poco ingereeir vitamina C y zink en forma de preparados adicionales a la alimentación. Según ellos, el efecto de ese tipo de preparados no está suficientemente probado por la ciencia. Tampoco recomiendan consumir mucha fruta que no sea de estación, porque cuanto más tiempo pasa la fruta estacionada, menor es su contenido vitamínico. Los productos que viene del extranjero suelen tener largos viajes en lo que pierden las propiedades más útiles para el organismo.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas